Bento: "Ronaldo no necesita un Mundial para ser el mejor"

A sus 44 años, Paulo Bento afronta uno de los mayores retos profesionales de su extensa carrera. Ni siquiera como jugador, cuando defendió los colores de Portugal en la Copa Mundial de la FIFA Corea/Japón 2002™, el entrenador luso soportó en sus hombros una presión semejante a la actual: su equipo, segundo en el Grupo F de la eliminatoria europea, deberá jugarse el pase a Brasil 2014 frente a la Suecia de Zlatan Ibrahimovic. Nada más ni nada menos.

No obstante, desde la tranquilidad que le dan los años de roce internacional, el ex estratega del Sporting de Lisboa se muestra sereno y paciente en un diálogo exclusivo con FIFA.com. En Zúrich, donde asistió al sorteo de las repescas europeas, nos habló sobre las fallas en la etapa previa del clasificatorio, los problemas de Portugal a la hora de asumir su rol de favorito y la eterna lupa que se ha posado sobre su capitán: “Ronaldo, como Eusebio, no necesita ganar un Mundial para ser considerado el mejor”.

Señor Bento, ahora que la eliminatoria regular ha finalizado, ¿qué sensación se sobrepone? ¿Desilusión por no alcanzar el primer puesto o expectativas por el repechaje?
Creo que ambas están ligadas, ¿verdad? Nuestro objetivo era llegar a Brasil, en principio por la vía directa. No hicimos las cosas de manera que nos permitiera alcanzarlo, pero tenemos ahora la repesca para intentarlo. A eso apuntamos.

¿Qué faltó para conseguirlo?
Algunas cosas esenciales. Jugar mejor en algunos partidos, sobre todo en los dos contra Israel y la primera parte con Irlanda en casa. Allí no mostramos el nivel que pretendíamos. E incluso cuando jugamos bien, nos faltó algo fundamental como es la eficacia. Diría que, si bien no jugamos tan bien durante los 90 minutos, en esos tres encuentros tuvimos oportunidades para ganar y no las aprovechamos.

Da la sensación de que, a lo largo de los años, a Portugal le ha costado enfrentarse a rivales más débiles en los papeles. ¿Suscribe a esa idea?
En algunos momentos es así. No diría que siempre, pero es verdad. Es algo que ha ocurrido a lo largo de nuestra historia, no viene de ahora: en algunos momentos Portugal tiene algunas dificultades con equipos contra los que parte, teóricamente, como gran favorito. En esta campaña para Brasil 2014 perdimos apenas un partido con Rusia, que era nuestro adversario directo, pero es cierto que no conseguimos vencer a rivales a los que somos superiores. Tiene que ver con aspectos emocionales, pero también técnicos y tácticos. No fuimos lo suficientemente competentes para ganar esos partidos. Lo emocional ha pesado en esas situaciones, a lo largo de los años, en otras campañas. Todavía no conseguimos superar del todo ese problema que tenemos.

El hecho de que la Copa Mundial de la FIFA se dispute en Brasil, ¿es un motivo de presión extra para Portugal? ¿Hay una mayor obligación de asistir?
Entiendo la idea de que haya más expectativa porque es en Brasil, aunque si se jugara en otro país nuestro objetivo sería exactamente el mismo. La ambición no cambiaría. Pero es un hecho: externamente hay mucha expectativa de estar ahí, por jugarse en Brasil y por hablar portugués.

Como futbolista, usted siempre priorizó lo colectivo por sobre lo individual, algo que se mantiene en su carrera como entrenador. ¿Cree que ese concepto prevalecerá en Brasil?Los jugadores pueden decidir algún que otro partido, pero las grandes competiciones las ganan los equipos. No hay otra forma, en mi opinión, de encarar las cosas. Admiro enormemente a los equipos que tienen talento, claro, pero la obligación de un entrenador es ubicar ese talento al servicio colectivo. Poner a los mejores que tienes a mano, en pos de una organización de equipo. Habrá momentos en que esas individualidades definirán un juego u otro, sí, pero las Copas del Mundo, de Europa o ligas nacionales, a la larga, las ganan los mejores equipos.

¿Quiénes son sus candidatos a quedarse con el título el año próximo en Brasil?
El momento que atraviesan los equipos actualmente podría ser diferente en 2014. Vamos a ver cómo llegan los jugadores a una competencia tan grande. Aunque pienso parecido a lo que cree la mayoría del mundo del fútbol: España, Alemania, Brasil y Argentina son los grandes candidatos. Tienen buenos jugadores, son muy fuertes en lo colectivo también, con historia… España solo tiene una Copa Mundial pero ha mostrado supremacía muy grande en los últimos años. Argentina es bicampeón mundial, Alemania tricampeón, Brasil pentacampeón. Por calidad individual, colectiva y por historia, tienen grandes posibilidades de repetir el éxito el año próximo.

¿Qué le falta a Portugal para ingresar a ese grupo de elite?
Las cosas podrían cambiar ganando un título por primera vez, no lo sé. Quizás nos falten otras cosas. Portugal no tiene la capacidad de reclutamiento que tienen esas 4 selecciones mencionadas. Y sin embargo, los resultados son extremadamente positivos en los últimos años: fuimos semifinalistas en la Eurocopa 2000, semifinalistas del Mundial en 2006, finalistas de la Euro 2004. Para la dimensión de nuestro país, la capacidad de reclutamiento que tenemos, el trabajo es muy positivo. Hubo momentos en los que la gloria estuvo muy cercana. Tenemos que intentar seguir en esa línea, descubrir el mayor número posible de jugadores de calidad e intentar competir de mejor manera con potencias y selecciones de mayor capacidad que nosotros.

Háblenos de Cristiano Ronaldo. ¿Es posible ser considerado uno de los mejores jugadores del mundo sin haber conquistado un título con la selección?
En Portugal ya tenemos un ejemplo, ¿no? Eusebio nunca fue campeón mundial ni europeo con la selección, y estamos hablando de dos de los mejores jugadores de la historia del fútbol mundial, dos que van a quedar por muchos años como dos de los mejores en la historia de Portugal. Ronaldo es un jugador tremendo que marcará una época, y cuando deje de jugar continuará siendo un futbolista brillante para el deporte y el fútbol portugués. No creo que para mantenerse como uno de los mejores jugadores del mundo siempre, y principalmente el mejor de Portugal, tenga necesidad de ganar una gran competición. Tendrá deseos de lograrlo, como tenemos todos, pero si fuera así no podríamos considerar a Eusebio cómo uno de los mejores jugadores en la historia del país. O el mejor incluso para algunos que lo vieron jugar más que yo.

¿Cómo ve a Cristiano en su rol de capitán? ¿Puede resultar una presión extra?
No parece ser una presión. La recibió como un legado, con normalidad. La experiencia que ha acumulado en la selección y en su club ha sido extremadamente importante para él. Y cuando asumió esas funciones todavía era muy joven. Es verdad que aún lo es, pero se trata de un jugador más maduro, más experimentado. No sólo asumió sus funciones en términos de juego y liderazgo, sino que es un futbolista muy respetado por sus compañeros. Estamos extremadamente satisfechos con todo lo que hace por formar parte de la selección.

Para despedirnos, quisiéramos saber qué mensaje le enviaría a los aficionados portugueses antes del duelo con Suecia.
El mensaje es muy sencillo. No cambia nada respecto al que era nuestro deseo antes de empezar la campaña para la Euro 2012. Cuando trazamos nuestros objetivos, el principal era estar en Brasil. Y aún lo tenemos. No será como pensábamos, en primer lugar de nuestro grupo. Será en la repesca. Ante Suecia iremos a competir de la manera que amerita la circunstancia: con confianza y respeto al adversario, pero con la convicción tremenda de que podemos estar en Brasil 2014.

Notas recomendadas