Comunicado de Prensa

Fédération Internationale de Football Association

FIFA-Strasse 20 - P.O. Box - 8044 Zurich - Switzerland

Tel: +41-(0)43-222 7777 - Fax: +41-(0)43.222 7881

El informe independiente redactado por John Ruggie, experto en derechos humanos y profesor de la Kennedy School de la Universidad de Harvard, publicado el jueves 1 de abril de 2016 ayudará a la FIFA a fortalecer su enfoque institucional en materia de derechos humanos, lo que incluye el desarrollo paulatino de una "política de derechos humanos de la FIFA". Como parte de los esfuerzos constantes de la FIFA en este ámbito, la federación internacional solicitó al profesor Ruggie, impulsor del desarrollo de los "principios rectores sobre empresas y derechos humanos de la ONU", que elaborara recomendaciones destinadas a incluir el respeto a los derechos humanos en todas sus operaciones y relaciones comerciales. El informe está disponible en la página web de la Kennedy School de la Universidad de Harvard.

La futura política de derechos humanos de la FIFA, que se aplicará a todas sus actividades, estará a disposición del público e incluirá la interpretación adecuada del artículo 3 de los Estatutos de la FIFA y las expectativas que la organización tiene respecto a sus grupos de interés en materia de derechos humanos. El objetivo de la FIFA a medio plazo es disponer procesos adecuados de conformidad con las normativas internacionales que permitan evaluar los posibles riesgos para los derechos humanos en relación con sus actividades, así como mecanismos de mitigación o reacción.

"La FIFA se ha comprometido sin reservas a respetar los derechos humanos", ha declarado Gianni Infantino, presidente de la organización. "Agradezco sinceramente al Prof. Ruggie que haya elaborado este informe, que, junto con la labor continua y el análisis de la propia FIFA, guiará nuestra estrategia. Se trata de un proceso continuo y, por supuesto, quedarán cuestiones pendientes, pero la FIFA está comprometida a cumplir con su parte para garantizar el respeto a los derechos humanos y ser una pionera entre las organizaciones deportivas internacionales en esta área tan importante".

Mediante sus actividades futbolísticas en todo el mundo, la FIFA llega a miles de millones de personas mediante la creación de puestos de trabajo, el desarrollo de infraestructuras, la capacitación y la organización de competiciones. Su alcance global e influencia sobre tantísimas personas confiere a la FIFA la gran responsabilidad de preservar la dignidad y la igualdad de derechos inherentes a todos aquellos sobre quienes repercuten las actividades de la FIFA. Por tanto, deberían evitarse y corregirse adecuadamente todos los efectos indeseados sobre sus derechos humanos.

"La FIFA gestiona y apoya una red global de más de 200 federaciones nacionales; a través de sus torneos, está vinculada a miles de empresas. Como en cualquier organización deportiva internacional de nuestros días, este tipo de efectos globales está asociado a riesgos significativos para la dignidad y el bienestar de las personas. A fin de hacer frente a esta realidad, es necesaria una respuesta firme y proactiva. Si bien la FIFA no es la única responsable de solucionar estos problemas, causados principalmente por la acción de terceros, debe utilizar su influencia para combatir las amenazas que afectan a los derechos humanos del mismo modo que para lograr sus intereses comerciales", ha explicado el Prof. Ruggie.

"También los marcos globales existentes, como los principios rectores de las Naciones Unidas, así como el informe del Prof. Ruggie nos ayudan a definir nuestro ámbito de responsabilidad" -ha declarado el jefe de Sustentabilidad de la FIFA Federico Addiechi-. "Como órgano rector del deporte más popular del mundo, tenemos una responsabilidad sobre los derechos humanos y sobre la manera en la que desarrollamos el fútbol y organizamos nuestras competiciones. Más allá de eso, la FIFA se ha comprometido a usar su influencia para velar por el respeto a los derechos humanos".

Las reuniones que la federación internacional ha mantenido en los últimos meses con el Prof. Ruggie y su equipo de cara a la revisión de las políticas y actividades de la FIFA han sido muy constructivas.

La iniciativa propia que ha mostrado la FIFA a colaborar proactivamente con el Prof. Ruggie para revisar sus políticas y prácticas desde la perspectiva de los derechos humanos se basa en el trabajo previo iniciado por la federación para implantar e integrar los derechos humanos en sus actividades. Actualmente, se están revisando los requisitos para las candidaturas a la organización de la Copa Mundial de la FIFA 2026™, proceso en el que la FIFA ha contado con el apoyo técnico de la Oficina del Alto Comisionado de los Derechos Humanos y del Prof. Ruggie. Asimismo, la FIFA acaba de incluir un artículo adicional sobre derechos humanos en la última versión de sus estatutos, aprobados por el Congreso extraordinario de la FIFA el 26 de febrero de 2016 (v. art. 3 del borrador de los estatutos).

Además de sus esfuerzos por institucionalizar progresivamente los derechos humanos, la FIFA continuará su colaboración con los grupos de interés y reforzará las iniciativas sobre derechos humanos que tiene en marcha. Estas incluyen la vigilancia antidiscriminación en los clasificatorios del Mundial, la aplicación de las normas éticas en materia de trabajo infantil, esclavitud y condiciones laborales para el programa de calidad de la FIFA, la creación de un sistema de control de las condiciones de trabajo en las obras de los mundiales de Rusia y Catar y un programa para promover y establecer la igualdad de género en el fútbol.

Para más información sobre la estrategia de la FIFA sobre derechos humanos, consulte nuestro documento sobre este tema.

All related documents

Notas recomendadas