El cuarto Campeonato Mundial de Futsal de la FIFA trajo aparejado un hecho histórico en Guatemala. Por primera vez, Brasil no fue campeón. Así es, el seleccionado español finalizó con una hegemonía que comenzó allá lejos, en Holanda 1989. Nuevamente asistieron dieciséis seleccionados de todo el mundo: cinco europeos, tres sudamericanos, tres asiáticos, tres representantes de CONCACAF, un africano y otro de Oceanía. Los favoritos volvieron a lucirse, tal como lo demuestra la repetición de Brasil, España y Rusia en semifinales. El cuarto restante fue Portugal. Por su parte, Egipto se convirtió en el primer equipo africano en acceder a una segunda ronda del máximo evento mundial de Futsal. El torneo fue un éxito en las gradas, donde acudió la suma record de 94,179 espectadores.

El ganador:

España, conducido tácticamente por Javier Lozano, llegó a Guatemala con la idea de tomarse revancha de la última final perdida en casa ante los brasileños en 1996. Y vaya si lo logró. Con un juego táctico brillante, organizado y con rotación de nombres, el equipo europeo consiguió terminar con el reinado de los sudamericanos. En primera fase, se clasificó invicto tras derrotar a Cuba, Irán y Argentina. El balance no pudo ser mejor: puntaje ideal, 19 goles a favor y apenas 2 en contra. ¿Sus jugadores destacados? El capitán Jesús, Santi, Orol, Paulo Roberto y Daniel, quien resultó el máximo anotador del equipo con 10 conquistas. En segunda fase, los rivales fueron Croacia (5-0), Portugal (3-1)que terminaría en cuarto lugar de la competición) y Holanda (7-0).

En semifinales, se produjo uno de los partidos más complicados y cerrados de la competencia. Rusia, que había estado en semifinales en España 96, se presentó como un equipo aguerrido y de buen contragolpe. Los españoles comenzaron en desventaja gracias a uno de los goles más espectaculares del torneo marcado por Verishnikov. Sin embargo, la reacción encabezada por Orol y los goles de Paulo Roberto y Daniel (en dos oportunidades, el último en los instantes finales del encuentro) dieron el 3-2 final a favor de los futuros campeones. La final ante Brasil, que contó en su equipo con los tres máximos goleadores de la competencia, fue tanto o más peleada que el encuentro con los rusos. La definición 4-3, producto de un penal bien ejecutado por Javi Rodríguez, dio el título a los españoles, que dejaron a los brasileños con las manos vacías por primera vez.

Sedes
Domo, Teodoro Flores, Ciudad de Guatemala.

Posiciones

  1. España

  2. Brasil

  3. Portugal

  4. Rusia

Goleadores

  1. Manoel Tobías (BRA), 19 goles

  2. Vander (BRA), 14 goles

  3. Schumacher (BRA), 8 goles