Guyana, lista para otra hazaña

The Guyana national team is seen prior its FIFA World Cup qualfier match against Barbados in Bridgetown, October 7 2011
© Others

La primera ronda de grupos en la fase clasificatoria de Norte, Centroamérica y el Caribe para la Copa Mundial de la FIFA Brasil 2014™ ya ha superado su ecuador, y quien esperaba resultados sorprendentes se ha visto decepcionado. Las potencias encabezan sus grupos sin problemas y parecen tener el boleto en la bolsa hacia la siguiente ronda… salvo en un caso.

Trinidad y Tobago, gigante del Caribe y último participante de la región en una Copa Mundial de la FIFA, ha encontrado un obstáculo tan inesperado como tenaz en su camino. Se trata de la selección de Guyana, que sólo necesita un triunfo como local frente a los Guerreros Socca el 11 de noviembre próximo para desatar una de las más importantes sorpresas en la historia de la región. Para mayor paradoja, Jamaal Shabazz, el entrenador de los Jaguares Dorados, nació en… ¡Trinidad y Tobago! Y antes del trascendental encuentro se dio tiempo de contar sus emociones a FIFA.com.

Un trabajo responsableEl nombre de Jamaal Shabazz está lejos de ser desconocido en el Caribe. Entrenador en dos ocasiones de su selección natal, también dirigió al propio equipo guyanés entre 2005 y 2008, antes de volver por otra oportunidad a fines de 2010. Reza un dicho que “las segundas partes nunca fueron buenas”, pero en este caso claramente sucede lo contrario.

“Creo que la gran diferencia es la actitud”, explica el técnico. “A diferencia de la anterior ocasión, el mensaje ha calado muy hondo. Quizá no tengamos el talento de las potencias de la región, pero hemos apostado por la organización, el profesionalismo y la disciplina, y eso es lo que nos ha dado estos buenos resultados”, agrega.

Por supuesto, las buenas actuaciones no son producto de la casualidad. De hecho, Shabazz ha pasado la mayor parte de su vida preparándose para un momento así, y no está dispuesto a dejarlo pasar. “Yo soy un producto de una centena de cursos de FIFA, y lo aprendido me ha dado la confianza de que un técnico del Caribe puede llevar a un equipo de la zona a una competencia de alto nivel. En el pasado, la idea era que tenía que venir alguien de Europa o de Sudamérica. Ahora es mi oportunidad de destruir esta concepción, y de abrir paso a otros compañeros”, señala con total confianza.

Para lograrlo, deberá hacer frente a una de las emociones más contradictorias para cualquier entrenador: enfrentar a su país de origen. “Será un momento muy emocional para mí, por supuesto, pero debo hacerlo. No sólo por mí, sino para los entrenadores caribeños. Tengo que dejar de lado mi emoción y hacerlo para la región. O de otro modo, toda esta inversión que ha hecho FIFA en mi preparación de entrenador no habría servido para nada. Es un momento fundamental”.

El sueño de todo un país
Por supuesto, un triunfo frente a Trinidad y Tobago será, sobre todas las cosas, una alegría para Guyana, un país poco acostumbrado a los éxitos futbolísticos. Shabazz lo tiene claro, y ha mentalizado a sus jugadores para lograrlo. “Hemos llenado el estadio en cada partido. Aunque en el país el cricket tiene más apoyo corporativo, en términos de público la gente de Guyana ama el futbol y ahora tiene grandes sueños. Es momento de dar ese paso”.

Curiosamente, la situación geográfica del país ha conseguido que su futbol sea una mezcla de influencias. Enclavada en el extremo nororiental de Sudamérica, la antigua colonia inglesa mezcla el espíritu caribeño con el ritmo de sus vecinos de región. “No me canso de repetir a mis jugadores que son caribeños por colonización, pero que se inspiren en el estilo sudamericano, con ese talento, confianza y la pasión que se respira en cada jugada”.

Además, los Jaguares Dorados cuentan con un arma de la que no habían dispuesto en el pasado: legionarios en Europa. “Tenemos 6 muchachos en Inglaterra, cuyos padres son guyaneses y han decidido apoyar nuestro esfuerzo, incluyendo nuestro capitán Chris Nurse. De hecho, tenemos a Leon Cort que juega en el Charlton Athletic, y algunos otros futbolistas en la segunda división estadounidense y en Trinidad y Tobago”.

Al mencionar el nombre de su próximo rival, y país natal, la atención de Shabazz vuelve al crucial partido y, para finalizar, explica las expectativas guyanesas para el encuentro. “Obviamente los trinitarios son muy buenos, pero lo que nos falta en recursos lo recuperaremos en disciplina. Creo que la presión es para ellos, nosotros somos como Cenicienta, que no tenía miedo y sólo disfrutaba el momento. Eso sucederá con nosotros. Ha sido una maravilla trabajar con este grupo, con mi cuerpo técnico y con la gente de Guyana, que me ha adoptado como un hermano. No los defraudaré”.

Documentos relacionados

Notas recomendadas