Copa Mundial de la FIFA™

Abdennour y el Mundial que no se puede escapar

Tunisia's defender Aymen Abdennour (R) challenges Equatorial Guinea's midfielder Emilio Nsue
© AFP

Los seguidores tunecinos quedaron muy decepcionados con la abultada derrota sufrida por su país (1-4) en el último partido de la repesca de la competición preliminar de Brasil 2014. Después del empate 0-0 registrado en Túnez en el choque de ida, fueron los Leones Indomables quienes se clasificaron para la cita mundialista. Las Águilas de Cartago, en cambio, se quedaron fuera de la Copa Mundial de la FIFA™ por segunda edición consecutiva, tras perderse la de Sudáfrica 2010. El cuadro magrebí había terminado entonces segundo de grupo, a un punto de Nigeria.

Los tunecinos todavía no se han repuesto de la desilusión, y Abdennour recuerda aquella contienda con FIFA.com. “Yo no pude participar, porque estaba lesionado, pero seguí atentamente los dos partidos. Aunque fuimos mejores que Camerún, dejamos pasar la ocasión de ganar y de clasificarnos para el Mundial”, cuenta.

“Esa eliminación supuso un duro golpe, porque teníamos la clasificación al alcance de la mano. Túnez contaba con jugadores capaces de marcar diferencias, pero al final no pudimos conseguirlo. Fue uno de los episodios más difíciles de mi carrera de futbolista”.

Ahora Túnez ha pasado página y espera tener un futuro radiante en los clasificatorios mundialistas. De momento ya está en la segunda ronda, tras imponerse a Mauritania (2-1) en sus dos compromisos. “La primera fase era importante para nosotros, al estar en juego la clasificación para la mayor competición de fútbol del mundo. Mauritania no fue un rival fácil, había puesto en apuros a grandes equipos en los últimos meses. En la ida llegamos a ir perdiendo por un gol, pero la garra de mis compañeros nos permitió empatar y, luego, ganar. Yo no pude jugar en ninguno de los dos partidos, por otra lesión, pero estaba de corazón con el equipo. Seguí los dos encuentros con mucha confianza, y me llevé una alegría con la clasificación”, apunta el zaguero.

La selección tunecina presenta una mezcla de jugadores experimentados y jóvenes. Muchos de los veteranos son conscientes de encontrarse ante la última oportunidad de participar en el Mundial. En cuanto a los jóvenes, Abdennour entre ellos, todavía estarán en situación de representar a su país en Qatar 2022 si alcanzan el torneo. “Algunos compañeros saben que Rusia 2018 es su última oportunidad de participar en un Mundial. Por eso, no queremos dejar escapar nuestras opciones. El Mundial es el sueño de cualquier futbolista”, dice.

En busca del desquite
Abdennour analiza también las consecuencias del fracaso de 2013. “Queremos hacer olvidar la derrota de 2013 ante Camerún como sea. El plantel está a la altura de este reto y es capaz de dar una alegría al pueblo tunecino. Hemos aprendido la lección, y todos los integrantes de la selección quieren ganar. Espero que esta vez nos acompañe la suerte en los clasificatorios, porque la competencia será dura. Creo que el fútbol tunecino no merece perderse tres fases finales consecutivas”, insiste.

Toda África mirará hacia El Cairo el próximo 24 de junio, fecha del sorteo de la competición preliminar de la zona africana. ¿Y tiene preferencias en cuanto a sus rivales? “En los últimos años, el nivel de las selecciones africanas ha mejorado mucho. Respetamos a todos los adversarios, y sabemos que la clasificación va a depender de nuestra capacidad de jugar a nuestro nivel, así que no vamos a concentrarnos en los oponentes. Tenemos más miedo de lo que hagamos nosotros que de los rivales. Hay que extraer las lecciones de los clasificatorios anteriores para hacer realidad el sueño de todo el pueblo tunecino”, afirma Abdennour.

Abdennour nació en 1989, por lo que sólo tiene 26 años, pero ya es uno de los hombres más experimentados del equipo, y todo un pilar de la retaguardia. “Juego con la selección absoluta desde 2008, y lo considero una suerte. Al encadenar grandes compromisos internacionales he acumulado experiencia, y eso hace que deba asumir una cierta responsabilidad, tanto dentro como fuera de la cancha. Ayudo mucho a los jóvenes. Dentro del campo, redoblo esfuerzos para dar ejemplo. Todo el mundo espera de mí que esté al máximo siempre que juego con la selección”, concluye.

Explora este tema

Notas recomendadas