Fútbol sin dopaje

Generic image of doping tests
© FIFA.com

En el deporte de hoy, no hay sitio para el dopaje. La FIFA lucha incesantemente para que esto sea así en el fútbol y lidera con su buen ejemplo el éxito futuro y su sostenibilidad en todo el mundo. Federaciones miembro y confederaciones son los colaboradores principales en esta lucha globalizada.

Desde 1966, la FIFA lleva a cabo con regularidad controles de dopaje para garantizar que todos los partidos de sus competiciones internacionales reflejen el potencial real de los contendientes. Por tanto, la FIFA fue uno de los primeros organismos deportivos internacionales que reconoció la existencia del problema y adoptó una serie de medidas para combatirlo.

La FIFA trabaja codo con codo con la Agencia Mundial Antidopaje (AMA) y con diversos organismos nacionales antidopaje. Esta cooperación, absolutamente necesaria, tiene por objeto proteger la salud de todos los deportistas y salvaguardar el espíritu de juego limpio de la competición; además, coordina los esfuerzos para desarrollar una estrategia de control de dopaje global y eficiente, para armonizar la aplicación de las reglas y para ofrecer la formación adecuada a todos los involucrados.

El estricto Reglamento Antidopaje de la FIFA conforma el marco regulatorio de los controles y las sanciones, y es de aplicación en todas las competiciones futbolísticas del mundo. El reglamento de la FIFA se ajusta al Código Mundial Antidopaje de la AMA, que es "el principal documento de armonización de las políticas, las normas y los reglamentos antidopaje de las entidades deportivas y las autoridades públicas de todo el mundo".

Uno de los principales pilares de la estrategia de lucha contra el dopaje de la FIFA es la prevención a través de la educación. Durante las fases finales de todos los torneos juveniles de la FIFA, se organizan sesiones informativas sobre dopaje en las que se anima a los futbolistas a pasar el test de conocimientos antidopaje de la FIFA.

En 2015, la FIFA publicó sus carteles con "11 reglas para la prevención del dopaje", con los que sensibilizar a jóvenes, formadores, médicos, entrenadores y padres sobre los peligros y las consecuencias del dopaje. La FIFA creó también una herramienta didáctica online y publicó el folleto informativo "Tarjeta roja al dopaje", que se repartió a todos los futbolistas participantes en competiciones de la FIFA para concienciarles sobre diversas cuestiones en materia de lucha contra el dopaje e informarles sobre el Reglamento Antidopaje de la FIFA y los procedimientos asociados.

Véase también

Di no al dopaje

Estrategia de control

La FIFA gestiona directamente los programas de lucha contra el dopaje en todas sus competiciones, por lo que los futbolistas que participen en sus competiciones podrían someterse a un control de dopaje en cualquier momento.

La FIFA toma muestras de sangre y de orina para detectar, entre otras sustancias, eritropoyetina (EPO) y hormona del crecimiento. Tanto en los controles previos a la competición como en los realizados durante el desarrollo de la misma, la FIFA no avisa nunca antes de proceder con el control de dopaje.

Para realizar los controles, la FIFA cuenta con una red mundial de médicos formados como oficiales de control de dopaje (OCD). Los nuevos OCD deben superar un intenso programa de formación; además, todos ellos son auditados de forma regular por la Unidad Antidopaje de la FIFA con el fin de garantizar el estricto cumplimiento y la uniformidad del procedimiento.

Los análisis de las muestras se realizan en laboratorios acreditados por la AMA. Aquí encontrarán más información sobre los controles de dopaje.

Véase también

Herramienta Educativa Antidoping de la FIFA

Los controles de dopaje en las confederaciones y en los diferentes países son llevados a cabo por las propias confederaciones, las federaciones miembro o las agencias nacionales antidopaje. La FIFA garantiza que la normativa antidopaje de federaciones y confederaciones se ajusta a su código; para ello, supervisa la gestión de los resultados en diferentes categorías futbolísticas, lo que incluye posibles apelación ante el Tribunal de Arbitraje Deportivo.

Además, la FIFA adopta las últimas recomendaciones e investigaciones y las incorpora a su procedimiento de control para fortalecer así su lucha contra el dopaje. El pasaporte biológico de los deportistas (PB), que incluye parámetros hematológicos y un perfil esteroideo en orina, se comenzó a utilizar en 2013, antes de la disputa de la Copa FIFA Copa FIFA Confederaciones de ese año. Las anomalías en el PB podrían interpretarse como indicios de abuso de sustancias que mejoran el rendimiento, tales como esteroides anabolizantes, hormonas o sangre manipulada.

Autorizaciones de uso terapéutico

Al padecer una enfermedad o afección, los deportistas deben tomar medicación.

Alguno de los componentes de esta medicación podría figurar en la lista de sustancias prohibidas, por lo que será necesaria una autorización de uso terapéutico (AUT) para que se le pueda administrar al deportista.

El código de la AMA permite al deportista y a su médico presentar la correspondiente solicitud de AUT para, en caso necesario, consumir sustancias o llevar a cabo métodos catalogados como prohibidos.

Encontrarán más información sobre las AUT, incluido el formulario de solicitud de la AUT y la política de la FIFA al respecto en la herramienta de formación antidopaje de la FIFA.

Estadísticas

Según las estadísticas de la AMA, el fútbol es el deporte con el número más alto de muestras recogidas, ya que anualmente se toma una media de 30 000 muestras. El número total de muestras tomadas y analizadas en el fútbol (según las estadísticas de la AMA) permite realizar el cálculo de la incidencia de muestras positivas. En total, el fútbol presenta un bajo índice de incidencia de muestras positivas, muy por debajo del 0.45% a lo largo de los años (0.42 % en 2011, 0.40 % en 2012, 0.29 % en 2013, 0.20 % en 2014, 0.24 % en 2015, 0.20 % en 2016).

En 2016, se realizaron en el fútbol 33 227 controles de dopaje en todo el mundo. Según las cifras registradas en la base de datos de dopaje de la FIFA, 78 muestras (0.24 %) dieron positivo. Puedes consultar más detalles aquí.

La FIFA gestiona directamente los programas antidopaje de todas sus competiciones y establece el reglamento antidopaje aplicable en las competiciones futbolísticas de todo el mundo. 

Las confederaciones, las federaciones miembro o los organismos estatales antidopaje gestionas los controles de dopaje en federaciones y confederaciones; por su parte, la FIFA supervisa la gestión de los resultados, incluidas las posibles reclamaciones ante el Tribunal de Arbitraje Deportivo.

A continuación, se presenta un informe sobre los controles de dopaje realizados por la propia FIFA de 2013 a 2017. Los controles se realizaron durante la competición (DC) o fuera de competición (FC).

Controles de dopaje realizados por la FIFA de 2013 a 2017*

Año 2013 2014 2015 2016 2017
Orina DC 96 328 716 520 873
Orina FC 366 803 96 74 180
Total muestras de orina 462 1131 812 594 1053
Sangre DC 30 261 32 24 121
Sangre FC 362 446 0 74 176
Total muestras de sangre 392 707 32 98 297
Total de muestras 854 1838 844 692 1350

* Datos a 31-12-2017

Enlaces de interés

Documentos relacionados

Notas recomendadas