#WeLiveFootball

Hashtag United, tendencia en un camino pionero

Hashtag United celebrate promotion
© Ben Prior-Wandesforde
  • El Hashtag United se dispone a estrenarse en la novena división inglesa
  • Tiene más seguidores en redes sociales que muchos clubes de la Premier League
  • Su presidente habla de su deseo de combatir la homofobia y el racismo

“Hice monólogos de humor durante tres años en la universidad”, afirma Spencer Owen a FIFA.com.

En caso de que este graduado en Literatura Inglesa hubiese osado predecir que podría fundar su propio club de fútbol y, a los tres años, transformarlo en un equipo con más seguimiento en las redes sociales que muchos conjuntos de la Premier League, le habrían echado del escenario de la Universidad de Reading a base de risas y comentarios sarcásticos. Pero eso es precisamente lo que esta mente privilegiada ha hecho con el Hashtag United.

“Estamos en la novena división del fútbol inglés, pero si se hicieran tablas ligueras sobre los seguidores en redes sociales, estaríamos en la segunda división… si no en la primera”, asevera. “Tenemos más seguidores que muchos clubes de la Premier League".

El Hashtag United, de hecho, tiene el triple de suscriptores en Youtube que, por ejemplo, el Everton.

Asimismo, goza de más de 428.000 seguidores en Instagram, lo cual es más que 7 clubes de la Premier League 2019/20; entre ellos un heptacampeón de la liga inglesa como el Aston Villa –sólo 4 equipos han ganado más títulos– y el Newcastle United.

La pregunta es: ¿cómo se fraguó esta increíble historia de éxito?

“Empecé haciendo vídeos de humor en Youtube”, explica Owen, de 30 años, que vio jugar a Inglaterra en la Copa Mundial de la FIFA Alemania 2006™ y en Rusia 2018. “Así es como empezó mi canal. Siempre he tenido una pasión tremenda por el fútbol, pero no creía que podría trabajar en ello, ni tampoco en videojuegos”.

“Pero empecé trabajando para un juego de fútbol en Facebook y luego para Vincent Kompany, encargándome de sus redes sociales. Después empecé a hacer contenidos futbolísticos en mi canal de Youtube”, añade.

Ese canal, Spencer FC, que se centra en el fútbol y en el FIFA de EA Sports, se disparó hasta tener casi 2 millones de suscriptores, dando a Spencer la fama necesaria para aventurarse en otros ámbitos.

“Mi trabajo sigue siendo hacer contenidos digitales, pero además soy propietario de un club de fútbol, propietario de un club de deportes electrónicos, presentador de cosas como la FIFA eWorld Cup, y también presenté el Clásico en la televisión británica este año”, resalta.

“También he podido presentar cuatro veces la Wembley Cup [ndlr: competición anual que juegan estrellas futbolísticas de Youtube acompañados por algunos ex futbolistas míticos] en el Estadio de Wembley. Tuvimos a figuras de la talla de Steven Gerrard, Robert Pires, Patrick Kluivert, Jay-Jay Okocha, Emile Heskey, Peter Schmeichel, Rio Ferdinand, William Gallas, Robbie Savage, Robbie Fowler, Jamie Carragher o Gaizka Mendieta”.

La Wembley Cup reforzó el deseo de Spencer de meterse un poco en el fútbol profesional.

“Estaba fijándome en oportunidades de fusionarme con clubes existentes fuera de las cuatro divisiones más altas, pero luego decidí que prefería crear mi propio club desde cero”, señala.

“Tenemos este movimiento cultural en el que parece que a la gente le gusta ver jugar al fútbol a futbolistas que no son de un gran nivel –la Wembley Cup es una muestra–, así que pensé: ¿por qué no filmamos simplemente partidos con mis amigos, fundamos el club, creamos una base de aficionados, y luego podemos intentar trasladar eso a la pirámide del fútbol profesional?”.

Así fue como nació el Hashtag United; inicialmente para recorrer el planeta, jugar partidos de exhibición y acumular admiradores. Posteriormente, el club radicado en Essex ingresó en la pirámide del fútbol inglés en la temporada 2018/19, logró el ascenso en su campaña inaugural, y este miércoles se estrena en la novena división contra el Southend Manor.

“No nos ponemos límites”, asevera este hincha acérrimo del West Ham United. “En lo que respecta a llegar a la Premier League, teóricamente hay que lograr ocho ascensos. Eso implica un montonazo de trabajo, y se necesitaría mucho dinero que, desde luego, no tenemos en este momento”.

“Pero ya hemos roto moldes para los clubes de fútbol actuales. Podríamos ser uno de los principales clubes del mundo, en mi opinión, pero podríamos no llegar nunca a ligas de fútbol profesionales”, advierte.

“Me encantaría que lo hiciésemos, pero estoy siendo realista e intentando crear un modelo para un club que sea duradero y no vaya a verse sumido en un caos financiero”, puntualiza Spencer.

¿Y cómo ha congeniado el mundillo del fútbol no profesional, tan de la vieja escuela y sin florituras, con el vistoso recién llegado?

“El nombre solo crea un poquito de controversia, pero hace exactamente lo que se supone que debe hacer: te dice que este equipo ha nacido de las redes sociales”, sostiene Spencer. “No nos avergonzamos en absoluto de nuestras raíces”.

“También estamos echando raíces físicas. Hemos pasado a compartir campo este año con el Tilbury; y estamos pensando en encontrar nuestro propio campo algún día, y en crear equipos juveniles y engendrar una auténtica comunidad en la vida real”.

“De lo que la gente se está dando cuenta es que somos positivos para todo el mundo. Tenemos metas y convicciones muy auténticas y puras. No pretendemos ganar dinero. No estamos aquí por un tema de ego”, subraya.

“Elaboramos contenidos favorables para las familias, que inspiran y entretienen a la gente. Puedes venir a los partidos y hablar con los jugadores, hacerte fotos con ellos… es todo muy natural”.

“Estamos introduciendo a un público joven y muy amplio en el fútbol aficionado; y no sólo para nuestros encuentros en casa, sino que la gente viaja a todas partes para vernos. Estamos ayudando a los equipos de nuestra liga a ganar dinero. Somos una cosa totalmente positiva”, continúa Owen.

“El 99% de los jugadores jugarían gustosamente con nosotros si tuviesen la oportunidad. Pero nosotros no fichamos simplemente al mejor jugador que podemos; primero nos aseguramos de que tienen el tipo de carácter apropiado para el club”.

“Estamos intentando formar parte de una revolución futbolística que combate lacras como la homofobia y el racismo. Queremos ser los representantes idóneos de lo que puede ser el fútbol”, concluye.

#Amén.

Explora este tema

Notas recomendadas