En Vivo

Abidal: "Messi es el fenómeno número uno"

Former Barcelona's defender Eric Abidal speaks during the presentation of his foundation "Eric22 Abidal"
© AFP

¿Quién no conoce la historia de Eric Abidal? En 2011, en pleno apogeo con el FC Barcelona, le detectaron un tumor en el hígado, y tuvo que detener su carrera para curarse. El 6 de abril de 2013, volvió a vestir la camiseta blaugrana después de un trasplante de hígado y 402 días de lucha contra la enfermedad, con una fuerza y una serenidad que le hicieron ganarse la admiración de todos.  

El defensa francés no se contentó con volver a jugar. Además, ganó una cuarta liga española con el Barça. Y luego ayudó al AS Mónaco, el club de sus comienzos, a quedar subcampeón de la liga francesa 2013/14 al cabo de su última temporada completa, lo que le sirvió para enfundarse de nuevo la camiseta de la selección de Francia.

Abidal, que se retiró a finales de 2014 tras seis meses defendiendo los colores del Olympiacos, puede hoy rememorar con orgullo su trayectoria y su palmarés, en el que destacan 3 ligas francesas con el Olympique de Lyon, 2 Ligas de Campeones de la UEFA con el Barça y un subcampeonato en la Copa Mundial de la FIFA Alemania 2006 con los BleusFIFA.com habló con él en exclusiva.

Sr. Abidal, ¿cómo está viviendo su retirada? ¿Qué ha recuperado o redescubierto al concluir su carrera?Al principio, estaba muy contento de poder jugar y de hacer de ello mi profesión. Ahora que lo he dejado, estoy recuperando esa libertad que no se tiene al ser jugador, esa tranquilidad en la vida diaria. Hay menos estrés, menos nerviosismo. Se pasa más tiempo en familia, con los niños, fines de semana… en resumen, la vida de verdad. Es una ventaja enorme tener la opción de decir basta, y no retirarte por lesión o por otra cosa. Necesitaba dejarlo yo para sentirme realizado. 

¿Hay algo que eche de menos?Sí y no. Mi trabajo era un deporte de equipo, con todo lo que compartes a diario con el cuerpo técnico y los jugadores. Esa parte la echo de menos, porque se crean vínculos muy fuertes e intensos durante años. Hoy lo vivo de una forma diferente cuando regreso a los clubes para volver a ver a unos y a otros. Sigue habiendo la misma pasión y amistad, aunque ya no nos veamos a diario.

*¿Tiene planes de reconversión? *Contractualmente, no los tengo. Estoy trabajando un poco como comentarista para la televisión; ayudo al Olympiacos en temas de patrocinio y mercadotecnia, y trabajo asimismo para la UEFA. También está mi fundación para luchar contra el cáncer. Para mí era importante poder ayudar a mi manera, aunque se trata de una lucha difícil.  

*¿Cuál es el objetivo de su fundación? *El objetivo es reunir dinero, financiar los tratamientos, sensibilizar sobre la donación de órganos… No todo el mundo tiene acceso a la seguridad social, y los medicamentos valen caros. Queremos ayudar a los niños y los adolescentes, y queremos también apoyar a las familias aportándoles bienestar en los hospitales, con un apoyo psicológico y material.

Haciendo balance de su carrera...¿de qué está más orgulloso?No concierne necesariamente a mi carrera, pero lo que traté de reproducir sobre el terreno de juego es la educación que recibí de mis padres. Eso es lo que me ayudó a crecer y a adaptarme en todos los clubes en países distintos. Al final, eso es lo que hace a la persona, y nada más. Mis padres me enseñaron el respeto, la cortesía, a ser bueno en todos los sentidos del término.  

Es usted uno de los pocos franceses que han triunfado en el FC Barcelona. ¿Le sorprende lo que está haciendo Jeremy Mathieu esta temporada?No, no me sorprende, porque es una buena persona, muy educada. Lo conozco bien y, ahora que está en Barcelona, nos vemos más a menudo. Ha tenido una trayectoria normal, y ha ido superando las etapas una a una. Subió de nivel al pasar del Valencia al Barcelona. Su objetivo era jugar en un grande y afianzarse en la selección. Creo que actualmente no está muy lejos de conseguirlo. Es un jugador polivalente, lo cual siempre resulta muy útil para un entrenador.  

Ha visto pasar a gente de mucho nivel por el Barça. ¿Cómo valora al tridente Messi-Suárez-Neymar con relación a lo que ha conocido antes?En los seis años que pasé allí, vi que el club buscaba tener un tridente ofensivo de gran clase, donde cada jugador acababa muy fuerte en cuanto a estadísticas. La dificultad estriba en que tres jugadores de ese nivel puedan entenderse. Pero hoy estoy contento, porque lo hacen de forma admirable y dan miedo a todas las defensas de Europa. Los tres son diferentes, y cada uno hace su trabajo a su manera en pro del colectivo. 

Durante su carrera, ha jugado al lado de delanteros colosales. Como defensa, ¿quién le ha impresionado más en los entrenamientos?En los entrenamientos se tienen pocas ocasiones de entablar verdaderos enfrentamientos de 11 contra 11. Se trata más de partidillos con 30 metros de espacio donde se remata más que se regatea… Para mí, Messi sigue siendo el mejor. También me he entrenado con Zidane, Henry, Anelka… Cada uno es diferente, con sus propias cualidades, pero todos eran muy difíciles de sujetar y de marcar. Eso es lo que me ayudó a crecer y a asentarme en el puesto de defensa.

¿Cómo ve la evolución de Messi esta temporada?Leo posee una gran inteligencia en su juego. Empezó muy joven en el Barcelona y va subiendo de nivel cada temporada. Sigue siendo un auténtico goleador, al tiempo que un jugador completo capaz de venirse al mediocampo para marcar la diferencia, o de hacer un jugadón espectacular de 40 metros para dar el último pase o marcar él mismo. Para mí, es y seguirá siendo el fenómeno número uno.

Hablemos un poco de la selección de Francia. Patrice Evra declaró recientemente que “el viejo no aflojará ni un ápice”, y que los que quieran quitarle el puesto de lateral izquierdo debían “espabilar”. ¿Qué consejos daría a Gael Clichy, Lucas Digne, Benoit Trémoulinas o Layvin Kurzawa para desbancarle?(Risas) No necesariamente tengo consejos que darles, porque pienso que esa transición se hará de forma natural. Está bien que defienda ese discurso; puede venirle bien a los jóvenes y empujarlos a elevar el nivel de su juego para que Evra tenga un sucesor excelente.

El fútbol moderno exige mucho a los laterales. Al mismo tiempo, se requiere no dejar pasar a nadie y aportar cosas en ataque. ¿Le parece que es un puesto ingrato?(Risas) Ingrato no, porque si preguntas a todos los laterales si están contentos de jugar en ese puesto, te responderán que sí. Antiguamente, un lateral estaba ahí simplemente para defender. Desde hace algunos años, debe ser capaz de subir y de hacer sprints para estar también arriba, concluyendo las jugadas. Es apasionante ser defensa y tener estadísticas de centrocampista a final de temporada. Físicamente, hay que estar preparado, y no hay que perder de vista que defender sigue siendo la prioridad.  

A su modo de ver, ¿quién es hoy el mejor lateral del mundo?Voy a decir Philipp Lahm, del Bayern de Múnich. Vale para múltiples puestos: puede jugar por la derecha, por la izquierda, en la medular… Ahora bien, en el lateral izquierdo, David Alaba es muy bueno, como Jordi Alba, o también Kurzawa… Pero para mí, el más completo sigue siendo Philipp Lahm.

Explora este tema

Notas recomendadas

Argentina's coach Gerardo Martino talks to Argentina's forward Gonzalo Higuain

Copa Mundial de la FIFA™

Martino: "Trato de ser autocrítico en todo"

16 mar. 2015

La final de Alemania 2006

Copa Mundial de la FIFA 2006™

La final de Alemania 2006

09 jul. 2014

Partidos clásicos: Francia-Suiza en Alemania 2006

Copa Mundial de la FIFA 2006™

Partidos clásicos: Francia-Suiza en Alemania 2006

20 jun. 2014

Messi, y su mirada sobre Brasil 2014

Copa Mundial de la FIFA 2014™

Messi, y su mirada sobre Brasil 2014

05 feb. 2015

Philipp Lahm of Germany poses with the FIFA World Cup Trophy

Copa Mundial de la FIFA 2014™

Lahm: "Siempre creí que lo conseguiríamos"

18 mar. 2015