Buenos Aires

Avenida 9 de Julio with the Obelisco de Buenos Aires
© Getty Images

Buenos Aires es una de las capitales más importantes de Sudamérica, con una rica y multifacética historia que se refleja en su diversa arquitectura, riquísima vida cultural, deliciosa gastronomía y en cada expresión social de sus habitantes.

Tiene la particularidad de haber sido fundada dos veces: en 1536 por Pedro de Mendoza y en 1580 por Juan de Garay, año en el que empezó a desarrollarse por la radicación de trabajadores portuarios en la orilla del Río de la Plata.

Desde el Cabildo –que hoy todavía puede visitarse frente a la Plaza de Mayo-, se inició en 1810 el proceso de independización de España que culminaría en 1816 con el nacimiento de Argentina como estado independiente.

La actividad económica del país se centró desde un comienzo en la ciudad, lo que fue de gran atractivo para habitantes del resto del territorio argentino y también para inmigrantes. Entre finales del siglo XIX y las primeras décadas del XX se instalaron decenas de miles de extranjeros procedentes de diversas partes del mundo. Italia y España especialmente hicieron un gran aporte.

Así, mezclándose en las calles distintas voces y creencias con el criollo autóctono, creció una ciudad multicultural, bulliciosa, intensa y seductora. Amante del tango, del rock, hoy también del reggaetón y de la cumbia. Del asado, de la pizza de molde con mucha muzzarella, del teatro y, por supuesto, del fútbol.

El fútsal en Buenos Aires
Oficialmente, el fútsal comenzó a jugarse en 1986, cuando la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) decidió organizar el primer torneo masculino de la especialidad. Pero en la ciudad, el juego es religión desde hace varias décadas, poco después de que lo inventara el uruguayo Juan Carlos Ceriani en 1930.

Rápidamente el deporte cruzó el Río de la Plata y caló en una sociedad para la que es una enorme pasión jugar al fútbol de 11, al fútsal o a cualquier otra variante del juego bajo techo.

Durante muchos años también se jugó recreativamente en los clubes de barrio y hasta sirvió de trampolín para jugadores que luego fueron estrellas del fútbol profesional como Fernando Redondo, Juan Román Riquelme o Javier Saviola. Es habitual que grupos de amigos se junten a jugar en alguna de las muchas canchas que se pueden alquilar en la ciudad. Y últimamente hay cada vez más partidos mixtos o campeonatos amateurs de chicas. 

El torneo de AFA masculino se ha nutrido de alguna manera de esa pasión. Con una mayoritaria presencia de equipos de Buenos Aires, fue creciendo año a año desde su creación y encontró la mejor promoción con el título ganado por Argentina en la Copa Mundial de Fútsal de la FIFA Colombia 2016. En 2018 se jugará por primera vez la Liga Nacional de Fútsal Argentina, con participación de varios equipos de la capital.

El torneo femenino de AFA reúne 32 clubes entre Primera División y Segunda, la gran mayoría de Buenos Aires y zonas aledañas.