FIFA eWorld Cup 2020™

FIFA eWorld Cup 2020™

#WeLiveFootball

La extraordinaria historia de Niklas Luginsland

Professional competitive FIFA player Niklas Luginsland
  • Juega al FIFA pese a sufrir la enfermedad de los huesos de cristal
  • Es miembro del equipo de deportes electrónicos del VfB Stuttgart desde 2018
  • Esta es la extraordinaria historia de Niklas Luginsland

La accesibilidad que proporcionan los deportes electrónicos es superior a la de muchas otras disciplinas deportivas, y permite a las personas trasladar al terreno de juego virtual su amor por el fútbol, así como participar en un entorno competitivo.

Niklas Luginsland es un precursor en el circuito del FIFA. A sus 24 años, representa al VfB Stuttgart en las canchas virtuales, y su caso es único en el FIFA: el alemán va en silla de ruedas desde pequeño, ya que padece una enfermedad rara llamada osteogénesis imperfecta, también conocida como la enfermedad de los huesos de cristal.

Su carácter optimista hace de él un miembro indispensable del equipo de deportes electrónicos del Stuttgart, y su fortaleza mental lo convierte en un ejemplo para muchas personas. Al fin y al cabo, los deportes electrónicos han permitido a Niklas Luginsland hacer realidad su sueño de representar al equipo de sus amores. Es socio del club desde hace casi 15 años, y actualmente representa a los suabos en el terreno de juego virtual junto con otros cuatro compañeros. El equipo acabó en 11ª posición en la Bundesliga Virtual de este año, que concluyó en febrero de 2020.

Luginsland juega en el Stuttgart desde 2018, y el pasado mes de julio se convirtió en el primer alumno del máster del VfB, que oferta la propia academia del VfB Stuttgart. Allí estudia un grado en Liderazgo y gestión deportiva.

Pero Niklas Luginsland sirve de inspiración más allá de su entorno más cercano por su alegría y su particular forma de ver la vida. De hecho, tiene casi 13.000 seguidores en Instagram, donde comparte su vida como jugador del FIFA y miembro de la familia del Stuttgart.

Notas recomendadas