España mostró todo su repertorio ante Italia, le ganó merecidamente por 4-1 y se clasificó para disputar en Tailandia 2012 su quinta final consecutiva de una Copa Mundial de Futsal de la FIFA. El partido se jugó en el Estadio Cubierto de Huamark el viernes 16 de noviembre.

El primer tiempo no defraudó a nadie por su intensidad y calidad de juego. Dentro de la paridad inicial, la Roja siempre se mostró más ambiciosa, práctica y precisa en los detalles, más allá de que la primera gran posibilidad de gol fuera un remate en el poste del ítalo-brasileño Gabriel Lima.

Es cierto que tanto Juanjo como Mammarella ya habían visto acción, pero la jugada fue como una llamada de atención para España, que comenzó a empujar a Italia contra su arco. Sin embargo, la apertura del marcador fue producto de la suerte, ya que un saque lateral de Torrás fue desviado por Saad Assis al fondo de su propia portería (0-1, 11’).

La ventaja no relajó a la subcampeona del mundo, que siguió presionando lo más cerca posible del área rival. Italia aceptó el envite y buscó progresar con su juego de pases, aunque casi siempre falló en el toque final para encontrar el espacio libre. Las pocas veces que lo logró, Juanjo estuvo atento para mantener su arco en cero.

Reacción y contundencia
España mantuvo su plan de juego en el complemento. De la mano de los inteligentes Torrás y Borja, continuó acumulando méritos para ampliar el marcador, pero los postes le negaron el gol a Fernandão y a Miguelín.

Italia parecía no encontrar la fórmula para atacar hasta que una salida rápida de Mammarella le permitió Alex Merlim recibir solo sobre la izquierda, avanzar y definir con calidad para alcanzar el empate (1-1, 30’).

La duda sobre cómo reaccionaría España al tanto italiano se disipó apenas 11 segundos después, cuando Alemão recibió en libertad un maravilloso pase de Torrás y le devolvió la ventaja a los suyos (1-1, 30’).

La Roja volvió a poner el juego, aunque si algo le faltaba era un gol de contragolpe, que anotó Lozano entrando por izquierda luego de combinar con Fernandão, que llegaba por la banda opuesta (1-3, 33’). El golpe de gracia lo dio Lin, cuando ya Italia jugaba con su arquero-jugador (1-4, 38’), rubricando así el resultado final.

El próximo domingo 18 de noviembre, en Bangkok, España irá en búsqueda de su tercer título del mundo cuando enfrente, de nuevo, a Brasil. Italia, por su parte, enfrentará a Colombia con el último escalón del podio en juego.

Las frases
“Estamos felices. Creo que el resultado es justo porque jugamos tremendo partido. Esta vez no sólo ganamos, sino que dimos espectáculo. Si Italia no hizo más en ataque fue porque nosotros no la dejamos. Fue muy importante retomar rápido la ventaja luego de su empate, ya que no sólo no los dejamos sentirse cómodos con el resultado, sino que los pusimos a perseguirnos otra vez. Además, fuimos contundentes en ataque”.
Venancio López, seleccionador de España.

“Primero que nada debo felicitar a España. Es un gran equipo y merece estar en la final. Dimos lo mejor de nosotros para jugar al mismo nivel que ellos e incluso logramos empatarles el partido, pero nos faltó algo de suerte y rápidamente estuvimos otra vez en desventaja. Después de eso, tuvieron espacios y los explotaron a la perfección”.
Roberto Menichelli, seleccionador de Italia.