La Isla de Pascua es una isla de Chile ubicada en medio del Océano Pacífico, más precisamente en el vértice oriental del gran archipiélago conocido como Polinesia. Con una población de casi 4.000 habitantes, concentrados principalmente en Hanga Roa, capital y único pueblo existente, y ubicada a unos 3.500 kilómetros del punto continental chileno más cercano, es considerada uno de los lugares habitados más remotos del planeta.

Los nativos la llaman Rapa Nui, que significaría "isla grande". El nombre de Isla de Pascua le fue dado por su descubridor, el expedicionista holandés Jakob Roggeveen, quien desembarcó allí el 5 de abril de 1722, al día de Pascua de Resurrección. Como destino turístico, es muy popular por su belleza natural y por los varios misterios que rodean a su milenaria cultura. Entre los enigmas más famosos están los moais, esas enormes estatuas de piedra que continúan siendo todo un acertijo para la arqueología moderna.

Allí, en la única cancha abierta al público, a metros de la playa y ante la atenta mirada de un moai, el miércoles 5 de agosto la selección local y Colo Colo inaugurarán la etapa nacional de la Copa Chile 2009, en lo que será el primer encuentro oficial jamás disputado en la isla.

Bailarines, pescadores y artesanos
La Copa es una competencia nacional organizada por la Asociación Nacional de Fútbol Profesional, que da la posibilidad a los equipos amateurs de competir con clubes profesionales. Para preparar al seleccionado isleño, la ANFP envió hace varias semanas a Miguel Ángel Gamboa, ex mundialista con Chile y actual entrenador de la selección de beach soccer.

"¿Cómo esperan el partido? Con ansias, claro, ya que si bien no son una cultura ‘futbolizada', es algo único: nunca un equipo profesional vino por estas tierras. Aquí no hay un fútbol competitivo, sino uno bien amateur, con apenas seis equipos compitiendo entre sí todo el año", afirma en exclusiva a FIFA.com Gamboa, quien disputara dos compromisos con la Roja durante la Copa Mundial de la FIFA España 1982.

Isla de Pascua jugó dos encuentros antes, ambos ante el Archipiélago Juan Fernández (5-4 en 1996 y 16-0 en 2000), pero nunca oficialmente. ¿Quiénes forman parte del plantel? "Los mejores de cada equipo, pero está claro que ninguno es futbolista: hay artesanos, pescadores, agricultores, bailarines... Por momentos, debo enseñarles lo básico: cómo golpear con la cabeza, cómo hacerlo con el pie, de qué juega el 2, dónde debe pararse el 5... Tampoco están acostumbrados a practicar. Sí tienen buen estado físico y mucho entusiasmo", cuenta Gamboa.

El técnico tiene en claro las diferencias de nivel que habrá con Colo Colo. "Mis jugadores todavía no han tomado la medida real de lo que es enfrentar a un equipo de Primera, y yo tengo asumido que habrá una clara disparidad. Peros nos hemos preparado lo mejor que pudimos y daremos pelea", admite sin perder el buen humor.

Integración nacional
Detrás de la organización del partido hay un objetivo concreto, como explica a FIFA.com Harold Mayne-Nicholls, presidente de la ANFP. "Demostrar que la Copa Chile es, gracias al fútbol, el factor de integración nacional más importante. Es un torneo para todos los chilenos, sin exclusión, y una parte fundamental de nuestra cultura. Isla de Pascua es el lugar más aislado de nuestro país, y aun así la pelota genera la misma pasión que en cualquiera de nuestras ciudades continentales".

La iniciativa está apoyada por Canal 13, que transmitirá el evento en vivo y en directo para Chile. Marco Antonio Cumsille, productor ejecutivo de la emisora, asegura a FIFA.com: "Hace 45 días que venimos preparándonos. Usaremos seis cámaras, y las dos principales tendrán una vista espléndida hacia Hanga Roa y su linda bahía. En total, llevaremos entre 30 y 40 personas y equipos de última tecnología. Para nosotros es un privilegio mostrar esa tierra remota, legendaria y maravillosa".    

"¡Capaz le damos un baile!"
Mientras se ultiman detalles como la puesta a punto del campo de juego, que fue emparejado y resembrado, o el levantamiento de las tribunas tubulares y los vestuarios, el combinado isleño se entrena y sueña. Sus jugadores destacados, cuenta Gamboa, son Roberto Peña, una suerte de armador de 30 años, Noko (Edgardo Pastén, máximo artillero de la liga local) y Petero Avaka.

Pero detrás de todo el plantel hay una historia. Miguel Guzmán (35 años), por ejemplo, se define como un artista, ya que es "un poco de músico y algo de bailarín". Cuando empezó a jugar, recuerda a FIFA.com, "la pelota era una bolsa rellena de calcetines". Ahora, en cambio, milita en Hanga Roa, donde ya fue arquero, defensor y delantero. "Representar a Rapa Nui ante un quipo profesional es un peso, pero el evento le va a hacer un bien al deporte a la isla", analiza. ¿Qué resultado se imagina? "¡Nosotros combinamos la danza con el fútbol, así que capaz les damos un baile!", responde entre risas.

Jovino Tuki (32) también es pascuense pero, de joven, probó suerte en el continente. "Participé de un sub-17 por Purranque y dos sub-19 por Puerto Montt. Me vieron potencial pero este lugar queda lejos, no hay con quién ir a probarse... En un momento debí volver, luego quise hacer cosas por la isla y ya no me fui más". En sus palabras no hay resignación: además de delantero, es gerente de la Corporación Municipal de Deportes. Y concluye: "Mi objetivo es que le quede algo a la gente y a la Isla. Pero mi sueño, antes que ganarle a Colo Colo, es lograr que miren hacia aquí. Me gustaría que un día encuentren materia prima para pulir y que Rapa Nui aporte algo al deporte chileno".