Día Mundial de la Salud Mental

'Alive and Kicking' para la salud mental

Alive and Kicking
© Others
  • Hoy es el Día Mundial de la Salud Mental
  • Alive and Kicking recurre al fútbol como apoyo
  • Su director general, Ben Sadler, considera al deporte rey “un instrumento idóneo”

El África subsahariana padecía hace dos años un grave problema de salud mental, que estaba desatendido por completo y en un segundo plano ante las dificultades causadas por la malaria, la pobreza, el VIH y el abandono educativo.

Alive and Kicking, una organización benéfica sin ánimo de lucro, decidió actuar al respecto. Y ya ha proporcionado más de un millón de balones de fútbol, que utiliza para educar a los niños en Zambia, Kenia y Ghana desde 2004.

“La salud mental acarreaba un estigma, nadie hacía nada por ayudar”, explica a FIFA.com Ben Sadler, director general de Alive and Kicking.

“Ya estábamos haciendo los balones, así creamos empleos a tiempo completo para personas de grupos laborales vulnerables. Por ejemplo, en Zambia, ninguno de nuestros empleados había tenido nunca antes un trabajo formal. Un 40% de ellos tienen discapacidades”.

“Destinamos el dinero que conseguimos a través de la venta de los balones y la recaudación de fondos —la FIFA Foundation es un ejemplo— a repartir balones entre grupos clave y programas de educación sanitaria, y ahí es donde entra el programa de salud mental. Todos nuestros programas de salud mental se desarrollan mediante entrenamientos de fútbol”.

“La práctica del deporte es una forma excepcional de mejorar nuestra salud mental. Impartimos un programa de ejercicios de fútbol que incluyen mensajes sobre la salud y los transmiten directamente a través del juego”.

“Cuando un entrenador dirige una sesión, empieza con el balón, no se menciona la salud. Luego para la sesión y presenta el mensaje sobre la salud, explicándolo: ‘Esto representa esto, y esto representa aquello”.

“A continuación, y esto es primordial, se reanuda el juego, y los chicos ya juegan teniendo presente el mensaje sobre la salud mental. Así se refuerza el aprendizaje”.

Los resultados han sido increíbles.

“En términos de conocimiento, vemos que la gente que pasa por este programa mejorará el suyo en un promedio del 72%”, afirma Sadler. “Se trata de aspectos como saber cuáles son las señales de una salud mental precaria, dónde buscar apoyo si lo necesitan o qué formas hay de mejorar la salud mental”.

“Lo que más nos entusiasma es cómo influye en el comportamiento. La gente tiene el triple de posibilidades de buscar apoyo o de ayudar a alguien, en lo que respecta a la salud mental, después de pasar por el programa. La gente está cambiando de verdad su forma de trabajar, de vivir”.

“No pretendemos decir que tratemos la salud mental. Somos educadores, lo que hacemos es cuestionar el estigma, podemos orientar a la gente para que se dirija a las redes de apoyo locales si necesita esa ayuda profesional”.

Hoy es el Día Mundial de la Salud Mental, y Alive and Kicking considera que el fútbol constituye una gran ayuda para personas de todo el globo.

“El ejercicio periódico y el deporte es una forma estupenda y demostrada de mejorar la salud emocional y mental”, insiste Sadler.

“En el fútbol hay muchos elementos —el ejercicio, el trabajo en equipo, la comunicación— que sirven de apoyo a la salud mental. El fútbol es un instrumento idóneo”, concluye.

Explora este tema

Notas recomendadas