#WeLiveFootball

La inspiradora conexión de Bella y Mooy

Bella leading out Huddersfield Town with Aaron Mooy
  • Bella pudo saltar al campo con Aaron Mooy
  • La texana se sintió identificada con él cuando recibía quimioterapia
  • Vio en acción al número 10 del Huddersfield Town durante Rusia 2018

Aunque todos sabemos que el fútbol es un deporte global, para quienes están en la cima del balompié a menudo resulta demasiado fácil olvidar cómo pueden influir en las vidas de quienes están al otro lado de una pantalla, a miles de kilómetros de distancia.

Bella, una niña de 7 años de Texas, es un buen ejemplo. Tras haberse quedado sin pelo mientras recibía quimioterapia para tratar un meduloblastoma –un tumor cerebral canceroso que afecta más frecuentemente a niños–, encontró un alma gemela al otro lado del planeta durante la Copa Mundial de la FIFA Rusia 2018™.

“Es una historia extraordinaria”, explicó su padre, Scott. “Vimos muchas películas de Disney. Ella se quedó dormida y yo cambié de canal. Dio la casualidad de que estaba jugando Australia, y oí su vocecita por detrás: ‘Me gusta ese Mooy. Es como yo’, y apuntó a su pelo, o a su falta de él en la cabeza”.

Una publicación en Instagram que se hizo viral, en la que vestía el uniforme del Huddersfield Town y lucía el nombre del número 10 en su espalda, fue el principio de la gran aventura de Bella.

Seis meses después, Bella visitaba el estadio John Smith y encabezado la salida al campo del equipo de la mano del propio Mooy.

“Fue muy especial conocer a Bella”, señaló la estrella de los Terriers y de los Socceroos. “Poder hacer feliz a una niña pequeña enferma, te hace ver la vida con cierta perspectiva. Sé que la temporada ha sido muy dura, pero traer a Bella aquí levantó el ánimo un poco a todos, y a mí me hizo muy feliz que viniera”.

El privilegio de marcar la diferencia

Claramente, fue también un día conmovedor para su padre. “Esto es increíble”, afirmó Scott al descanso del partido del Huddersfield contra el Leicester City. “Es realmente extraordinario. Han hecho realidad el sueño de una niña pequeña de Texas: conocer a alguien que, sin que él lo supiese, la ayudó a superar esto".

"Antes Bella tenía el pelo largo y rizado como su hermana gemela. Y Mooy la ayudó al punto de que no llevaba peluca”, añadió. “No sentía que tuviese que llevarla. Es extraordinario dónde encontramos nuestra fuerza. No sé si las palabras pueden expresar plenamente cuánto la ha ayudado esto; cuánto ha ayudado a aligerar la carga de nuestra familia”.

Y aunque no se considere la función primordial de los 22 jugadores sobre el césped, Mooy se alegra de poder causar este tipo de impactos positivos: “Es uno de los privilegios del oficio. Puedes ayudar a la gente de muchas formas diferentes”.

“Sin hacer yo nada, ella encontró un motivo de alegría al verme jugar en el Mundial, y ahora es una aficionada del Huddersfield y ha venido al partido. Es increíble, y espero que se lo haya pasado bien”, resaltó.

El resultado no fue favorable al Huddersfield, que cayó derrotado por 1-4, pero Bella pudo ver a su ídolo marcar de pena máxima, y gozó de ese momento entre los hinchas asiduos al estadio. “Nunca provocamos penales pero ella nos dio esa suerte hoy, y tengo que darle las gracias”, concluyó Mooy. “Me alegro de que esté feliz”.

Bella's trip to Huddersfield

Notas recomendadas