En la final del Campeonato Mundial de Futsal de la FIFA Chinese Taipei 2004 se verán las caras dos viejos conocidos: España, campeona del mundo, e Italia, campeona de Europa. FIFA.com repasa este encuentro de excepción y el partido por el tercer puesto, que ofrecerá un duelo puramente sudamericano entre Brasil y Argentina.

España-Italia: ¿No habrá dos sin tres para la Squadra Azzurra?
A pesar de sus dos últimas victorias consecutivas contra la campeona del mundo, España -en la semifinal del campeonato europeo de 2003 y en la segunda ronda del Campeonato Mundial de Futsal de la FIFA Chinese Taipei 2004-, el seleccionador italiano, Alessandro Nuccorini, no quiere oír hablar del papel de favoritos. "Después de vencer a Brasil, España es la clara favorita. Jugaremos contra ellos por segunda vez en el torneo y sabemos de sus cualidades. Siguen siendo superiores a nosotros en algunos aspectos. En cualquier caso, el hecho de haberles vencido en las dos últimas ocasiones puede ser una ventaja, pero no necesariamente. Sinceramente, hubiese preferido a Brasil como rival. Para nosotros es casi un milagro haber llegado a la final. Mis jugadores están muy cansados, pero les puedo asegurar que lo darán todo en la final". ¿Realidad o falsa modestia? Los 40 minutos sobre la pista darán la respuesta.

El capitán italiano, Salvatore Zaffiro, opina: "Nuestro principal objetivo consistía en llegar a la final, y estamos muy contentos de haberlo conseguido. No sé qué pasará el domingo, pero quiero agradecer a mis compañeros lo que hemos logrado. Si queremos ganar el título, hay que vencer a todos los equipos. Será una dura lucha". Por otro lado, los españoles llegan crecidos a la final tras vencer a Brasil. Sea como fuere, son conscientes de que, tras las dos últimas derrotas, tendrán que salir con la máxima concentración frente a sus rivales.

Respecto a la final, el seleccionador español, Javier Lozano, cree que "el destino nos ha vuelto a enfrentar con Italia y nos alegramos por la posibilidad de revancha deportiva de la derrota en la segunda ronda. Sus principales virtudes son la defensa y el contragolpe. Para Italia también será un partido difícil". Tras la "derrota inmerecida", el meta español, Luis Amado, y el capitán Andreu esperan la final con ilusión, al igual que Marcelo, uno de los jugadores destacados a lo largo del torneo. "Desde mi infancia sueño con ser campeón del mundo. Estamos en la final y lo pondré todo de mi parte para ganar y hacer mi sueño realidad. Queremos redimirnos ante Italia. Será una buena final".

Árbitros: Juan Carlos Sciancalepore (ARG), Nolido Paixão (BRA), Jyrki Filppu (FIN), John Konstantinidis (USA).
 

Brasil-Argentina: Se necesitan magos de la motivación

Hasta ayer ambos equipos soñaban con el título de campeón del mundo, pero la semifinal les ha devuelto a la cruda realidad. Brasil cayó frente a España en los penales, mientras que Argentina no tuvo opciones contra Italia. Así las cosas, y a pesar de este enfrentamiento sudamericano, ambos seleccionadores tienen una tarea difícil a la hora de concentrar y motivar a sus respectivos combinados para otros 40 minutos.

El seleccionador argentino, Fernando Larrañaga, reconoce que "ahora el trabajo es sobre todo psicológico. Tengo que hacer ver a mis jugadores que deben olvidar la derrota de la semifinal. Creo que como entrenador es más fácil que como jugador". Larrañaga concluye que "el entrenador que sepa motivar mejor a sus jugadores sentará las bases de la victoria de su equipo". Su homólogo brasileño, Ferretti, no ve problemas en este sentido: "Mis jugadores son profesionales y no será difícil motivarles. Saldremos totalmente concentrados en el partido, estoy convencido de que será un buen encuentro. No en vano, también es una cuestión de imagen para los jugadores. Si hacen un buen partido, también podría tener repercusiones positivas sobre su situación financiera". Aunque en teoría suene bien, quizás pueda ser difícil de poner en práctica, tal y como cree Simi: "Será difícil concentrarnos para el partido por el tercer puesto, porque hemos venido a ganar el título. Ya no será lo mismo".
Árbitros: Pedro Galán (ESP), Massimo Cumbo (ITA), Carlos del Cid (GUA), Robert Porritt (AUS).