Argentina hizo valer su favoritismo, le ganó a Australia con claridad por 7-1 y se clasificó a los octavos de final de la Copa Mundial de Futsal de la FIFA Tailandia 2012 como escolta de Italia en el Grupo D. Los australianos, por su parte, vuelven a casa. El partido se jugó el jueves 8 de noviembre en el Estadio Nimibutr de Bangkok.

Como era de esperar, la Albiceleste llevó las riendas del juego desde el comienzo. Su plan se vio beneficiado al minuto cuando Cristian Borruto presionó la salida rival con tanta suerte que el despeje del arquero le pegó en un pie y terminó en el fondo del arco (0-1, 1’).

Australia defendió efectivamente el ataque posicional argentino, y hasta encontró la igualdad parcial en un contrataque bien manejado y mejor definido por Tobias Seeto (1-1, 7’). Sin embargo, una buena combinación entre Leandro Cuzzolino y Borruto terminó en gol del primero, y los sudamericanos jamás volvieron a mirar para atrás (1-2, 7’).

Matías Lucuix estiró la ventaja antes del descanso con una bonita acción personal (1-3, 15’), aunque luego debió irse lesionado al inicio del complemento. Su salida en camilla conmocionó a sus compañeros, aunque en la jugada siguiente Alamiro Vaporaki transformó una contra en el cuarto tanto (1-4, 22’).

Los posteriores goles de Hernán Garcías, Martín Amas y Borruto no hicieron más que decorar el resultado final, que pone a Argentina en la próxima ronda a la espera del ganador del Grupo E el próximo lunes 12.

Las frarses
“El análisis es simple: nos ganó un equipo mucho mejor. Nos encontramos muy rápido en desventaja y a pesar del empate, siento que nunca estuvimos cerca. Muchos de esos jugadores deberán cambiar la mentalidad y convencerse de que tienen capacidad para jugar bien este deporte. Lo positivo es la competencia que acumularon ante Italia y Argentina, dos de las 10 mejores equipos del mundo”.
Steven Knight, seleccionador de Australia.

“Estamos mal anímicamente por la lesión de Matías (Luciux), y ese será un tema sobre el que deberé trabajar en los próximos días. En lo futbolístico, fuimos demasiado desordenados en el primer tiempo, pero el tercer gol nos tranquilizó. En el segundo se jugó mejor, y hasta tuvimos tiempo de probar variantes para lo que viene. A partir de ahora se acabaron los rivales accesibles”.
Fernando Larrañaga, seleccionador de Argentina.