Torneos Olímpicos de Fútbol Río 2016 - Masculino

Torneos Olímpicos de Fútbol Río 2016 - Masculino

4 agosto - 20 agosto

Torneo Olímpico de Fútbol 2016 - Masculino

Gomes: "Soy defensor porque la vida me enseñó a defenderme"

Edigerson Gomes of Denmark during the Men's First Round Group A match between Iraq and Denmark
© Getty Images
  • El campo es mi mejor lugar en el mundo. El fútbol me hace sentir yo mismo.

Pese a que su voz y sus 196 centímetros en movimiento transmiten una paz total, a Edigerson Eddi Gomes entrar a una cancha de fútbol lo transforma. "Soy un poco sucio, todos los equipos tienen que tener uno y a mí me gusta ese rol", le dice a FIFA.com con los ojos brillantes y la sonrisa orgullosa. El prejuicio lo etiquetaría: un pandillero. Pero al zambullirse en la increíble historia del central de la Dinamarca olímpica, esa mezcla de "me hace sentir yo mismo" y "me gusta el rol de sucio" cobra entidad.

"Soy defensor porque la vida me enseñó a defenderme. Cuando te crías en una favela o en lugares así tienes que defenderte a tí mismo. Necesitas ser fuerte, estar alerta. No cometer errores porque te pueden costar la vida. Creo que por eso me gusta defender y ser duro en la cancha. No estoy en el fútbol para hacer amigos. Tus compañeros sí, pero los otros, aunque seas mi hermano, no soy tu hermano en los 90 minutos".

Gomes es danés, pero nació en Guinea Bissau, una excolonia portuguesa en el empobrecido extremo oeste de África: "Siempre estaba jugando al fútbol en la calle con mis amigos y amigas hasta muy tarde. Volvía a casa a las 10, 11 de la noche y mi abuela me regañaba, pero para mí el fútbol era la vida. Para un niño africano el fútbol es la vida fuera de la pobreza".

Dejó Guinea con "6 ó 7 años”", pero no para llegar a Dinamarca sino para vivir con su madre en un barrio marginal de Portugal: "Vivir en una favela es drogras, dealers, policías, tiroteos, gente muriendo... Mi padre y mi madrastra, que es danesa, venían a veces a visitarme desde Dinamarca y decidieron sacarme de esa vida. Le preguntaron a mi madre y ella aceptó. Fue un poco duro pero uno como niño africano sabía por qué tenía que irse: mejor educación, mejor vida".

Cuando te crías en una favela o en lugares así tienes que defenderte a tí mismo. Necesitas ser fuerte, estar alerta. No cometer errores porque te pueden costar la vida.

Eddi llegó con 11 años a un lugar totalmente diferente y al tiempo empezó a soñar con convertirse en futbolista profesional y "algún día representar a tu país". Dice tener "un cóctel en la cabeza que está bueno" y sentirse hoy "una mezcla entre un chico africano y un chico danés" pero, ahora y entonces, representar a su país significaba Dinamarca.

Por eso cuando hace dos meses atendió su teléfono chino -juega en el Henan Jianye de la Superliga- y escuchó al seleccionador olímpico Nils Frederiksen preguntarle si quería estar en Río, se le movió la tierra bajo los pies.

"Me tomé dos segundos para ver si era cierto. Esto es grandioso, no creo que pueda decirlo en palabras. Como mi abuela siempre decía: 'tómatelo con calma y disfruta el camino'. Y es lo que estoy haciendo. A veces me pregunto si esto es verdad, si estoy soñando. Pero sí, es cierto".

Un defensor hot
Contra Irak, en la apertura del Torneo Olímpico de Fútbol Río 2016, jugó por primera vez con la camiseta danesa. "Fue increíble. El momento que más esperaba era el del himno nacional. Estaba un poco nervioso, pero fue grandioso". Río 2016 es un premio gigante para un jugador de 27 años que a los 19 dejó decepcionado el fútbol durante un año porque "el técnico ponía a sus amigos" y que hasta los 24 jugó en el Herlev IF, de la Tercera División danesa.

Pasó a Segunda y recién en julio de 2014 lo compró el Esbjerg para que debutara en la Primera. A los seis meses lo vendieron a China. "Todo pasó muy rápido en mi carrera en los últimos tres años".

Nunca se sabrá si como arquero, como jugaba de adolescente, le hubiese costado menos llegar a una selección danesa. Su entrenador le veía muchas condiciones para progresar, pero él insistió en pasarse a la defensa: "Todos los arqueros que son buenos están un poco locos, tienen que estar un poco más locos de lo que yo estoy. Y yo amo defender, incluso como expresión colectiva. Todos juntos defendiendo un gol. Ser defensa es hot. Sientes la adrenalina, te inyecta".

El domingo 7 de agosto jugará ante Sudáfrica y el miércoles 10, en Salvador, ante Brasil. Sentado en el lobby de su hotel en Brasilia, no parece impresionado.

"Todo el mundo quiere jugar contra Brasil, mentiría si no digo que va a ser divertido, pero para mí va a ser tan duro como Sudáfrica o fue Irak. No puedes ir a jugar y decir 'bueno, es Brasil, ahora tengo miedo'. Nunca en mi vida pensé así. Hay que ir y jugar como siempre. Es cierto, Neymar es uno de los mejores del mundo, pero él es humano y yo también. Y un sólo hombre no puede hacer todo. Se trata de un equipo".

Tal vez Neymar prefiera encontrárselo por Dinamarca ya retirado: cuando deje el fútbol, Eddi Gómez, el sucio, quiere ser maestro de jardín de infantes.

Documentos relacionados

Explora este tema

Notas recomendadas

Río 2016: Irak 0-0 Dinamarca

Torneo Olímpico de Fútbol 2016 - Masculino

Río 2016: Irak 0-0 Dinamarca

04 ago. 2016

Andressa Alves of Brazil controls the ball as Beatriz of Brazil and Shanshan Liu of China PR

Torneo Olímpico de Fútbol femenino

Dos jóvenes escuderas para Marta y Cristiane

05 ago. 2016

Romell Quioto of Honduras reacts after defeating Algeria 3-2 during the Men's Group D first round match during the Rio 2016 Olympic Games at the Olympic Stadium on August 4, 2016 in Rio de Janeiro, Brazil.  (Photo by

Torneo Olímpico de Fútbol 2016 - Masculino

Quioto, por el camino difícil

05 ago. 2016

Angel Correa of Argentina reacts after missing a chance

Torneo Olímpico de Fútbol 2016 - Masculino

Igualdad y muchos goles en la jornada inaugural

05 ago. 2016

South Africa player Rivaldo Coetzee (L) vies for the ball with Brazil player Gabriel Jesus

Torneo Olímpico de Fútbol 2016 - Masculino

El día que Rivaldo amargó a Brasil

05 ago. 2016