“La fuerza del fútbol no tiene límites. Estando todos unidos, debemos aprovechar esta oportunidad para solucionar más problemas y ayudar a que la gente se sienta integrada”, afirma Samuel Eto’o, Leyenda de la FIFA. El exjugador asistió recientemente a una sesión de entrenamiento con un grupo de jóvenes refugiados que pertenecen a un programa respaldado por la Fundación FIFA en Camerún, su país natal.