Los esfuerzos que se llevan a cabo en todo el mundo por evitar la corrupción en el fútbol han alcanzado un punto culminante este lunes 9 de mayo con el anuncio hecho por la FIFA, órgano rector del fútbol mundial, según el cual donará a la INTERPOL la mayor cantidad jamás recibida de una institución privada para llevar a cabo un programa pionero, de diez años de duración, por valor de varios millones de euros anuales, en un ala del edificio Global Complex de la INTERPOL de Singapur dedicada a la FIFA para combatir la corrupción.

El Presidente de la FIFA Joseph S. Blatter y el secretario general de la INTERPOL Ronald K. Noble hicieron pública la noticia en una rueda de prensa celebrada en la sede de la FIFA de Zúrich. Según el acuerdo, la INTERPOL recibirá los dos primeros años 4 millones de euros anuales, y un millón y medio de euros anuales durante los ocho años siguientes.

Esta iniciativa, la de más larga duración en la historia de los proyectos financiados de la INTERPOL, se dirigirá a las apuestas ilegales e irregulares y al amaño de partidos, cuya envergadura ha quedado expuesta con las acusaciones recientes de amaños y la implicación de las casas de apuestas asiáticas en una trama mundial de manipulaciones de partidos. La INTERPOL estima que las apuestas ilegales en el fútbol mueven cientos de millones de dólares estadounidensese al año solo en Asia.

En la lucha contra las apuestas ilegales y la manipulación de partidos, es vital adoptar medidas preventivas y velar tanto por los jugadores como por la integridad de nuestro deporte. Colaborar con las autoridades y la INTERPOL resulta crucial para lograr el éxito.

El Presidente Blatter

En este sentido, la iniciativa ofrecerá lo último en formación y prevención para proteger al deporte, a los jugadores y a los aficionados ante el fraude y la corrupción.

"La amenaza del amaño de partidos en el deporte es grande y estamos decididos a hacer todo cuanto esté en nuestra mano para acabar con ella", declaró Blatter. "En la lucha contra las apuestas ilegales y la manipulación de partidos, es vital adoptar medidas preventivas y velar tanto por los jugadores como por la integridad de nuestro deporte. Colaborar con las autoridades y la INTERPOL resulta crucial para lograr el éxito, y por este motivo nos complace anunciar hoy esta contribución, que fortalecerá nuestra colaboración", añadió.

Durante la rueda de prensa, la FIFA también anunció la creación de un grupo de trabajo para investigar el mercado de apuestas, que estará compuesto por miembros de la División de Servicios Legales y del Departamento de Seguridad de la FIFA, así como por miembros de Early Warning System GmbH. "Amañar partidos socava las bases del deporte: el juego limpio, el respeto y la disciplina. Por eso la FIFA adopta la política de tolerancia cero cuando alguien viola estos principios", concluyó Blatter.

El secretario general de la INTERPOL, Ronald K. Noble, saludó el compromiso de la FIFA y de su Presidente para mantener limpio el deporte más popular e influyente del mundo. "La FIFA ha dado un paso importante a la hora de garantizar la integridad del fútbol en todo el mundo financiando este programa de formación para evitar la corrupción a largo plazo, que diseñará y pondrá en práctica la INTERPOL, la institución policial internacional más grande del mundo, con 188 países miembros. Gracias a este programa se luchará contra los intentos del crimen organizado de corromper el deporte y a sus jugadores, oficiales y administradores", declaró Noble.

"Si bien la iniciativa anticorrupción se establecerá en el edificio Global Complex que se construye en Singapur, los programas de formación se impartirán en las oficinas regionales de la INTERPOL y en otros lugares de todo el planeta, de manera que la INTERPOL y la FIFA puedan lograr su objetivo común de mantener el deporte más popular del mundo alejado de las malas influencias de las tramas del crimen organizado transnacionales".

"Las organizaciones dedicadas a las apuestas ilegales y el amaño de partidos han demostrado su capacidad para actuar en todo el mundo y minar el fútbol de un continente a otro corrompiendo a administradores, oficiales y jugadores, lo cual requiere una respuesta coordinada", opinó el secretario general de la INTERPOL.

Para respaldar la iniciativa, el vicepresidente del departamento de Integridad del Banco Mundial, Leonard McCarthy, declaró: "La corrupción está siempre en fuera de juego. Este tipo de iniciativas son de todo punto necesarias en la lucha contra la corrupción y suponen un gran paso para que el fútbol sea merecedor de la nobleza de su apodo: el deporte rey".


Noble destacó la relación nacida del amaño de partidos, las apuestas ilegales y el crimen organizado a escala internacional y cómo las bandas criminales internacionales se valen de la usura, la intimidación y la violencia para cobrarse deudas, forzando a sus víctimas, desesperadas y endeudadas, a traficar con drogas y a prostituir a familiares. "El acuerdo alcanzado hoy por la FIFA y la INTERPOL supone por tanto una oportunidad única para luchar contra la corrupción tanto dentro como fuera del terreno de juego", concluyó el jefe de la INTERPOL.

Con SOGA III, la INTERPOL coordinó diversas operaciones contra el juego ilegal en Asia durante la Copa Mundial de la FIFA 2010, que incluyeron redadas policiales en China (con Hong Kong y Macao), Malasia, Singapur y Tailandia, y se saldaron con el arresto de más de 5.000 personas de 800 casas de juego ilegales, que habían manejado más de 155 millones de dólares estadounidenses en apuestas.

El programa será una plataforma de aprendizaje continuo para todos los oficiales ligados directa o indirectamente al fútbol nacional e internacional. Asimismo, ofrecerá formación en el ámbito regional y asesoría en competiciones internacionales de fútbol como la Copa Mundial de la FIFA™ y la Copa Mundial de Clubes de la FIFA, así como en torneos juveniles sub-17 y sub-20.

Las organizaciones dedicadas a las apuestas ilegales y el amaño de partidos han demostrado su capacidad para actuar en todo el mundo y minar el fútbol de un continente a otro corrompiendo a administradores, oficiales y jugadores, lo cual requiere una respuesta coordinada.

Ronald K. Noble, Secretario General de INTERPOL.