Desarrollo

Martínez: "Es importante que colaboremos para seguir desarrollando el fútbol"

(FIFA.com)
FIFA Technical Experts' Workshop
© FIFA.com
  • Finaliza en Doha el taller de la FIFA para directivos técnicos
  • En el foco, el intercambio de experiencias y la definición de objetivos comunes
  • "La FIFA quiere coordinar las actividades entre confederaciones"

Los pescadores de Doha faenan en el puerto a bordo de sus botes de madera. Tienen la mirada puesta en sus aguas azul turquesa y en la ciudad de tradiciones centenarias y monumentos ultra modernos que se yergue ante ellos.

Al mismo tiempo, en un hotel muy cercano, un grupo de expertos en fútbol intercambia opiniones y debate intensamente. El encuentro llama la atención del resto de huéspedes, puesto que todos los participantes en este seminario lucen chándal azul y blanco.

Estos 75 expertos de la FIFA, procedentes de 45 países distintos, se han dado cita esta semana en Qatar con motivo del taller de la FIFA para directivos técnicos.

Eso sí, todos tienen muchas más cosas en común, aparte del atuendo y el logotipo en el pecho: su dedicación y su pasión por el fútbol, las mismas que transmiten en sus respectivas federaciones y confederaciones.

"Somos los encargados de poner en práctica la filosofía de la FIFA. Por eso ha sido tan importante para nosotros recibir información sobre las iniciativas y metas actuales", resume la mexicana Vanessa Martínez, formadora de entrenadores.

Junto con sus compañeras y compañeros del curso, ella también ha visto cómo son los nuevos programas de la FIFA, como el de la promoción de las competencias técnicas.

"Ha sido un gran paso hacia adelante. Es importante que colaboremos para seguir desarrollando el fútbol", comentó sobre la evolución del deporte rey.

Además de en el fútbol femenino y en la formación de entrenadores, el foco del taller estuvo en el fútbol base y juvenil, en los consejeros técnicos y en los directores técnicos de las distintas federaciones y confederaciones. En su visita, Zvonimir Boban —secretario general adjunto de la FIFA—, se refirió además a la experiencia del videoarbitraje (VAR) y escuchó muy atentamente las preguntas y opiniones de los participantes.

"Para la FIFA es esencial reunir a estos expertos en fútbol en un lugar determinado, porque así podemos debatir, intercambiar ideas y aprender de ellos. Todos compartimos una gran pasión, que no es otra que el fútbol. Solamente si aprovechamos nuestras sinergias conseguiremos lo mejor para este deporte", manifestó.

El taller, el primero de este tipo en cinco años, reunió a expertos cuyos conocimientos y compromiso con el fútbol impresionan. El exdefensor Hannu Tihinen, por ejemplo, jugó más de 400 partidos entre Bélgica, Inglaterra y Suiza, además de sumar 70 internacionalidades con Finlandia. Cuando colgó las botas, decidió seguir ligado al fútbol y pasó a ser director técnico de la federación finlandesa.

"Además del intercambio de ideas, el grupo de directores técnicos ha debatido cómo podemos comunicar informaciones útiles a los responsables técnicos de cada federación para que éstas les lleguen mejor y ellos vean reforzado su papel. Me alegro mucho de que la FIFA lleve años preocupándose de verdad por la formación, porque es la base de todo", señaló.

El grupo de directores técnicos congregados en Doha sumaba más de 150 años de experiencia en el mundo del fútbol. Este amor por el deporte rey es el que lleva a los protagonistas a desear su mejora y su crecimiento día tras día.

Al mismo tiempo, la FIFA recibe con los brazos abiertos su contribución y aprovecha su pericia para seguir progresando. En el marco de la estrategia "FIFA 2.0" del presidente Gianni Infantino, el organismo rector del fútbol mundial apuesta por la entrega de estos embajadores, porque ellos entienden las distintas necesidades de cada federación miembro y las valoran, caso por caso, como es debido.

Después de todo, las federaciones miembro cuyas selecciones se enfrentan habitualmente en el terreno de juego luchan por un objetivo común: conseguir lo mejor para el fútbol a nivel mundial. Y ese es también el objetivo del taller, que fue recibido con emoción y agradecimiento por todos los participantes. Ellos, a su vez, lo llenaron de vida.

"La FIFA quiere coordinar las actividades entre confederaciones. Es un gran paso hacia adelante y nos será de mucha utilidad en el futuro. Estoy encantado de ser parte de un movimiento como éste y de poder contribuir en estos debates", declaró Andy Roxburgh, director técnico de la Confederación Asiática de Fútbol (AFC).

Durante estos siete días, el corazón de todos los participantes ha latido al ritmo del fútbol. Y, aunque vuelvan a cambiar el chándal azul y blanco por su ropa de calle, sus propósitos y deseos de integración, diversidad y colaboración permanecen intactos.

Para Steven Martens, director de la Subdivisión Técnica de la FIFA, el balance es positivo: "El objetivo era lograr un entendimiento conjunto de nuestros objetivos y concentrar todas las actividades. Los participantes han interactuado mucho. Y es así exactamente como queremos organizar nuestros cursos y nuestro asesoramiento. Queremos que las federaciones y las confederaciones sean parte del proceso, de manera que nuestro programa para la promoción de competencias técnicas, elaborado conjuntamente, perdure en el tiempo".

Notas recomendadas