Torneos Olímpicos de Fútbol Río 2016 - Masculino

4 agosto - 20 agosto

Torneo Olímpico de Fútbol 2016 - Masculino

Del ataque de oro al ataque de ansiedad

© Getty Images

Los números jamás explican todo, pero pueden ser de ayuda para intentar comprender algún fenómeno futbolístico. En el caso de la increíble sequía del Brasil de Neymar, Gabriel Jesús y Gabriel Barbosa en sus dos primeros partidos del Torneo Olímpico de Fútbol Masculino Río 2016, aportan un dato contundente: contra Sudáfrica e Irak pateó 41 veces al arco, sólo 13 fueron entre los tres palos, ninguno fue gol.

La verdeamarela tiene apenas dos puntos y, con el riesgo latente de eliminación en la primera ronda de sus propios Juegos Olímpicos con un equipo llamado a ganar, gustar y, cuando se pudiera, golear, el vestuario busca respuestas a la crisis. Y en esa búsqueda aparece una palabra repetida en algunos protagonistas.

"Hay una ansiedad muy grande para hacer goles que nos termina confundiendo, minando la confianza de los jugadores", dice Renato Augusto, el más veterano del plantel. Ansiedad y falta de confiaza, un cóctel letal porque "uno puede intentar una cosa pero ya no intenta, se va poniendo cada vez más difícil".

El mediocampista justamente fue quien tuvo la más clara, ya en tiempo de descuento y con los jugadores iraquíes despejando de punta hacia Bagdad: Gabigol buscó rápido la entrada al área de William, fresco por haber entrado en el minuto 80. El 13 se metió a toda velocidad y cuando le salió el arquero Mohammed Hameed tocó al corazón del área. Renato Augusto no tenía marca cerca, no había portero, pero elevó el remate. Un comentarista de TV brasileño recordó resignado en la transmisión: "7,32 por 2,44". Las medidas de un arco profesional.

"Fui a buscar la pelota más adelante pero me vino atrás y, cuando intenté volver y darme la vuelta, terminé pegándole mal", explicó el mediocampista.

El central Rodrigo Caio le da vueltas y no le encuentra explicación: "Es difícil de analizar. Tenemos unos atacantes que en sus clubes son protagonistas pero creo que (el problema) es del equipo entero. Tenemos que mejorar individual y colectivamente".

El vaso medio lleno
Luan, que ingresó desde el banco en los dos partidos para moverse en ataque, vuelve al concepto de Renato Augusto, a esa palabra maldita: "En el primer partido tuvimos un poco más de espacios pero en éste no, se metieron todos en el área. Eso generó en el equipo un poco de ansiedad para hacer el primer gol, puso impacientes a algunos jugadores". Necesitan esa primera descarga para que "después todo salga más naturalmente".

Pese a que el engranaje de juego del equipo en general no se muestra tan aceitado como se esperaba, Brasil tuvo 15 minutos muy buenos contra Irak, los últimos del primer tiempo. "Podríamos haber hecho dos o tres goles", se lamentó Renato Augusto.

En un cuarto de hora fue un verdadero vendaval: un hermoso salto de Neymar que terminó en un cabezazo fallido, una internada de Zeka que salvó el arquero, Gabriel Jesús que remató algo ancho, un corner olímpico de Neymar que desvió Hameed, un cabezazo de Gabriel Jesús que estuvo a nada de darle un besito al poste y un balazo de Renato Augusto que dejó temblando el travesaño.

"La pelota pasa por adelante, por atrás, la traban... Entrenar se entrena, batallar se batalla, falta de voluntad no es. La pelota no está entrando pero cuando entre va a entrar bastante", se anima Gabigol, que tiene apenas 19 años. El otro acompañante de Neymar, Gabriel Jesús, también tiene 19.

¿La juventud les puede estar pasando factura en un evento tan grande? Rodrigo Caio no lo cree: "Por más que seamos muchos jóvenes, todos tenemos una experiencia muy grande en nuestros clubes y tenemos que tener calma. Porque la pelota no entró en dos partidos no podemos ver todo de una forma negativa, todo lo contrario".

Gabriel Jesús, que estrelló una pelota en el palo contra Sudáfrica con el arquero vencido, le hizo caso a su compañero: "No sé bien por qué no estamos ganando, pero la selección de Portugal ganó la Eurocopa empatando los primeros partidos, así que nada está perdido".

Explora este tema

Notas recomendadas

Torneo Olímpico de Fútbol 2016 - Masculino

El día que Rivaldo amargó a Brasil

05 ago. 2016

Torneo Olímpico de Fútbol 2016 - Masculino

Gabriel Jesús, el fútbol de la calle

29 jul. 2016

Torneo Olímpico de Fútbol 2016 - Femenino

La fiesta de Brasil, la preocupación de Colombia

07 ago. 2016

Torneo Olímpico de Fútbol 2016 - Masculino

Gomes: "Soy defensor porque la vida me enseñó a defenderme"

06 ago. 2016

Torneo Olímpico de Fútbol 2016 - Masculino

Río 2016: Brasil - Irak

08 ago. 2016

Torneo Olímpico de Fútbol 2016 - Masculino

Brasil no sale de la sequía (0-0)

08 ago. 2016

Torneo Olímpico de Fútbol 2016 - Masculino

Portugal y Nigeria, únicos clasificados

08 ago. 2016