Copa Mundial de la FIFA™

Backe: "Islandia ha sido una inspiración"

Head coach Hans Backe of the New York Red Bulls looks on
© Getty Images

El jueves 6 de octubre, Finlandia se enfrenta a Islandia, una selección a la que no sólo considera un rival a batir, sino también un modelo a seguir. Así, al menos, es como Hans Backe quiere que lo vean sus futbolistas.

Al igual que el resto del planeta, el veterano seleccionador sueco quedó maravillado por la espléndida trayectoria de Islandia en los últimos tiempos. Y también es consciente de que, aunque su ascenso culminó de manera espectacular en la Eurocopa de 2016, el cuadro islandés presentaba no hace tanto un perfil y unos registros tan discretos en los clasificatorios como los de su selección. Por eso quiere que los jugadores finlandeses no vean con envidia los últimos éxitos cosechados por sus rivales regionales, sino con un optimismo renovado, porque ellos también podrían alcanzar esas cotas.

"Islandia ha sido una inspiración no sólo para Finlandia, sino para toda Escandinavia. Incluso para grandes potencias como Dinamarca, Suecia y Noruega", cuenta el técnico a FIFA.com. "Demostraron que es posible hacer algo especial si haces bien las cosas y las haces como un equipo. Sólo nos queda aprender e inspirarnos en eso".

*Un grupo sin favoritos
*
En su intento por emular al prestigioso equipo de Heimir Hallgrimsson, Finlandia tendrá que derrotarlo. Pero Backe sabe que no será fácil, y mucho menos en Reikiavik, donde Islandia no pierde en un compromiso internacional desde hace más de tres años.

"En estos momentos tienen una buena generación de jugadores y un estilo de juego definido, además de una gran confianza después de lo que hicieron en la Eurocopa", señala. "Será un contrincante muy difícil de batir, sobre todo en casa, donde se está mostrando muy fuerte. Sin duda, es uno de los favoritos de este grupo".

Finlandia, por su parte, ya se encuentra bajo presión. Backe había anticipado "un encuentro complicado e impredecible" en su estreno contra Kosovo en la fase de clasificación para Rusia 2018. Y, muy a su pesar, acertó. El debutante equipo kosovar sacó un punto en Turku. Este traspié inicial no es, según el técnico sueco, ni mucho menos definitivo en uno de los grupos más igualados de la sección europea.

"No tenemos a Alemania ni a España en nuestro grupo, por lo que no es de esas veces que sabes cómo va a terminar todo antes incluso de que empiecen los partidos", opina sobre una zona en la que también compiten Croacia, Turquía y Ucrania. "El nuestro es un grupo sin claros favoritos, en el que cualquier selección puede sumar puntos contra cualquiera. La clave para nosotros será asegurarnos de que nos preparamos del mejor modo posible para cada encuentro y, también, evitar que nuestros jugadores más importantes sufran lesiones y sanciones. Si lo conseguimos, creo que podemos dar la sorpresa".

*Un último reto
*
Backe es un entrenador de mucha experiencia, curtido en los campos de entrenamiento de Suecia, Noruega, Dinamarca, Inglaterra, Grecia, México y Estados Unidos a lo largo de los últimos 34 años. Sin embargo, su única estancia previa en un combinado nacional fue como ayudante de Sven-Göran Eriksson, en México entre 2008 y 2009. El dúo sueco fue destituido a los nueve meses, pero Backe no se arrepiente de aquella aventura.

“Es difícil comparar aquella experiencia con otras que he tenido, porque ser ayudante es mucho menos exigente que ser entrenador", reconoce. "Pero lo disfruté en muchos sentidos, y considero que aquellas etapas con Eriksson en México y en el Manchester City fueron fenomenales. Aunque, antes de trabajar con él, siempre había sido el entrenador principal, por lo que me pareció natural volver a ese puesto".

"He de decir, eso sí, que pensé que mi carrera iba a terminar cuando dejé el New York Red Bulls en 2012. Creía de verdad que aquel sería mi último cargo como entrenador. Sin embargo, cuando Finlandia me propuso que guiara a su selección en este clasificatorio, no pude decir que no. Simplemente, pensé: ‘Tengo que volver’", explica.

"Estoy muy seguro de que éste será mi último trabajo. Ya sé que nunca se puede decir nunca, y no descarto completamente hacer algo más. Pero, tal y como veo ahora las cosas, estoy casi convencido de que me retiraré cuando termine aquí", asegura.

¿Retirarse tras llevar a Finlandia al Mundial? "Sería mágico", responde. "Sería lo mejor de todo. Sin duda, el mayor hito de mi carrera. No será fácil, pero es algo a lo que aspirar", concluye.

Explora este tema

Notas recomendadas