Después de dos años de pruebas y formación, el viernes 1 de octubre entra en vigor el Sistema de Correlación de Transferencias (TMS, por sus siglas en inglés). La iniciativa se sirve de la tecnología electrónica moderna para conseguir mayor transparencia en los fichajes internacionales y proteger a los futbolistas menores de edad. Pero, ¿cómo funciona? FIFA.com tiene todos los datos sobre este gran avance en la reglamentación de los traspasos internacionales en el fútbol.

¿Cómo nació el TMS?
En 2007, el Congreso de la FIFA adoptó la decisión de poner en marcha un sistema de registro de fichajes por Internet, que sustituyera los viejos trámites de los contratos en papel. En los tres años y medio siguientes, la nueva herramienta se creó y se sometió a un periodo de pruebas, durante el que se ofreció formación y capacitación para su uso a las asociaciones miembros de la FIFA y a los clubes. Durante ese tiempo, los técnicos encargados del TMS han proporcionado formación al personal de 3.633 clubes pertenecientes a las 208 asociaciones.

¿A qué tipo de fichajes se aplica?
El sistema está diseñado para que regule los traspasos internacionales de los futbolistas profesionales masculinos, y no se aplica en los llamados “fichajes nacionales”, es decir, entre clubes de la misma asociación nacional. Sin embargo, es posible que se amplíe en el futuro. El TMS tampoco afecta a los fichajes de aquellos jugadores que posean la condición de “no profesionales” en el momento en que se efectúe su traspaso entre clubes, aunque el traspaso de un jugador de una entidad no profesional a otra de carácter profesional deberá inscribirse de acuerdo con el sistema.

¿Quién se responsabiliza de introducir la información en el sistema?
Para que el traspaso tenga validez, los dos clubes interesados deberán introducir la información relativa al acuerdo alcanzado. A las asociaciones miembros les corresponde mantener actualizada toda la información concerniente a la temporada de liga en cuestión, así como todos los datos sobre las inscripciones de los jugadores, los clubes y los representantes.

¿Qué información hay que presentar?
Hay que suministrar los siguientes datos: los nombres de los clubes y de las asociaciones miembros; los datos personales de los jugadores (fecha de nacimiento, nacionalidad, nombre de pila, segundo nombre en el caso de que procediera, y todos los apellidos); el tipo de fichaje (permanente, cesión, intercambio); los posibles pagos de comisiones; la cuantía total del traspaso; los datos sobre cualquier compensación por entrenamiento y formación o sobre contribuciones de solidaridad; los plazos de satisfacción del pago (de los cuales puede haber uno o más); el calendario de los pagos (con fechas, cantidades a abonar y beneficiarios); y los datos de los pagos ya efectuados (incluida toda la información sobre el banco pagador, el banco beneficiario, la cantidad pagada, la fecha del pago y el beneficiario).

¿Qué otros avales se necesitan?
Además de la información mencionada anteriormente, los clubes y las asociaciones deben introducir en el sistema una serie de documentos. Se trata de los siguientes: documentos acreditativos de la nacionalidad, del nombre correcto y de la edad del jugador; una copia del nuevo contrato laboral del jugador, una copia del acuerdo de traspaso y pruebas acreditativas de los pagos.

¿Cómo conseguirá el sistema aumentar la transparencia?
El hecho de que sea difícil cometer fraude en un sistema por Internet garantiza la transparencia. Los clubes y las asociaciones miembros son responsables de la información que introduzcan en el sistema y de las acciones que sea preciso adoptar. Antes de enviar la información, los clubes deben marcar una casilla de verificación por la que confirman que en la transacción no han intervenido terceras partes. Cada club y cada asociación poseen su propia cuenta en el sistema, lo que permite al equipo del TMS ver inmediatamente la información que suministran e identificar así todas las partes implicadas y las irregularidades que pudieran producirse.

¿Cómo controlará la información el TMS?
El TMS posee un equipo dedicado exclusivamente al seguimiento, control y cumplimiento, así como varias herramientas adicionales para la supervisión de cada fichaje.

¿Qué sucede si un traspaso no se efectúa de la manera correcta?
El TMS entrará en vigor el 1 de octubre. Los clubes y asociaciones que no apliquen el sistema a partir de dicha fecha recibirán multas o sanciones, que impondrá la Comisión Disciplinaria de la FIFA según la gravedad que revista la infracción. Las sanciones serán las siguientes: amonestación oficial, multa, exclusión de una competición, requisar un trofeo o premio, anular resultados de un partido, declarar perdido un partido, rebaja de puntos, descenso de categoría a una división inferior y prohibición de efectuar traspasos.

¿Cómo protegerá el sistema a los menores de edad?
El TMS gestiona las solicitudes de fichajes después de que las haya aprobado una subcomisión de la Comisión del Estatuto de los Jugadores de la FIFA. Los clubes deben presentar diversos documentos (de cuatro a nueve), entre los que figuran, por ejemplo, los contratos de trabajo de los padres del menor.