Bután también tiene a 'su Ronaldo'

Bhutanese footballer Chencho Gyeltshen (R) scores a goal past Sri Lanka's goalkeeper
© AFP

Cristiano Ronaldo lleva mucho tiempo siendo un claro motivo de inspiración para los jóvenes futbolistas de todo el globo, pero es posible que ni siquiera el propio astro portugués sea consciente de la influencia que ha tenido en un muchacho de Bután.

El pasado mes de marzo, Chencho Gyeltshen y la selección butanesa se estrenaban en una competición preliminar de la Copa Mundial de la FIFA™ ocupando el último lugar de la clasificación mundial, y pocos daban al “reino del dragón del trueno” opciones de ser algo más que una mera comparsa. Hasta sus hinchas tenían unas expectativas modestas en su debut, frente a Sri Lanka, un rival al que no había vencido nunca.

Los butaneses sorprendieron al imponerse por 0-1 en el partido de ida gracias a un gol de Tshering Dorji en los instantes finales, pero incluso eso se consideró flor de un día. Sin embargo, terminarían ganando 2-1 el choque de vuelta ante su público. Los dos goles fueron obra de Gyeltshen, uno en cada periodo, y Bután superó la eliminatoria contra todo pronóstico. Este futbolista de 19 años hizo así honor a su apodo de “el CR7 butanés”.

“Fue un sueño hecho realidad”, declaró a *FIFA.com *el genial artillero, que luce el dorsal número 7, el mismo que Cristiano Ronaldo. “Y todavía queda otro sueño por alcanzar. Hemos demostrado que somos un buen equipo, pero aún queda margen para mejorar”.

“En el fútbol, Cristiano Ronaldo es mi estrella preferida. Ha sido mi inspiración durante todos estos años. No nació con talento: el esfuerzo y su amor por el fútbol lo convirtieron en lo que es hoy en día. Para mí, 'el CR7 butanés' es algo más que un apodo. Es el mayor elogio que he recibido nunca, y quiero dar las gracias a todo el mundo por habérmelo dado”.

*Pasión por el deporte rey *
El fútbol no suele asociarse con Bután, un reino del Himalaya que no se incorporó a la FIFA hasta 2000. Apenas presenta logros en el panorama internacional, y su selección llevaba 18 meses inactiva antes del duelo contra Sri Lanka. Aunque su imagen futbolística sigue siendo modesta, Gyeltshen se apresura a explicar los progresos que han realizado.

“Ahora, a la mayoría de los butaneses les gusta el fútbol, y lo practican”, afirma. El tiro con arco es nuestro deporte nacional, pero el fútbol ha conseguido abrirse un hueco, cada vez es más popular y recibe más atención, sobre todo después de las victorias contra Sri Lanka en la competición preliminar”.

“En mi pueblo tenía muchos primos y amigos que jugaban al fútbol”, recuerda Gyeltshen. “Yo también empecé a jugar con ellos, cuando tenía seis años. Desarrollé mis habilidades trabajando cada día para pulir mis defectos. Mi hermano me animó a jugar al fútbol, fue una inspiración. Él siempre me decía que yo tenía un estilo único, y me animó a dedicarme al fútbol de manera profesional”.

Gyeltshen no tardó en demostrar que su hermano tenía razón. En 2013 fichó por el Yeedzin, uno de los grandes de su país, y a comienzos de este año dio el salto al Thimphu City, otro equipo de la capital. Los hinchas se rindieron ante su velocidad y su olfato de gol, y su calidad no pasó desapercibida más allá de sus fronteras, ya que el Buriram United, campeón de la liga tailandesa, le propuso realizar un ensayo.

“Este año me entrené con el Buriram durante un mes, y el club me ha pedido que vuelva para hacer una prueba en junio. Voy a aprovechar todas las oportunidades que tenga de jugar en un equipo asiático del máximo nivel. Mi sueño es jugar en un grande de una liga de alto nivel”, dice.

*Nuevos retos *
Y el éxito de Bután se ha traducido en un puesto en la segunda ronda clasificatoria de la zona asiática para Rusia 2018, en la que se medirá con la RP China, Qatar, Hong Kong y las Maldivas. Su primer compromiso es a domicilio, el 11 de junio en Hong Kong, antes de recibir cinco días más tarde a la RP China, posiblemente la favorita de la liguilla, junto con Qatar.

Aun así, a Gyeltshen no le asusta la envergadura de estos desafíos. “Somos un equipo joven, el jugador de menor edad sólo tiene 18 años”, señala. “La mayor parte del plantel se estrenó con la selección en el primer partido [contra Sri Lanka]. Pero con nuestro trabajo y el apoyo de nuestro pueblo fuimos capaces de dar una gran sorpresa. Ya hemos jugado contra muchas otras selecciones asiáticas y somos conscientes de que son más potentes que nosotros. Pero vamos a esforzarnos en los entrenamientos y trabajar como un equipo para obligarles a emplearse a fondo contra nosotros. El esfuerzo siempre tiene su recompensa”.