Clasificación Mundial FIFA/Coca-Cola

Clasificación Mundial FIFA/Coca-Cola

Clasificación Mundial Femenina FIFA/Coca-Cola

La gran campanada de Fiyi y su reflejo en el Ranking

Fiji celebrate their OFC Nations Cup silver medals 
© Others
  • Fiyi corona nuevas metas al quedarse a las puertas de Francia 2019
  • Registra un notable ascenso en la Clasificación Mundial Femenina
  • Este año tendrá la ocasión de brillar de nuevo en los Juegos del Pacífico

Hace apenas doce meses, la selección femenina fiyiana acumulaba varios años de inactividad. Ahora, como consecuencia de las iniciativas de desarrollo futbolístico llevadas a cabo de forma coordinada en el país, ha alcanzado su posición más alta en la Clasificación Mundial Femenina FIFA/Coca-Cola en una década.

El combinado masculino de Fiyi fue un auténtico pionero del fútbol en el Pacífico, pero el femenino le andaba a la zaga en muchos aspectos. Hasta el año pasado, únicamente había competido en dos Campeonatos Femeninos de la OFC, un torneo cuya edición inaugural se disputó en 1983. Y su campaña más reciente de los Juegos del Pacífico, en 2015, en el que participaron siete naciones, se saldó con un modesto sexto puesto.

Así pues, pocos hubiesen apostado por Fiyi en el mes de agosto, cuando afrontaba la fase preliminar del torneo de la OFC, a su vez clasificatorio para la Copa Mundial Femenina de la FIFA 2019™. Pero las melanesias desbarataron todos los pronósticos aupándose a la final continental, y lo hicieron a lo grande.

Nuevos hitos

Fiyi aprovechó al máximo la oportunidad, poco habitual, que supuso jugar ante su público en Lautoka, y comenzó con muy buen pie, al imponerse por un contundente 5-1 en la jornada inaugural a su vecina Vanuatu. A continuación empató a cero en un reñido duelo ante las Islas Salomón, lo que dejó todo abierto para su siguiente compromiso, en el que estaba en juego una sola plaza clasificatoria para el Campeonato Femenino de la OFC.

Y las fiyianas cumplieron, al cosechar un trabajado 2-0 sobre Samoa Estadounidense, un rival que contaba con varias jugadoras que compiten en Estados Unidos. Aun así, lo mejor todavía estaba por llegar.

Tres meses más tarde, las discípulas de Marika Rodu continuaron en la misma línea, y sorprendieron a propios y extraños al registrar sólidos triunfos en su liguilla de la fase final sobre las Islas Cook y Tonga, que les abrieron las puertas de las semifinales, donde protagonizaron el que posiblemente haya sido el logro más significativo de los 35 años de historia de la selección.

Su adversario era nada menos que Papúa Nueva Guinea, sempiterna campeona de los Juegos del Pacífico y que lleva mucho tiempo siendo el principal oponente de Nueva Zelanda en la pugna por la hegemonía en la zona oceánica. Sin embargo, Fiyi dio la campanada al ganar por 5-1 un partido que había empezado perdiendo, un resultado que infundió nuevos ánimos al equipo.

Sentar las bases de progresos futuros

El sueño tuvo un brusco despertar en la final, ya que sufrió una goleada ante Nueva Zelanda, que fue quien obtuvo pues el pase a Francia 2019 y al Torneo Olímpico de Fútbol Femenino 2020. No obstante, el cuadro melanesio ya había hecho historia, al convertirse en el único miembro actual de la OFC distinto de Nueva Zelanda y Papúa Nueva Guinea que disputaba la final del torneo, en su 11ª edición.

“No contábamos con llegar hasta aquí después de superar la fase clasificatoria”, confesó Rodu al término del Campeonato Femenino. “Tenemos una estructura bastante verde, pero ver a estas muchachas reivindicarse en la región es algo asombroso. Lo que yo esperaba es que nuestro trabajo se tradujese en buenos resultados en los Juegos del Pacífico [de 2019]”.

Y las principales figuras de Fiyi tuvieron un merecido reconocimiento en el Campeonato Femenino de la OFC, celebrado en Nueva Caledonia, especialmente Adi Tuwai, elegida mejor guardameta del torneo.

La joven Trina Davis, una delantera velocísima, fue la gran revelación y máxima goleadora global de las dos fases que tuvo la prueba. Luisa Tamanitoakula firmó otras seis dianas en el Campeonato Femenino, una cifra que únicamente superaron la neozelandesa Sarah Gregorius y la papú Meagen Gunemba, mientras que Cema Nasau también tuvo una aportación destacada en el ataque.

“El fútbol de Fiyi aún está en pañales, y creemos que no podemos más que mejorarlo”, apuntó Rodu. “Todavía estamos dando los primeros pasos, y confío en que progresemos gracias a este resultado que llevamos a casa, eso debería motivar a la gente para esforzarse más aún”.

De este modo, el mejor registro histórico de Fiyi en el Ranking FIFA —el puesto 69— parece ahora perfectamente alcanzable.

Explora este tema

Notas recomendadas