La presidenta del órgano de instrucción de la Comisión de Ética, María Claudia Rojas, ha concluido la investigación sobre las actividades de Rafael Esquivel Melo y Julio Rocha, y ha presentado los informes correspondientes, incluidas sus recomendaciones, al órgano de decisión de la Comisión de Ética que preside Vassilios Skouris.

Tal y como hizo público el Departamento de Justicia de EE.UU. el pasado 10 de noviembre, Esquivel Melo, exvicepresidente de la CONMEBOL y expresidente de la Federación Venezolana de Fútbol, se declaró culpable ese mismo día de los siguientes cargos—siete en total—: un cargo de asociación ilícita, tres de delito informático y tres de blanqueo de capitales.

El Departamento de Justicia estadounidense también dio a conocer el 7 diciembre del pasado año que Rocha, expresidente de la Federación Nicaragüense de Fútbol y expresidente de la Unión Centroamericana de Fútbol, se declaró culpable de dos cargos de asociación ilícita y delito informático.

En sus informes finales, la presidenta del órgano de instrucción de la Comisión de Ética recomendó inhabilitar a Esquivel Melo y a Rocha de por vida para ejercer toda actividad vinculada al fútbol (administrativa, deportiva o de otro tipo) por su supuesta violación de las reglas generales de conducta (art. 13 del Código Ético de la FIFA [CEF]), la lealtad (art. 15 del CEF) y la obligación de denunciar, cooperar y rendir cuentas (art. 18 del CEF), así como por conflicto de intereses (art. 19 del CEF), cohecho y corrupción (art. 21 del CEF) e incumplimiento de la obligación general a colaborar (art. 41 del CEF).