Copa Asiática 2019

Favoritos y debutantes en una competición ampliada

Colombia v Japan:  Yuya Osako of Japan celebrates scoring the 2nd Japan 
© Getty Images
  • La Copa Asiática de la AFC se disputa en EAU (5 ene - 1 feb)
  • 24 países jugarán el 2º torneo continental más antiguo del mundo
  • Hay un nutrido grupo de serios candidatos al título

La Copa Asiática de la AFC, el segundo torneo continental más antiguo del mundo, está lista para alcanzar un nuevo hito: para la edición que comienza el sábado en Emiratos Árabes Unidos el cuadro de países participantes se ha ampliado a 24 y se disputarán un total de 51 partidos en 28 días.

El torneo más emblemático del continente más poblado del planeta, disputado por primera vez en 1956, tendrá esta vez varias selecciones debutantes y estarán representadas las cinco subregiones del continente. Con la Copa Mundial de la FIFA Qatar 2022™ en el horizonte —la primera que se celebrará en Asia Occidental—, la edición del torneo con mayor número de equipos llega en el momento justo.

Lo hace también después de la reseñable actuación asiática en Rusia 2018: la República de Corea derrotó a Alemania, que defendía título, y Japón le ganó a Colombia; Australia llevó al límite a Francia, como también hizo la RI de Irán ante España y la Portugal de Cristiano Ronaldo.

El hecho de que el Al Ain alcanzara la final de la última Copa Mundial de Clubes de la FIFA, de la que fue anfitrión, da buena muestra también de los progresos del fútbol asiático.

Los reyes continentales

La selección de Japón, tetracampeona continental, viaja a EAU con un magnífico registro histórico, pero con un plantel relativamente nuevo. No estarán figuras destacadas como Shinji Okazaki y Shinji Kagawa, mientras que Makoto Hasebe y Keisuke Honda se han retirado del combinado nacional.

Los Samuráis Azules han ganado tres de los últimos cinco títulos continentales, pero su eliminación en cuartos de final hace cuatro años fue su peor actuación desde 1996.

Los vigentes campeones

Australia, que ganó ante su afición en 2015, se prepara para el que es apenas su cuarto campeonato asiático, si bien ha jugado las dos últimas finales del certamen. Las estrellas emergentes de hace cuatro años como Massimo Luongo, Trent Sainsbury y Mat Ryan forman ahora la espina dorsal del equipo.

Sin embargo, una serie de bajas sensibles y la retirada de la pareja estelar compuesta por Tim Cahill y Mile Jedinak merman considerablemente su potencial.

Los aspirantes

La República de Corea, la RI de Irán y Arabia Saudí parten con opciones tras cimentar sus proyectos en Rusia 2018. Los combinados surcoreano e iraní, en particular, confían en romper sus sorprendentes y largas sequías a nivel continental, donde no han conseguido coronarse campeones desde 1960 y 1976, respectivamente.

La RP China, por su parte, alberga grandes esperanzas bajo la batuta de Marcello Lippi, campeón de la Copa Mundial. Lo mismo ocurre con el entramado de EAU, que juega en casa y ya causó sensación en los clasificatorios para Rusia 2018.

Uzbekistán, una selección habitual en la ronda de cuartos de final, confía asimismo en mostrar sus credenciales en un torneo que podría servirle como trampolín para intentar nuevamente su ansiada clasificación para la Copa Mundial.

Los debutantes

Kirguistán, Filipinas y Yemen son los tres rostros nuevos del torneo, un trío de países que sintetizan la diversidad cultural del continente asiático. Además, Palestina regresa tras debutar hace cuatro años, mientras que Líbano participa por segunda vez, después de hacerlo como anfitrión la primera. Otra de las selecciones destacadas en este apartado es India, que no estaba presente desde 1984.

Copa Asiática de la AFC 2019

Emiratos Árabes Unidos (ocho estadios en cuatro ciudades)
Del 5 de enero al 1 de febrero

Representación global en los banquillos

La lista de los 24 seleccionadores es fascinante, si bien apenas cuatro países estarán representados por un técnico local. Además de Lippi y de los combinados que participaron en Rusia 2018, hay un buen puñado de entrenadores con experiencia mundialista, como Alberto Zaccheroni (EAU), Milovan Rajevac (Tailandia), Sven Goran Eriksson (Filipinas), Héctor Cúper (Uzbekistán) y Pim Verbeek (Omán).

Estrellas ausentes

Son varios los grandes jugadores que se perderán el torneo por lesión. Australia es, posiblemente, la selección más castigada en este sentido, ya que no podrá contar con la creatividad de Aaron Mooy ni de Daniel Arzani, mientras que Tom Rogic y Mathew Leckie continúan en la enfermería.

El combinado anfitrión, por su parte, tendrá que jugar sin su máximo referente, Omar Abdulrahman, que brilló con luz propia hace cuatro años en Australia.

Omán, entretanto, perdió para la causa a su futbolista más conocido — Ali Al Habsi, exarquero de la Premier League— justo en vísperas del torneo, por lo que no podrá disputar la que seguramente habría sido su última Copa Asiática.

Un portero legendario, al borde del récord

Ignatiy Nesterov, el veterano cancerbero de Uzbekistán, está decidido a escribir su nombre en los anales de la Copa Asiática. A sus 35 años, el arquero está a un paso de convertirse en el primer jugador en participar en cinco ediciones del torneo, eclipsando así la marca de varios jugadores, entre ellos los excampeones Yasuhito Endo y Younis Mahmoud.

Explora este tema

Notas recomendadas