Noviembre de 2009 pasará a la historia como el gran mes del fútbol playa en Dubai. Tras concluir hace poco la Copa Mundial de Beach Soccer de la FIFA con una nueva victoria de Brasil, llegó el momento de pensar en la progresión a largo plazo de este deporte. ¿Cuál será el impacto del campeonato en la región? ¿En qué se traducirá el entusiasmo que ha suscitado la disciplina?

Como es lógico, la FIFA siempre tiene muy presentes esas apuestas de futuro. Así, mientras las 16 selecciones se enfrentaban en la playa de Jumeirah, el departamento técnico de la FIFA organizaba dos cursillos de formación.

El primero, del 7 al 9 de noviembre, reunió a 25 especialistas del fútbol playa con motivo de un seminario. Algunos de sus invitados son actualmente instructores de la FIFA; otros tal vez llegarán a serlo, o bien habrán sacado partido de la ocasión para desarrollar sus propias capacidades. En el programa figuraba la presentación del nuevo material didáctico que ha elaborado el departamento técnico de la FIFA. Sus herramientas, por cierto (un manual más un DVD), causaron furor. Entre los participantes de 17 nacionalidades diferentes, más de la mitad estaban directamente implicados en el campeonato venidero: Madjer (jugador de la selección portuguesa), Amarelle (jugador de España), Angelo Schirinzi (entrenador-jugador de los futuros subcampeones mundiales de Suiza), Marcelo Mendes (seleccionador de Emiratos Árabes Unidos), Nikolai Pisarev (entrenador de Rusia) o Joaquín Alonso (seleccionador español). Una muestra de que las clases de fútbol playa de la FIFA estaban en buenas manos.

Amarelle y Madjer valoraron magníficamente el manual. “Es una herramienta fantástica para los entrenadores, ya que, además de la descripción teórica de una jugada, nos ofrece algunos ejemplos para facilitar la comprensión y la asimilación”, declaró el español. Un punto de vista que respaldó el goleador portugués: “Este manual es muy completo. Es una herramienta excelente para los que están empezando, pero también para los entrenadores más expertos”.

Los instructores, asimismo, pudieron intercambiar impresiones sobre las experiencias y lecciones acumuladas mientras desempeñaban su cometido en 2009, y propusieron posibles nuevos formadores.

Al coincidir el seminario con la fase de clasificación asiática para Dubai 2009, los participantes pudieron abordar el análisis de partidos con el objetivo de perfeccionar los métodos de entrenamiento, en función de las evoluciones recientes del juego al máximo nivel.

Por último, los representantes de la FIFA informaron a los participantes de la puesta en marcha de un programa de fútbol playa lleno de iniciativas (cursos, torneos, ayuda a la organización), que afecta a los países que gocen de auténticas posibilidades para el avance de la disciplina, así como una asociación nacional que ya se muestre dinámica en este campo. Una manera de reafirmar un poco más la filosofía de desarrollo de la FIFA: "If you do, FIFA does" ('Si tú lo consigues, la FIFA también').

Además de estas actividades centradas en el plano técnico, la FIFA organizó la visita de Gabino Renales, director de Marketing de FIFA Beach Soccer S.L. La inclusión de elementos de marketing en la formación de los instructores de fútbol playa es esencial. Al ser la disciplina relativamente joven y, en numerosos países, estar todavía muy poco desarrollada, es importante que sus representantes técnicos puedan igualmente promocionarla ante las empresas asociadas e, incluso, ante los dirigentes del fútbol nacional.

Dubai también fue el escenario de una aplicación concreta del citado seminario, ya que dos de los instructores de la FIFA impartieron un curso a 22 entrenadores locales (del 13 al 18 noviembre). Dicho cursillo, dirigido por el alemán Eduard Löwen y el sudafricano Mark Williams, se centró en los aspectos técnicos y tácticos del fútbol playa, así como en la preparación física específica de la disciplina.

Los participantes, todos ellos debutantes en la materia, también aprendieron muchísimas cosas sobre arbitraje, la organización de competiciones, la estrategia de desarrollo del fútbol playa a cargo de la asociación emiratí, etc. Además, se prestaron al análisis de partidos, esta vez durante la Copa Mundial de Beach Soccer de la FIFA. Marcelo Mendes y Ross Ongaro, miembro del Grupo de Estudios Técnicos (GET) de la competición, también hicieron acto de presencia para presentar su trabajo a los participantes.

Con todas estas actividades, unidas a la formación de los entrenadores locales, no cabe duda de que al fútbol playa le aguarda un brillante futuro sobre la arena de Emiratos Árabes Unidos y en el conjunto de la región. A partir del primer semestre de 2010, la FIFA organizará, entre otros, un nuevo seminario regional en Arabia Saudí.