Desarrollo

Tahití, el futuro después de la gloria

(FIFA.com)
Eddy Etaeta head coach of Tahiti stands with his team
© Getty Images

Tras su paso por la Copa FIFA Confederaciones, Tahití regresó a casa con algunas lecciones aprendidas y un par de proyectos en mente.

"La Copa Confederaciones fue una experiencia clave que nos permitió comprender mejor la brecha que existe entre el fútbol amateur y el fútbol internacional de élite", explicó el técnico Eddy Etaeta. "Para hacerlo mejor en la escena internacional, necesitaremos más profesionales en nuestro equipo. Ese es nuestro principal objetivo para el futuro".

Pese a que sus tres partidos se contaron por derrotas, con 24 goles en contra y solo uno a favor, Etaeta está convencido de que la cita de Brasil 2013 ha sido muy beneficiosa para sus hombres. "Creo que el aceptable nivel de juego, el respeto y el orgullo que mostraron mis jugadores fueron la nota dominante de nuestra participación en la Copa Confederaciones. La experiencia nos hizo darnos cuenta de las grandes expectativas y los contrastes que se dan en el fútbol internacional de élite. Con todo, Tahití contribuyó a la Copa Confederaciones con un espíritu humano y deportivo muy por encima del ámbito del deporte profesional".

Como exalumno de los cursos para entrenadores organizados por la Asociación Tahitiana de Fútbol (ATF) en cooperación con la FIFA, Etaeta opina que los programas de desarrollo bien ejecutados desempeñarán un papel muy destacado en el futuro del fútbol tahitiano.

"La participación en la Copa Confederaciones fue, en gran medida, el resultado de los proyectos de desarrollo llevados a cabo en Tahití", confirmó. "Teníamos una de las plantillas más jóvenes del certamen, con una media de 26 años, y algunos de sus integrantes, como Rainui Aroita y Yoann Tihoni, tuvieron la suerte de entrenar en nuestra Academia para el Desarrollo de Jugadores de Élite. Tenemos que seguir fomentando el desarrollo de jóvenes talentos para poder exportarlos a clubes profesionales".

Desde 2002, la FIFA ha aprobado la puesta en marcha de cinco proyectos Goal en Tahití, con una inversión total de aproximadamente 3,5 millones de dólares. Además de la ya mencionada Academia (Goal 5), de la que se han beneficiado alrededor de 120 futbolistas desde 2010, los fondos se han utilizado para la construcción de un centro técnico (Goal 2, 3 y 4) y un terreno de juego (Goal 1).

En algo más de dos meses, del 18 al 28 de septiembre, se celebrará en Papeete la Copa Mundial de Beach Soccer de la FIFA 2013, lo que sin duda dará un nuevo impulso al fútbol tahitiano.

En palabras del propio Etaeta: "Estoy seguro de que la organización de la Copa Mundial de Beach Soccer tendrá en general un efecto positivo en la economía, el turismo y el deporte de nuestro país. Por otra parte, a lo largo de los próximos meses van a tener lugar diversas actividades, como seminarios para entrenadores y árbitros, además de cursos de fútbol en escuelas, lo que multiplicará los beneficios del certamen".

Según cifras de la ATF, 146 clubes de toda la Polinesia Francesa, que cuenta con más de 11.200 jugadores y jugadoras federados, participan regularmente en actividades relacionadas con el fútbol. Durante la temporada 2012/2013, 11 entidades compitieron en la máxima categoría del campeonato de Tahití, la mayoría de ellas afincadas en Papeete. La división de plata la conforman ocho equipos. El AS Dragon representó a Tahití en la Liga de Campeones de la OFC 2013.

Notas recomendadas

Copa FIFA Confederaciones

La gran experiencia de Tahití

05 jul. 2013