Gianluigi Buffon fue el héroe de una selección italiana que remontó los dos goles del uruguayo Edinson Cavani para alzarse con el triunfo en la tanda de penales y completar el podio de la Copa FIFA Confederaciones Brasil 2013.