Marruecos
© AFP

Ayer
En Londres, Marruecos tomará parte en sus sextos Juegos Olímpicos. Su primera participación se remonta a Tokio 1964. Tras su tímido debut, el equipo del reino alauí alcanzó la segunda ronda de Múnich 1972 al superar el grupo del país anfitrión. La continuación, sin embargo, fue menos gloriosa, porque perdió los tres partidos del Grupo B y acabó en último lugar. Si bien Marruecos concurrió a las citas olímpicas de 1984, 1992, 2000 y 2004, aún no ha dejado su impronta en el torneo.

Hoy
El colectivo elegido por el seleccionador Pim Verbeek en el Campeonato Africano Sub-23 ha consumado la hazaña de clasificarse para Londres 2012. El combinado se articula en torno a una armazón de jugadores que desempeñan su oficio en Europa. Entre ellos, cabe destacar al centrocampista del Getafe español Abdelaziz Barrada, autor de tres goles en la prueba continental, y al delantero del Vitesse Arnhem holandés Adnane Tighadouini.

¿Y mañana?
"No hemos ganado el título pero vamos a resarcirnos en Londres, donde saldremos a por una medalla", declaró el técnico holandés tras la derrota por 2-1 de su equipo ante Gabón en la final del Campeonato Africano Sub-23. El seleccionador ha puesto el listón muy alto y parece convencido de que sus pupilos van a hacer un mejor papel que en sus seis participaciones anteriores.

A saber…

Estrellas del pasado
Ahmed Faras, Mustafa Merry, Ahmed Bahja, Noureddine Naybet, Salaheddine Aqqal

Figuras del equipo
Abdelaziz Barrada, Younes Mokhtar, Adnane Tighadouini, Driss Fettouhi

Clasificación en cifras
Marruecos ha obtenido su salvoconducto para los Juegos Olímpicos gracias a su rango de finalista  del Campeonato Africano Sub-23, organizado el pasado diciembre. Luego de ocupar el segundo lugar del Grupo A por detrás de Senegal en la liguilla, los Leones del Atlas escalaron hasta semifinales, donde batieron por 3-2 a Egipto, asegurándose así su presencia en Londres 2012.

Números que hablan
3: Son los goles inscritos por la selección marroquí en sus dos primeras rondas de clasificación para el Campeonato Africano Sub-23. Es también el número de veces que los Leones del Atlas encontraron la portería egipcia en la competición continental. La cifra coincide con el número de goles concedidos por Marruecos en sus dos derrotas contra Senegal y Gabón en el mismo torneo.