En Vivo

Amiri: "El fútbol une a los afganos"

Afghan footballers celebrate
© AFP

"Ha sido como ganar el Mundial", comparó Zohib Amiri la tarde del pasado martes en Kabul. No es que el capitán de la selección afgana acabara de levantar el rutilante trofeo de oro de 18 quilates que su homólogo español Íker Casillas alzó hace 25 meses. Lo que había ocurrido es que Afganistán, un país arrasado por la violencia en los últimos tiempos, recién había albergado su primer partido de fútbol en casi un decenio, y había celebrado la ocasión con un enfático triunfo por 3-0 sobre Pakistán.

"Ha sido asombroso ver la felicidad de nuestros compatriotas en los dos últimos días", señaló Amiri a FIFA.com en el epílogo del encuentro. "Es una prueba de que nuestra asociación está haciendo un buen trabajo y de que estamos avanzando en la dirección correcta".

"A los afganos les encanta el fútbol. Durante los dos o tres últimos años he observado que la gente se emociona cada vez más, a medida que nos ve jugar con regularidad y comprueba que estamos haciendo progresos reales", agregó. "Ha sido con diferencia el partido más importante y más vibrante de mi vida. No nos pusimos nerviosos antes del encuentro porque nos habíamos estado preparando durante cuatro o cinco meses y porque íbamos a jugar ante nuestro público".

Los 6.000 seguidores que abarrotaron el estadio AFF generaron un tremendo ambiente a lo largo del que había sido anunciado como "El partido amistoso". Su vociferante apoyo impresionó gratamente al seleccionador paquistaní.

"Estoy muy satisfecho de haber tomado parte en este precioso evento", declaró Zavisa Milosavljeviae, "y de haber conocido a esta entrañable hinchada y al pueblo afgano".

El sueño común de la Copa Mundial de la FIFA™
Amiri sólo tenía 16 años cuando Afganistán libró su anterior duelo internacional, contra Turkmenistán el 23 de noviembre de 2003 en el estadio Ghazi, y ni siquiera había nacido en la última visita del combinado paquistaní en 1977.

"El fútbol une a la gente", recalcó el defensa de 26 años, que la temporada pasada militó en las filas del FC Mumbai, en la India. "Lo pude comprobar el martes, antes, durante y después del encuentro. La alegría y el orgullo de nuestros aficionados es algo que nunca olvidaré".

"Hemos tenido que esperar mucho tiempo. El partido del martes fue, en gran medida, el resultado del desarrollo positivo del fútbol afgano. El hecho de que hoy empieza la segunda edición de la primera división afgana y de que tenemos un moderno campo de hierba artificial para alojar partidos internacionales ayuda mucho, por supuesto, y abre nuevos horizontes de futuro", expuso.

El histórico amistoso entre Afganistán y Pakistán se celebró en el estadio AFF de Kabul, sobre un campo de hierba artificial construido con financiación de un proyecto Goal de la FIFA. El mismo recinto servirá para escenificar la segunda edición del campeonato de liga afgano.

"Ahora necesitamos centrarnos en la Copa Desafío de la AFC del año que viene", indicó Amiri. "Si hacemos bien las cosas en el ámbito regional, algún día podremos hacer realidad el plan de clasificarnos para el Mundial. Ése es el gran sueño de toda nuestra nación".

Explora este tema

Notas recomendadas