Liga de Campeones de la UEFA

Griezmann: "Morir con el equipo y con nuestra idea"

© AFP

Ciudad deportiva del Atlético de Madrid. Una carpa de grandes dimensiones llena de periodistas de todo el mundo deseosos de conocer cómo afronta el equipo su segunda final de Liga de Campeones de la UEFA en tres años, de nuevo ante el Real Madrid. Koke responde serio a las preguntas de la prensa hasta que, al fondo, alguien toma el micrófono. “Aquí. Antoine Griezmann, del Club Atlético de Madrid. Una pregunta…” Y comienzan las risas.

El delantero galo es un tipo feliz, y se nota. A sus 25 años está firmando la mejor temporada de su carrera. Con el Atleti lleva 32 goles en 50 partidos, 7 de ellos en Champions… y lo mejor está por llegar. El 28 de mayo jugará su primera final continental para intentar dar al club su primera ‘orejona’. Y después le espera una Eurocopa en la que Francia, anfitriona, es favorita y donde la ausencia de Karim Benzema le convierte en la principal referencia ofensiva…

¡Ah! ¡Y acaba de ser padre! Por su hija ha decidido dejar de lado las crestas y los tintes rubio platino con los que solía teñirse el pelo. Pocos cambios más... “Todavía no me doy mucha cuenta. Mi novia se va a otra habitación con la niña cuando se acercan los partidos y así puedo dormir. Y de día duerme, come… no pinto mucho ahí”, se echa a reír. “Pero cambio pañales, pongo los bodies, me ocupo del baño… Disfruto mucho”.

Cuando Griezmann llega puntual a su cita con FIFA.com, echamos algo en falta. “Sí, normalmente voy con el termo a todos lados”, reconoce. Pero hoy no hay rastro del termo ni del mate y la bombilla que utiliza a la mañana con sus compañeros rioplatenses. “Mate a la uruguaya”, puntualiza. Porque, como dice su compañero Diego Godín, más allá del pasaporte francés, Griezmann es un charrúa más.

Antoine, ¿recuerda dónde vio la final de Champions de 2014?
Estaba con la selección preparando el Mundial de Brasil en el castillo de Clairefontaine, en el salón con todos los jugadores. Y claro, no sabía que iba a ir al Atleti y disfruté viendo el partido como disfruté el otro día del Liverpool-Sevilla (ndlr: la final de la Europa League). Me encanta ver fútbol y siempre estoy viendo partidos, con palomitas, una coca-cola… Me gusta ver el espectáculo, los jugadores, cómo juegan los equipos… Soy un futbolista futbolero.

Llegó hace dos años a un equipo campeón de Liga, pero con la herida de la derrota en aquella final de Lisboa (4-1) aún fresca. ¿Llegar otra vez a la final era el reto que más les ilusionaba?
Hombre, la gente tenía ganas de jugar otra vez una final. Y nosotros, los que no estuvimos y no hemos jugado una final nunca, también teníamos ilusión y ganas. Estamos contentos y ahora queda darlo todo, porque es una oportunidad que igual no tendremos más adelante, así que hay que aprovecharla.

Con lo difícil que es llegar a dos finales de Champions en 3 años, y resulta que les vuelve a tocar contra el Real Madrid
Es una oportunidad y hay que ganar. Será complicado, pero en un partido puede pasar cualquier cosa. Hay que estar preparado desde el minuto uno hasta el noventa, el ciento veinte o lo que sea. Habrá que ser mentalmente muy fuertes. Tenemos que seguir confiando en nosotros y que la gente confíe también. Morir con el equipo y con nuestra idea.

¿Como en Múnich? En la vuelta de semifinales (2-1 para el Bayern) vivieron un verdadero asedio
Sí, fue muy duro, pero es normal. Enfrente teníamos a un gran equipo. Un club que tiene mucho dinero para comprar jugadores, y nosotros nos enfrentamos a ellos haciendo bien las cosas.

Ha dicho que para ganar la final hay que hacer un “partido perfecto”. ¿Qué tiene que hacer el Atlético para lograrlo?
Salir a muerte desde el principio, meter mucha intensidad, ir a presionar arriba, defender bien y luego aprovechar las ocasiones que tengamos, hacer un gol, intentar que no nos metan y ya está (risas).

Cuando fichó por el Atlético afirmó que necesitaba a un técnico como Diego Simeone para progresar. Más allá del incremento de goles, ¿en qué nota la mejoría? ¿Qué aporta ‘Cholo’ al equipo?
Creo que estos dos años he mejorado en todo. Ahora soy más completo. Ataco, defiendo, a nivel físico también hago más recorrido en el campo… y luego están las ganas de competir siempre, de querer ganar siempre, ya sea un partido o en los entrenamientos. Simeone te hace saber perfectamente sus ideas. Todo el mundo las conoce y muere con ellas. Y cuando te toca jugar te da mucha confianza para que lo des todo y juegues libre en el campo. Y eso, al final, se nota.

¿Ha hablado estos días previos a la final con Raphäel Varanne o Karim Benzema?
Todavía no he intercambiado mensajes con ellos, pero cuando nos vayamos acercando más al partido seguro que sí. ¿Picarnos? Sí, y también desear suerte, porque al final son dos amigos y siempre les deseo lo mejor… menos el 28 (risas).

Como francés, ¿qué significa para usted Zinedine Zidane, el técnico del Madrid?
Es un jugador histórico para Francia. Es la imagen del fútbol ahí y luego nos hizo ganar un Mundial, una Eurocopa. Creo que el fútbol francés le debe mucho.

¿Marcar el gol de la victoria en una final como la del sábado es un sueño de niño?
Sí. Todo el mundo quiere meter gol en una final y dar la victoria a su equipo, pero da igual si lo meten Fernando Torres, Saúl, o quien sea… Lo importante es que nos haga ganar y levantar la Copa (risas).

¿Otro sueño sería ganar la Eurocopa 2016 con Francia?
Sí, es un objetivo también. Tenemos mucha ilusión de jugar delante de nuestra afición. Será bonito y habrá que dar una buena imagen, darlo todo por el país e intentar ganar. La gente nos va a empujar y no hay que meterse presión ni comerse la cabeza, sino jugar al fútbol, intentar divertirse en el campo y ya está. Disfrutar.

Después de años sin grandes actuaciones, Francia llegó a cuartos en la Copa Mundial de la FIFA™ en Brasil, y ahora se les considera favoritos en la Eurocopa…
No mucha gente nos esperaba ahí en el Mundial y tuvimos un buen nivel. Nos faltó suerte contra Alemania (ndlr: Francia cayó en cuartos 1-0). Volví a ver ese partido y tuvimos ocasiones muy buenas, pero (Manuel) Neuer era el portero de moda y las paraba todas. Hemos aprendido de aquello y ojalá podamos levantar la Eurocopa.

Explora este tema

Notas recomendadas

Copa Mundial de la FIFA 2014™

Revulsivo Griezmann

30 jun. 2014

Liga de Campeones de la UEFA

Efecto Zidane

25 may. 2016