Parada Cardiorrespiratoria

SCA_Poster_Download_Header_2100x1200_es
© FIFA.com

¿Qué es la parada cardiorrespiratoria?

La parada cardiorrespiratoria (PCR) es un fallo repentino del corazón, que deja de bombear sangre al cesar inesperadamente de latir. Por norma general, la PCR se produce sin previo aviso, es decir, en cualquier momento y en cualquier parte, y puede sufrirla cualquiera, aunque se esté en buen estado de forma.

A partir de la trágica muerte del futbolista profesional Marc Vivien Foé durante un partido de la Copa FIFA Confederaciones de 2003, la FIFA puso en marcha una serie de iniciativas con el fin de prevenir la PCR entre los futbolistas y sensibilizar al gran público. 

En 2006, la FIFA incluyó en el examen médico previo a la competición (PCMA, por sus siglas en inglés) la detección de anomalías cardiovasculares. La FIFA también ofrece formación en materia de PCR para árbitros, especialistas, jugadores y personal de la propia FIFA, y en sus torneos realiza siempre seminarios médicos. 

En 2016, la FIFA inauguró su Diploma en Medicina del Fútbol de la FIFA a través de una plataforma virtual gratuita, que ayuda a los expertos en medicina a aprender aún más, a conocerse entre ellos, investigar y, a fin de cuentas, a prevenir futuras lesiones. Dos de los módulos se ocupan de la PCR y de la reanimación cardiopulmonar (RCP). 

En 2018, la FIFA puso en marcha una campaña sobre la PCR, que incluye un póster didáctico, presentaciones y seminarios, aprovechando la popularidad del fútbol como medio para sensibilizar sobre este tema tan importante, y todo ello con el fin de salvar vidas tanto dentro como fuera de los terrenos de juego.

Causas de la parada cardiorrespiratoria

Las causas de la PCR son muchas, desde las malformaciones o anomalías musculares ventriculares congénitas hasta las infecciones víricas del tracto respiratorio superior, tales como la gripe, que inflaman los músculos del corazón de tres a cinco días, en los que el agotamiento por esfuerzos físicos es más manifiesto. 

Los medicamentos, los diferentes fármacos y los estimulantes pueden incrementar el riesgo de sufrir una PCR al hacer ejercicio. También es posible, aún muy poco habitual, que la PCR se produzca tras el golpe de un objeto, como un balonazo en el centro del pecho en un momento muy concreto y vulnerable del ciclo cardiaco.

Señales indicativas de la parada cardiorrespiratoria

  • Desplome sin contacto:

    • Si el jugador se desploma sin haber tenido contacto previo con otro jugador, con el balón o con un obstáculo, el hecho deberá interpretarse como si fuera una PCR mientras no se demuestre lo contrario. Los jugadores en el campo, el árbitro, los compañeros en el banquillo o los miembros del equipo médico situados junto al terreno de juego —presentes en todos los partidos— deben interpretar el desplome como tal.
  • Inconsciencia e insensibilidad

    • El futbolista no responde a ningún tipo de estímulo físico o verbal.
  • Respiración irregular o inexistente

    • El futbolista que esté sufriendo una PCR respirará de la forma habitual o algo más rápido durante 90 segundos, pero transcurrido ese lapso, la respiración se hace irregular, jadeante, hasta que al final se interrumpe definitivamente (apnea). No deberá malinterpretarse una respiración regular, ya que no significa necesariamente que no se está sufriendo una PCR.
  • Breve fase espasmódica o de movimientos mioclónicos

    • Estos movimientos, lentos e involuntarios, no deberán confundirse con espasmos, ya que podrían demorar el diagnóstico y la reanimación.

Primeros auxilios en caso de PCR

  • Si se desplomara un futbolista o un árbitro en el terreno de juego, incluso sin haber contacto previo con otra persona, con el balón o con un obstáculo, hay que acercarse inmediatamente, ya que el tiempo es un factor crucial en esta situación
  • Comprobar si el futbolista no responde
  • Recostar al futbolista boca arriba, teniendo siempre mucho cuidado con el cuello
  • Pedir ayuda: llamar al servicio de urgencias para que acuda cuanto antes si no hay nadie presente que pueda ayudar al futbolista
  • Debe haber un desfibrilador automático en todos los terrenos de juego, incluidos los campos de entrenamiento. Si no lo hubiera en la cercanía, solicite uno inmediatamente
  • Mientras una persona se encarga del desfibrilador (si lo hubiera) o de contactar con el servicio de urgencias, se debe empezar cuanto antes con los ejercicios de reanimación cardiopulmonar (RCP) con compresiones en el pecho. No detener las compresiones cardiacas hasta que sea estrictamente necesario, porque serán lo que mantenga con vida al paciente
  • Cuando llegue el desfibrilador, habrá que ponerlo en marcha y seguir las instrucciones que nos dé la grabación en el propio dispositivo: https://www.zoll.com/medical-products/automated-external-defibrillators/aed-plus/step-by-step-demo/
  • Recuerde avisar a los servicios de urgencias lo antes posible
  • Los servicios de urgencias pondrán en práctica técnicas de cardiología avanzada. En muchos torneos, en caso de producirse una PCR, el equipo médico a pie de campo se encargará de realizar todas estas acciones

Prevención de la PCR

  • Realizar de forma regular un PCMA de los futbolistas todos los años
  • Disponer de un plan de acción médica para todos los partidos o sesiones de entrenamiento conocido por los miembros de los servicios médicos y de urgencias
  • Conocer las técnicas de reanimación cardiopulmonar para actuar en el caso de que un futbolista sufra una PCR en el campo
  • Disponer de un desfibrilador en las cercanías del terreno de juego y saber su ubicación exacta.
  • Asistir a un curso de reanimación cardiopulmonar
  • Formación y entrenamiento: se recomienda que todos los futbolistas, oficiales, árbitros y personal asociado en los estadios de fútbol y campos de entrenamiento reciban formación básica en reanimación cardiopulmonar y en el uso del desfibrilador

El equipo médico deberá examinar minuciosamente a los jugadores cuando sufran el ataque de un virus o una infección y deberán adoptar las medidas oportunas.

Examen médico de los futbolistas y chequeos regulares

En 2006, la FIFA introdujo con carácter obligatorio los exámenes médicos previos a la competición (PCMA) que incluyen electrocardiogramas y, en caso necesario, ecocardiogramas, con el fin de detectar algún tipo de anomalía cardiaca, ya sea de hereditaria o adquirida. El PCMA exige igualmente la presentación por parte del futbolista del historial médico familiar y un examen físico y un electrocardiograma. 

El PCMA podría no detectar una serie de anomalías cardiacas graves, por lo que debería ser obligatorio en todos los partidos y entrenamientos de una competición oficial contar con personal debidamente formado para que actúe correctamente en caso de producirse una PCR, que sepa realizar los ejercicios de RCP y que se sepa utilizar el desfibrilador automático.

¿Qué es un plan de acción médica?

Todas las escuelas, los clubes y las asociaciones directamente relacionadas con el fútbol deberían estar preparadas para responder inmediatamente ante el desplome de un futbolista que pueda estar sufriendo una PCR. Todas estas instituciones deberían contar con un plan de acción médica por escrito en caso de PCR con el fin de que la respuesta dada sea eficaz y sistematizada. Este plan debería ensayarse al menos una vez al año. Entre los elementos esenciales del plan, hay que incluir el entrenamiento regular de los miembros del equipo y de sus responsables y deberá contemplar los siguientes aspectos:

  • reconocer la PCR;
  • saber cómo responder en el propio terreno de juego;
  • (reanimación) aplicación de la RCP y el desfibrilador;
  • petición de ayuda y contacto inmediato con los servicios de urgencia;
  • retirar del terreno de juego de forma segura y eficaz al futbolista afectado;
  • en todos los partidos, se deberá disponer de una ambulancia con personal capacitado y con el equipo médico necesario.

Información práctica

  • La respuesta rápida puede salvar vidas y las posibilidades de supervivencia se duplican o, incluso, se triplican si se actuara con celeridad sabiendo exactamente lo que hay que hacer en estos casos.
  • Durante los últimos diez años, falleció un futbolista al mes por PCR.
  • El uso del desfibrilador durante los 120 primeros segundos de una PCR puede incrementar la probabilidad de supervivencia hasta un 100 %.
  • La aplicación CPR11 es gratuita y ofrece instrucciones claras y precisas para actuar en caso de PCR, utilizar el desfibrilador y transportar al futbolista. Además, está disponible en varios idiomas.

Si desean más información al respecto, pueden consultar el módulo sobre la PCR en la web del Diploma en Medicina del Fútbol de la FIFA http://fifamedicinediploma.com/courses/sudden-cardiac-arrest/ o contacte con su federación miembro o el centro de salud más cercano.

Repaso para clubes y futbolistas

  • ¿Se han sometido todos los futbolistas al prescriptible examen médico?

  • ¿Conoce las técnicas de reanimación cardiopulmonar para actuar en el caso de PCR en el campo? RCP obligatoria / formación en el uso del desfibrilador

  • ¿Cuenta con un plan de acción médica?

  • El plan de acción, ¿define roles y responsabilidades con claridad?

  • ¿Ensaya el plan de acción médica al menos una vez al año?

  • ¿Incluye el plan de acción médica la retirada del futbolista afectado?

  • ¿Dispone de desfibrilador? En caso afirmativo, ¿dónde se encuentra? Deberá estar cerca del terreno de juego y ser fácil de localizar.

  • ¿Sabe cómo actuar en caso de PCR o cómo utilizar el desfibrilador? Responder correctamente en caso de urgencia solo se puede garantizar con la correspondiente formación.

  • ¿Cuenta con el personal y el equipo adecuados?

Enlaces útiles

Módulo sobre RCP en el Diploma en Medicina del Fútbol de la FIFA

Módulo sobre parada cardiorrespiratoria en el Diploma en Medicina del Fútbol de la FIFA 

https://www.zoll.com/medical-products/automated-external-defibrillators/aed-plus/step-by-step-demo/

Aplicación CPR11 

Las recomendaciones presentadas en este documento únicamente se pondrán en práctica en los torneos de la FIFA y no pretenden constituir en modo alguno un estándar de atención médica. Esas recomendaciones no pretenden sustituir la valoración profesional del personal médico y deberán interpretarse en función de las necesidades individuales del paciente y los hechos ocurridos y circunstancias dadas.

All related documents