Clasificación Mundial FIFA/Coca-Cola

Clasificación Mundial FIFA/Coca-Cola

Clasificación Mundial Femenina

Italia, recompensa al trabajo bien hecho

Ilaria Mauro of Italy Women celebrates after scoring against Chile
© Getty Images

Ironías de la historia, Italia formalizó su regreso a la Copa Mundial Femenina de la FIFA tras casi dos décadas de ausencia poco después de que la selección masculina naufragara en su intento de clasificarse para la Copa Mundial de la FIFA Rusia 2018. Y si el fracaso de los Azzurri se consideró en el país como la consecuencia de un cúmulo de errores, el éxito de sus homólogas femeninas es, del mismo modo, el resultado de largos años de trabajo y esfuerzo.

A la participación en Francia 2019 hay que añadir una progresión en la Clasificación Mundial Femenina FIFA/Coca-Cola, con su puesto 15º en la última edición, publicada en marzo de 2019. "Esta clasificación supuso un desquite para nosotras y, sobre todo, para Italia, en un momento en que la gente estaba muy decepcionada con el fútbol. Los medios de comunicación lo publicaron a lo grande, especialmente porque se produjo solo siete meses después de que los Azzurri no lograran clasificarse para el Mundial de 2018", contó a FIFA.com Barbara Bonansea.

Italia en el escalafón mundial:

  • Posición actual: 15 (marzo de 2019)
  • Mejor clasificación histórica: 10 (julio de 2003)
  • Peor clasificación histórica: 19 (marzo de 2017)

Clasificación y ambición

Su posición actual no permite a las Azzurre figurar entre las 10 mejores del mundo, como sucedió en 2003, pero el nivel actual de la selección, y del fútbol femenino nacional en general, parece a años luz del de comienzos de los años 2000. La prueba es que, a pesar de su brillante puesto de entonces en la jerarquía mundial, las italianas no lograron el pase para la cita mundial en 2003.

Quince años más tarde se metieron el billete en el bolsillo con una facilidad pasmosa: siete victorias en sus siete primeros partidos de las eliminatorias, en un grupo en el que también estaban encuadradas Bélgica y Portugal, dos países donde la disciplina está en pleno desarrollo. "No nos basta simplemente con la clasificación", advierte la defensa Alia Guagni. "Queremos que todo el mundo sepa quiénes somos y demostrar nuestra valía. Y realmente esperamos llegar bastante lejos".

La jugadora del Fiorentina alberga grandes ambiciones y con razón. Solo hay que ver los resultados más recientes de la Nazionale desde que confirmó su participación en Francia 2019. Después de una derrota en Bélgica (1-2) en el último partido del grupo sin nada ya en juego, las italianas disputaron diez encuentros con una honrosa derrota en amistoso frente a Alemania (2-5) y otra contra la RDP de Corea en la tanda penal de la final de la prestigiosa Copa de Chipre. En cuanto al resto, el balance es positivo con triunfos, entre otras, ante Suecia (1-0), Chile (2-1) y Tailandia (4-1), todas ellas clasificadas para Francia 2019.

Motivos de sobra para suscitar el entusiasmo de la afición, que solo tendrá que cruzar los Alpes para animar a su equipo y confirmar su progresión en la escena mundial. "Los aficionados que nos siguen son muy importantes, porque nos dan una fuerza y una energía adicional cuando tenemos que hacer frente a momentos difíciles sobre el césped, el empujoncito que necesitamos. Son un factor clave", asevera Guagni.

Salto cualitativo

"Nuestro deporte se desarrolla rápidamente y el apoyo de nuestros hinchas es una baza suplementaria", nos confirma la mediocampista Alice Parisi. "Ver cómo nos siguen cada vez más aficionados es muy importante".

Las dos jugadoras de la Viola saben bien de qué hablan, dado que estaban sobre la cancha del Juventus Stadium el pasado 23 de mazo para medirse al conjunto local en el duelo en la cumbre de la Serie A ante 39.000 espectadores, todo un récord de asistencia. Este entusiasmo, surgido de la reciente inversión en la disciplina de los grandes clubes profesionales, como la Juve, el AS Roma, el AC Milan y el Inter de Milán, ha ayudado al fútbol italiano a crecer y a alcanzar progresivamente a sus competidores europeos.

"Es muy importante que haya clubes profesionales, eso nos permite entrenarnos todos los días, cuando antes no ocurría", contaba recientemente la delantera del AC Milan Valentina Giacinti. "Ahora tenemos a nuestra disposición fisioterapeutas, médicos o campos de entrenamiento, y podemos entrenarnos por las mañanas en lugar de por las tardes, lo que ayuda a la recuperación. Yo creo que esto ha contribuido al salto cualitativo que se ha dado en Italia".

Tras la clasificación para Francia 2019 y la progresión en la clasificación mundial, un buen rendimiento en la competición mundial constituye el siguiente paso natural en el desarrollo del fútbol femenino italiano.

Explora este tema

Notas recomendadas

Beth Mead and Alex Greenwood of England celebrate victory after the 2019 SheBelieves Cup match between England and Japan.

Clasificación Mundial Femenina FIFA/Coca-Cola

Inglaterra y Japón avanzan posiciones

29 mar. 2019

Barbara Bonansea celebrates scoring for Italy

Copa Mundial Femenina

Bonansea, experta en faltas... y economía

04 feb. 2019