FIFA Foundation

FundLife trae nuevas esperanzas a los niños en Tacloban

© Others
  • La ONG Fundlife International fue fundada a raíz del devastador tifón Haiyan
  • Ayuda a los niños de Tacloban a desarrollar su potencial a través del fútbol
  • El proyecto de la academia FFLA utiliza fondos de la FIFA Foundation

Reuben Ranille es un entrenador en la academia Football For Life Academy (FFLA) de Tacloban (Filipinas), un proyecto emblemático de Fundlife International. Pero la vida de este joven habría sido totalmente diferente de no haber sido por esta ONG que pretende ayudar a los niños a cumplir sus sueños a través del fútbol.

Ranille, integrante de una familia numerosa de la localidad, fue el primero de un total de 11 hermanos y hermanas en completar su educación escolar y universitaria, gracias a la ayuda de la FFLA. En 2016 se incorporó al cuerpo técnico de la FFLA, y este trabajo no sólo le proporcionó la oportunidad de potenciar su experiencia futbolística, sino también el respaldo financiero para terminar sus estudios.

En 2017 se marchó a Estados Unidos, como el representante filipino becado por el Michael Johnson Young Leaders Programme. Hoy es un entrenador principal en la FFLA, y dirige un equipo femenino en Cebú que se ha erigido en un competidor importante en la liga local comunitaria de chicas.

Objetivo: llegar a los niños

Fundlife fue fundada por Marko Kasik en 2014. Tras haber presenciado cómo el tifón Haiyan asolaba Filipinas en 2013, decidió crear la ONG para ayudar a los niños locales a aprovechar el carácter reconstituyente y cooperativo del balompié.

Desde entonces, la organización ha llegado a más de 20.000 niños de la provincia de Leyte y ha impartido más de 30.000 horas de educación y formación deportiva. Además, ha proporcionado viajes y cursos en el extranjero a la juventud de Tacloban. Sobre todo, 8 jóvenes pusieron rumbo a la Copa Mundial de la FIFA Rusia 2018™ y jugaron al fútbol en la Plaza Roja de Moscú.

A finales de 2018, un total de 4.546 niños de entre 7 y 19 años participaron en los programas de la FFLA. De ellos, 3.238 eran chicos y 1.308 eran chicas. Todos ellos pudieron disfrutar de clases presenciales y sesiones de fútbol extraescolares.

“Queremos utilizar el fútbol como un camino para que los niños desarrollen al máximo su potencial en la educación y en la vida”, declaró Kasik a FIFA.com. “Esta labor incluye la creación de la liga comunitaria de chicas para ayudar a las niñas, así como trabajar junto con las agencias de la ONU para cumplir los Objetivos Globales de las Naciones Unidas, y ayudar a todas las chicas a desarrollar plenamente su potencial”.

Fundlife es una de las varias organizaciones apoyadas por el Programa Comunitario de la FIFA Foundation.

Véase también

Fundación FIFA

Explora este tema

Notas recomendadas