Medicina

El "11 para la Salud" triunfa en África

(FIFA.com)
11 For Health in Ghana, Tanzania and Zambia
© FIFA.com

El empeño de la FIFA por divulgar el mensaje positivo de su programa "11 para la Salud" ha cubierto otra etapa este mes, en el que Ghana, Tanzania y Zambia han dado la bienvenida a una delegación de alto rango del Departamento Médico de la FIFA. La delegación, dirigida por el profesor Jiri Dvorak, Jefe Médico de la FIFA y Presidente del Centro de Evaluación e Investigación Médica (F-MARC), y por el profesor Colin Fuller, encargado de implementar el programa, ha disfrutado de una acogida sumamente entusiasta en los tres grandes países visitados.

El programa "11 para la Salud", que utiliza el fútbol para mejorar los conocimientos, las actitudes y los comportamientos de los niños hacia las cuestiones básicas para una vida sana, ha sido un éxito resonante durante los dos últimos años en naciones africanas más pequeñas, como Botsuana, Mauricio, Namibia y Malaui. De ahí que la FIFA estuviera ansiosa por extender su utilidad a mayor escala.

Como el profesor Dvorak explicó: "Las experiencias del último par de años han sido muy fructíferas, pero el desafío al que se enfrenta ahora la FIFA es aplicar el mismo concepto en países mucho más poblados y en regiones más vastas. Este viaje constituye un primer paso para que el personal médico de la FIFA conozca personalmente a los representantes gubernamentales de los ministerios de salud, educación y deportes, así como por supuesto a los presidentes y secretarios generales de las respectivas asociaciones nacionales".

El objetivo de Dvorak y de la FIFA es que entre 150.000 y 200.000 niños de 11 años se beneficien del programa "11 para la Salud" en cada país cada año. Desde cualquier punto de vista es una meta ambiciosa, que requiere una estrechísima colaboración con los departamentos gubernamentales correspondientes. Aun con todo, el proyecto ha recibido una respuesta abrumadoramente positiva por parte de los ministros y los representantes de las asociaciones nacionales implicados.

Reacciones de los agentes sociales
El viceministro de deportes de Ghana, Nii Nortey Dua, es uno de los más convencidos. "El programa está basado en el fútbol, que es una pasión aquí. Se ven niños jugando al fútbol por todas partes, en todos los rincones, por pequeños que sean. De modo que aprovechar la devoción por el fútbol para mejorar los conocimientos acerca de la salud de los niños caerá bien, estoy seguro. Por ese motivo, mi ministerio de deportes y salud recibirá con los brazos abiertos este programa y le brindará su máximo apoyo", prometió.

El ministro de educación de Zambia, John Phiri, también alabó la idea de servirse del deporte más popular de su país para llamar la atención de los jóvenes sobre un asunto en el que les va la vida. "Cuando los niños zambianos ven un balón de fútbol, se emocionan", señaló. "Así que cuando se lance este programa, me figuro que muchos de los niños que normalmente se aburren en la escuela se pondrán muy contentos al ver algo como esto, que les permite ejercitar sus cuerpos y sus mentes. Porque el fútbol es capaz de aportar alegría real a sus vidas".

Dado el respaldo universal suscitado por los objetivos y los métodos del programa, la tarea actual de los distintos protagonistas consiste en aunar esfuerzos al efecto de que arribe a buen puerto. Esa necesidad no pasó desapercibida para el ministro de deportes de Tanzania, Emmanuel Nchimbi, que hizo hincapié en el requisito de que todos los participantes colaboren estrechamente. "Si queremos que este programa tenga éxito, necesitamos que todos colaboren, a fin de que los distintos sectores den su consentimiento y entiendan lo que queremos conseguir. Es esencial que contribuyamos todos, es decir, el Gobierno a través de sus ministros de salud, educación y deportes, y la Asociación Tanzana de Fútbol, con cuyos representantes ya estamos trabajando codo con codo".  

La última palabra la dijo el profesor Dvorak, que reveló su satisfacción ante el progreso realizado hasta la fecha, sin dejar de subrayar la labor que falta por hacer en la diseminación de los beneficios del "11 para la Salud" tan extensamente como sea posible. "Desde luego que es apasionante empezar un proyecto de estas características en países tan grandes, y encima recibir un apoyo tan tremendo por parte de los receptores. Sabemos que los niños de estos países sienten una enorme pasión por el fútbol y también sabemos que hay una enorme necesidad de aumentar los conocimientos de la población acerca de las cuestiones relacionadas con la salud", manifestó.

"El siguiente paso para la FIFA consiste en iniciar un proyecto piloto para 2012 que abarque 11 escuelas públicas en cada una de estas naciones, con objeto de comprobar la viabilidad del programa, monitorizar los resultados y, si éstos son favorables para todos los implicados, emprender la instrumentación a escala nacional en 2013. Los costes no serán altos y se trata de un programa en el que todos los participantes sólo pueden ganar, sobre todo los de la próxima generación", concluyó Dvorak.

*Puede encontrarse más información sobre el programa "11 para la Salud" y sobre la labor general del Departamento de Desarrollo de la FIFA siguiendo los enlaces de la derecha. *

Notas recomendadas