La lucha contra el amaño de partidos

Referee Markus Schmidt shows the red card to Schalke's midfielder Julian Draxler
© AFP

Uno de los principios esenciales de la FIFA es proteger la integridad del fútbol. Sus objetivos estatutarios prevén que no se utilicen métodos o prácticas —como el amaño de partidos o la corrupción—, que puedan poner en peligro la integridad de los partidos, torneos, futbolistas, funcionarios o federaciones miembro o dar alas a los abusos en el fútbol.

En los últimos años, el amaño de partidos ha sido motivo de gran preocupación en el mundo del fútbol. Sin embargo, la FIFA adoptó ya en 2005 las primeras medidas importantes encaminadas a garantizar la integridad del fútbol en el mundo entero. Tras haber ampliado el alcance de sus proyectos del enfoque inicial centrado en la supervisión de sus torneos para detectar posibles actividades irregulares en los mercados internacionales de apuestas, la FIFA —y sus colaboradores en esta campaña— se convierte en el primer órgano rector deportivo que se enfrenta de manera sistemática a posibles casos de partidos amañados

La Iniciativa de Integridad de la FIFA, presentada en 2012, abarca a las 211 federaciones miembro y se centra en varios aspectos, entre ellos las cinco áreas principales: prevención, detección, recopilación de datos, investigación y sanciones. La FIFA formó un grupo a cargo de las cuestiones de integridad, cuyo cometido es analizar e investigar incidentes, prestar asistencia a las federaciones miembro y confederaciones, a petición de estas, y establecer estructuras y procesos básicos para combatir el amaño de partidos y la corrupción.

Este planteamiento integral cubre diferentes áreas como son la jurídica y disciplinaria, el seguimiento del mundo de las apuestas o la detección y prevención de fraudes, también implica la revisión de las políticas y procedimientos existentes, el análisis de la vulnerabilidad ante los posibles peligros y la evaluación de la efectividad de la reglamentación y la jurisprudencia aplicables en los casos de manipulación de partidos que se producen en el ámbito de las confederaciones y las federaciones miembro.

En 2016, la FIFA esbozó en su documento «FIFA 2.0: el futuro del fútbol» algunas medidas para reforzar la protección de la integridad del fútbol y luchar contra el amaño de partidos, incluidas varias recomendaciones para conferir a las federaciones los medios que les permitan contar con una buena gestión y programas de integridad. Como parte de su red de prevención y programas de formación, así como para estimular la cooperación con otras federaciones deportivas internacionales y grupos de interés, como empresas que vigilan los mercados de apuestas, la FIFA sigue implicando a todas sus federaciones y a las confederaciones.

En febrero de 2017, la FIFA decidió fortalecer el programa de integridad global del fútbol mediante la firma de un contrato con Sportradar. Esta empresa es responsable de vigilar los numerosos torneos de la FIFA, incluida la Copa Mundial de la FIFA™ y sus clasificatorios, la Copa FIFA Confederaciones y todas las competiciones juveniles y olímpicas de fútbol. En consecuencia, con este contrato se proporciona al órgano rector del fútbol mundial un amplio abanico de servicios de vigilancia, formación e inteligencia para seguir reforzando la integridad del fútbol en todo el mundo.

Además, como organismo, la FIFA ha modernizado y optimizado sus estructuras internas creando un nuevo Departamento de Integridad en la División de Servicios Jurídicos e Integridad. De esta manera, ha armonizado su objetivo central —la integridad de los partidos— con la labor de la Comisión de Ética independiente y la de la Comisión Disciplinaria de la FIFA.

Para el año 2018 y años posteriores, se prevé construir una iniciativa de integridad global, ayudando a las confederaciones y las federaciones miembro para que adquieran los conocimientos necesarios en la lucha contra la manipulación de partidos a escala nacional, y se dará apoyo a la implementación de diversas medidas preventivas, así como a la adopción a largo plazo de planteamientos sostenibles en cuestiones de ética y de integridad, incluido el amaño de partidos.

Asimismo, la FIFA pone a disposición de todas las personas una plataforma para denuncias, BKMS, en la cual se puede dar parte de una posible manipulación de partidos o de casos de corrupción. BKMS es una plataforma virtual que permite presentar de forma confidencial denuncias relativas a actos deshonestos o delictivos o si existe la sospecha de posibles partidos amañados o de todo tipo de infracciones. Las denuncias pueden presentarse de forma anónima. Este mecanismo de denuncia es una plataforma de comunicación especialmente segura y está administrada por un proveedor externo especializado en la gestión de información sensible de manera segura y confidencial.

Véase también

BKMS: Enviar un mensaje sobre posible comportamiento inapropiado

La información recogida en este sistema siempre se gestionará de forma inmediata y, de conformidad con la legislación y la normativa vigentes, se tratará con la confidencialidad más estricta.

Documentos relacionados