Rivalries

La Ciudad de las Diagonales, paralizada por el derbi

Estudiantes' Juan Sebastián Verón and Gimnasi's Esteban González, shakes hands prior to the start of the La Plata derbi, October 15 2006 (Photo: courtesy of Diario El Día)
© Others

La Plata es conocida por ser un ejemplo de planificación urbanística del Siglo XIX. Conocida como la Ciudad de las Diagonales, la capital de la provincia de Buenos Aires tiene otra característica distintiva relacionada con el fútbol. Allí, a diferencia de otras metrópolis argentinas, los clubes más populares no son ni River Plate ni Boca Juniors: la pasión se la disputan Estudiantes y Gimnasia.

El próximo domingo 5 de abril, el León y el Lobo se verán las caras por 145ª vez. Los Pincharratas *volverán a exhibir sus pergaminos y se autoproclamarán ser "el orgullo de la ciudad". Los *Triperos responderán que, e pesar de la falta de títulos, "siempre estuvimos en las malas", * y que "las buenas ya van a venir". Todo esto a 17 años exactos del *Clásico del Terremoto...

Los orígenesLa génesis de esta rivalidad es interesante. Fundado el 3 de junio de 1887, Gimnasia y Esgrima La Plata es la única institución de la Primera División argentina que no vio la luz como un club de fútbol, sino para practicar las actividades que dieron origen a su nombre. Recién en 1901 sus socios comenzaron a jugar "el deporte de los ingleses locos". Esta decisión tuvo consecuencias impensadas.

En 1905 el desalojo del predio donde lo practicaban provocó un cisma en Gimnasia, ya que mientras algunos preferían seguir practicando únicamente deportes bajo techo, otros querían seguir jugando al fútbol. El 4 de agosto de ese año, entonces, este último grupo decidió fundar el Club Atlético Estudiantes (más tarde, Estudiantes de La Plata).

Estudiantes llegó a la Primera División de la extinta Federación Argentina de Football en 1911. Gimnasia, que volvió a practicar el fútbol en 1913, lo hizo en 1914. El primer partido entre ambos, sin embargo, fue el 27 de agosto de 1916. Ese día, a cancha llena, Gimnasia se impuso como visitante por 1-0 con gol de Ludovico Pastor en contra.

Algunas cifrasEl primer clásico de la era profesional se disputó el 14 de junio de 1933 y terminó 1-1. Hasta el presente, jugaron 144 veces, con 50 victorias de Estudiantes (212 goles a favor), 44 de Gimnasia (192) y 50 empates. Desde agosto de 1945, cuando se impuso por 4-2, el Pincha jamás volvió a estar abajo en el historial, por lo que hace 65 años que goza de ese placer.

El máximo artillero pincharrata es Manuel Pellegrina con 11 tantos. En Gimnasia comparten ese honor Arturo Naón y Manuel Fidel con 7. La mayor goleada le corresponde al León, que en octubre de 2006 se impuso por 7-0. La victoria más abultada del Lobo es un 5-2 de agosto de 1963.

La mejor racha invicta le pertenece a Gimnasia, que estuvo 10 encuentros sin perder entre 1986 y 1990, con cuatro victorias -una por penales- y seis empates. La mayor cantidad de victorias consecutivas, no obstante, es de Estudiantes, que ganó los últimos cinco encuentros.

Leyendas, anécdotas y frases del pasadoGimnasia tuvo un gran equipo en 1933, apodado El Expreso por la manera en que arrollaba a sus rivales. Sin embargo, una huelga de sus jugadores motivó que, en plena pelea por el título, el club presentara juveniles para enfrentar a Estudiantes. Contra todos los pronósticos, el Lobo ganó por 1-0.

En 1945, Estudiantes se dio el gusto al mandar al descenso a su clásico rival, al vencerlo por 3-1 en última fecha del certamen. Otro derbi muy recordado por los Pinchas es el de septiembre de 1985, ya que tras cuatro años sin verse las caras -Gimnasia jugaba en Segunda-, le ganó 1-0 con un tiro libre de José Daniel Ponce.

Pero si de dianas de tiro libre se trata, nada superará al del uruguayo José Perdomo en cancha de Estudiantes el 5 de abril de 1992: el grito de gol de la parcialidad albiazul hizo mover el sismógrafo de la ciudad. "La hinchada de Gimnasia siempre me lo recuerda y agradece. Nunca pensé que podía vivir algo así", recuerda el protagonista principal del Clásico del Terremoto.

Para muchos, nunca hubo tanto en juego como aquel 18 de agosto de 1996, cuando por la última fecha del Clausura, Gimnasia visitó a Estudiantes con la posibilidad de logar el primer título de su historia. Sin embargo, el 1-1 lo dejó sin nada: de haber ganado, se hubiera consagrado campeón...

Gimnasia se tomó revancha en 2005, cuando sacó a Estudiantes de la pelea por el Clausura al golearlo por 4-1. Pero esa fue la última victoria tripera hasta la fecha. Es más, los Pinchas tocaron el cielo con las manos el 15 de octubre de 2006, cuando de la mano de Juan Sebastián Verón y con tres goles de José Luis Calderón, golearon al Lobo por 7-0 rumbo a su último campeonato. "Para alguien nacido en el club, quedar en la historia con una victoria así es impagable", dijo Caldera.

ActualmenteEn la cuestión mental, Estudiantes llega entonado, ya que sus últimas tres victorias en el clásico fueron en inferioridad numérica. En lo futbolístico, Gimnasia aparece más sólido, a pesar de estar peleando por no descender. La tabla marca que el Lobo marcha 5º con 11 puntos, seis por encima del León, que está 18º con 5. ¿De qué color se teñirán las diagonales de La Plata esta vez?

Explora este tema

Notas recomendadas