Italia le ganó a Colombia por 3-0 en la final de consolación de Tailandia 2012 y, al igual que cuatro años atrás, se subió al tercer escalón del podio de la Copa Mundial de Futsal de la FIFA. El partido se jugó en el Estadio Cubierto de Huamark el domingo 18 de noviembre.

La Nazionale se mostró mucho más lúcida en el comienzo y, a partir de un sólido ataque posicional, dominó claramente las acciones, a punto tal que los cafeteros tardaron 5 minutos en ejecutar su primer remate al arco.

A Colombia le llevó casi 10 minutos encontrar fluidez en su juego de pases, y si mantuvo durante ese lapso su valla en cero se lo debió en gran parte a Juan Lozano, quien otra vez estuvo muy acertado en el arco colombiano.

Las sutilezas de Rodolfo Fortino y Gabriel Lima, que por poco no fueron goles, levantaron al público presente, del mismo modo que lo hicieron los destellos de calidad de Andrés Reyes y Angellott Caro, quienes sobre el final de la etapa obligaron a Stefano Mammarella a responder con acierto. Así, el descanso los encontró 0-0.

Goles y podio
Italia siguió acumulando méritos para abrir el marcador en el complemento, pero Lozano parecía invencible. Sin embargo, nada pudo hacer el excelente arquero colombiano ante el tremendo remate de Sergio Romano a la salida de un tiro de esquina (1-0, 28’).

Los europeos empezaron a definir el pleito tres minutos después, cuando Lozano vio la tarjeta roja por tocar el balón con la mano fuera de su área y Fortino no desaprovechó la posterior superioridad numérica (2-0, 33’). El mismo Fortino le puso cifras definitvas al encuentro a 23 segundos del final con un remate desde la izquierda (3-0, 40').

El pitazo final desató el mesurado festejo de los italianos, quienes por tercera Copa Mundial consecutiva terminaron entre los tres primeros, luego de ser subcampeones en Chinese Taipei 2004 y terceros en Brasil 2008.

Colombia, por su parte, recibió una cerrada ovación antes de dejar el campo de juego, todo un premio a para la selección que resultó la gran sorpresa de la competencia.

Las frases
“El primer tiempo fue parejo, pero en el segundo nos distrajimos una vez y lo pagamos con un gol en contra. Luego de la roja al arquero, a Italia se le hizo todo más fácil. Queríamos ser terceros, por supuesto, pero el cuarto puesto sigue siendo una experiencia ideal para la etapa de formación de este equipo. Les dije a mis jugadores que debían irse con la cabeza arriba, porque habían sido dignos representantes del fútbol sala colombiano. Esperamos estar de vuelta en cuatro años”.
Areny Fonnegra, seleccionador de Colombia.