#WeLiveFootball

Groundhopping, el fútbol como factor de encuentro cultural y social

Ron Coppens (L), Theo van Gestel (C) and Pim Meussen pose for a picture in Barracas Central Stadium in Buenos Aires, Argentina.
© Others
  • Ser groundhopper va creciendo día a día, especialmente en Europa
  • Redes sociales, blogs y apps unen aficionados que viajan sólo a ver partidos
  • La historia de 3 holandeses que asistieron a 18 partidos en 14 días en Argentina

Unos 26.000 kilómetros recorridos en 14 días, 18 estadios visitados... No es un viaje de locos aunque a simple vista lo parezca: es la pasión por una pelota, por descubrir una cultura nueva, por hacer nuevos amigos y cumplir sueños. Es la esencia de los groundhoppers, los trotamundos del fútbol.

Ron Coppens, Pim Meussen y Theo van Gestel fueron los protagonistas de este recorrido afiebrado por canchas argentinas, de las famosas mundialmente y también de las que solo son orgullo de barrio. Son holandeses pero como ellos hay centenares, repartidos principalmente por Europa: hinchas que viajan a otras ciudades o países por el placer de asistir a un partido.

La escena del groundhopping crece día a día. Cuentas en redes sociales, blogs y foros especializados, incluso apps, unen a aficionados de diferentes partes del mundo que buscan información y experiencias para decidir qué nuevo estadio visitar, también ayuda para conseguir entradas y sociabilizar.

“Hacer esto me da la oportunidad de combinar algunas cosas”, le dice Ron, de 30 años, a FIFA.com. “Ver otras ciudades, viajar con amigos o mi esposa para divertirnos, disfrutar un partido y hacer amistades con otros aficionados. ¡El fútbol conecta!”

En general, ese interés que mezcla lo futbolístico, lo cultural y lo social está presente en todos los groundhoppers. Luego, cada cual tiene sus fetiches.

“Hay diferentes tipos”, cuenta Pim, 49 años, oficialmente groundhopper desde que viajó a ver un Schalke 04-Borussia Dortmund en 1997.

“Algunos quieren visitar todos los campos profesionales, otros desean conocer todos los profesionales y amateurs, están los que solo asisten a derbis o los que van a ‘campos perdidos’, esos viejos estadios que los clubes ya dejaron. A mí me gusta ir a cualquier lado donde haya un partido”.

El poder de unión del fútbol

El viaje de los tres a Argentina es una buena muestra de los lazos que se crean en este ambiente. Ron y Theo se conocen desde hace 20 años. “Fui entrenador de Ron en los equipos juveniles del VV Steensel y hoy es uno de mis mejores amigos”, revela Theo, de 47 años.

Los dos viven muy cerca de Eindhoven y son fanáticos del PSV. Ron, que suma 426 estadios visitados como groundhopper, introdujo a Theo en la movida y suelen viajar mucho juntos. Soñaban con vivir el fútbol argentino de primera mano, como aclara Theo, “para experimentar lo que son los hinchas y visitar esos grandes y viejos estadios que ya son difíciles de ver en Europa”.

Pim, aficionado del N.E.C. Nijmegen y residente en Harderwijk, planeó su itinerario con meses de anticipación. Poco antes de salir, su acompañante se bajó. Contactó vía Twitter con Ron y Theo, a quienes no conocía, para sumarse a ellos. Dos semanas después despegaban los tres rumbo a Buenos Aires. Para Pim, “la capital del fútbol”.

“No era mentira...”

En Argentina confirmaron sus mejores expectativas. La adrenalina y las vivencias fueron escalando en cada partido, asistiendo a estadios de Primera División, Segunda, Tercera e incluso Cuarta.

“La mejor experiencia fue la ayuda que nos brindaron los hinchas locales”, asegura Ron. Aficionados y algunos periodistas los guiaron para comprar entradas o moverse de la mejor forma entre los estadios. “El poder de Twitter y Facebook es grandioso”, agrega.

Por esa vía los contactaron del departamento de prensa de Huracán. Les ofrecieron entradas gratis e ingresar al campo de juego. “¡Qué estadio! Nostálgico”, se entusiasma Ron. “Cuando entramos al campo, nos miramos con Theo y Ron y dijimos “¡wow!”, agrega Pim.

Los tres quieren volver. Theo quedó enamorado de Rosario Central “por el ambiente, el estadio y el gran partido que vi”.

Pim volvió a Quilmes unos días después del partido a comprar camisetas pese a que le quedaba a una hora en taxi: “La calurosa bienvenida que nos dieron en Argentina nos hizo disfrutar cada minuto del viaje”.

Ron tiene varios momentos preferidos. Tendrá la suerte de contarlo a finales de marzo en un evento que organiza la revista de fútbol ''Staantribune' en el estadio del Go Ahead Eagles. Lo escucharán varias decenas de groundhoppers, ansiosos por planear un nuevo viaje adonde quiera que el fútbol los lleve.

18 partidos en 12 días
Rosario Central v River Plate Racing Club v Godoy Cruz Lanús v Rosario Central
Vélez Sarsfield v Colón Talleres (RE) v UAI Urquiza Huracán v Unión (SF)
San Lorenzo v Newell's Quilmes v Chacarita Independiente v Racing Club
Almagro v Gimnasia de Mendoza Boca Juniors v Atl. Tucumán River Plate v San Martín (T)
Banfield v River Plate Sportivo Italiano v V. Arenas Defensa y Justicia v Boca Juniors
Dep. Español v Dep. Riestra Barracas Central v Comunicaciones Newell's - San Martín (SJ)

Explora este tema

Notas recomendadas