El 3 de diciembre se ha convertido, por segunda vez en cuatro años, en un día de suerte para el futsal español. Y es que, tras su victoria por 4-3 en la final del Campeonato Mundial de Futsal de la FIFA Guatemala 2000, la selección española ha vuelto a vencer a la canarinha. En esta ocasión han decidido los lanzamientos desde el punto penal. El tiempo regular y la prórroga habían finalizado con un 2-2 en el marcador. En la segunda semifinal, Italia se impuso sin mayores problemas a Argentina por 7-4. FIFA.com ha recabado las opiniones en torno a ambos encuentros.

Opiniones del Brasil-España
Javier Lozano (seleccionador español): "Un España-Brasil siempre es un partido lleno de calidad, ritmo y emoción. España ha merecido la victoria, aunque ha sido un partido ajustado. En un continuo ir y venir, tuvimos dos pilares fundamentales: la excelente labor de la defensa y que manejamos el tiempo del partido. He disfrutado mucho con nuestro juego. Antes del torneo se habían alzado voces que dudaban de la calidad del equipo. Hoy hemos demostrado que podemos jugar a un nivel muy alto".

Luis Amado (España): "Ha sido un partido muy igualado entre dos equipos fuertes, como siempre cuando juegas contra Brasil. Lo más importante consistía en no perder la concentración en ningún momento del encuentro. Creo que lo hemos conseguido, supimos esperar nuestra oportunidad para aprovecharla sin precipitarnos".

Marcelo (España): "Desde mi infancia sueño con ser campeón del mundo. Ahora hemos conseguido llegar a la final. Pondré todo de mi parte para ganarla y hacer realidad mi sueño. En principio me da igual que nos enfrentemos a Italia o Argentina, lo único que importa es la victoria. En este caso, prefiero a los italianos porque nos han ganado en la segunda fase y queremos redimirnos. Será una buena final y lo daré todo".

Ferretti (seleccionador brasileño): "La explicación de la derrota es puramente matemática. ¿Cómo explicar sino una tanda de penales? Siempre es algo especial. Brasil evidentemente quería ganar, pero hemos encajado una derrota dolorosa. Si bien funcionamos en ataque contra una defensa española organizada, carecimos de pegada final para decidir el partido en nuestro favor. Tobias y Fininho son grandes figuras del futsal, pero han llegado al límite de su rendimiento. Por eso no los alineé. Hoy hemos podido ver que para ganar no basta con tener un buen ataque, sino que el trabajo defensivo también resulta determinante. Brasil tenía que haber decidido el encuentro en el tiempo regular o en la prórroga. Felicito a España. Llevo 30 años en esto del futsal y esta derrota no acabará conmigo. El domingo vuelvo al trabajo".

Simi (Brasil): "Ha sido un partido muy igualado. No obstante, Brasil dispuso de más ocasiones que España. En el segundo gol en contra tuvimos la mala suerte de que Schumacher desviase el balón. Luis Amado ha hecho un gran partido. Brasil ha rematado mucho sobre la portería rival, la defensa española no es tan buena como se dice. Simplemente no aprovechamos las oportunidades. Será muy difícil motivarse para el partido por el tercer puesto porque hemos venido a ganar el título y ya no es lo mismo".

Falcão (Brasil): "Tuvimos unas cuantas ocasiones que no supimos aprovechar. La tanda de penales siempre es una lotería. Sabíamos que nuestro objetivo consistía en mostrar un futsal extraordinario y es lo que hemos hecho. En cualquier caso, estoy decepcionado por no haber llegado a la final. ¿Qué puedes decir cuando has estrellado tres balones en los palos? Definitivamente, hoy no tuvimos suerte".

Reacciones tras el Italia-Argentina:
Alessandro Nuccorini (seleccionador italiano): "Italia ha merecido la victoria. Hemos ido por delante en todo momento. En la primera parte vimos un auténtico partido de fútbol sala, que posteriormente dio paso a un juego más alocado, pero nadie se debe enfadar por ello. Mis jugadores están muy cansados por la gran cantidad de partidos que han disputado en tan poco tiempo. Sea como fuere, la final les volverá a animar".

Salvatore Zaffiro (capitán de la selección italiana): "Merecemos estar en la final. Hemos jugado bien. Tras el 3-0 en la primera parte, era lógico que perdiésemos un poco la concentración en el segundo tiempo. Argentina también mejoró tras la reanudación. La segunda parte fue muy entretenida".

Fernando Larrañaga (seleccionador argentino): "Al igual que contra Brasil, no comenzamos bien el partido y pronto encajamos dos goles. No supimos controlar el encuentro. Mis jugadores estaban nerviosos y fueron perdiendo la confianza en sí mismos. No fuimos capaces de desarrollar nuestro juego, más o menos como hace dos años, cuando nos enfrentamos a Italia en Egipto. El rival era muy fuerte. En condiciones normales, no hubiésemos perdido por tres goles de diferencia. Hemos cometido errores insólitos. En cualquier caso, hemos cumplido el objetivo principal, que consistía en llegar a semifinales".