Hombres de Palabra

Hombres de palabra: George Best

Manchester United star George Best receives his European Player of the Year Award at Old Trafford, 1968.
© Getty Images

Si alguien se dedicara a hacer una lista de los personajes más carismáticos y originales del fútbol, tendría que poner a George Best en uno de los primeros puestos. "El quinto Beatle", como lo bautizó la prensa portuguesa después de la famosa derrota del Benfica por 1-5 en Lisboa, fue la primera estrella pop del fútbol, un icono de la cultura popular de su generación.

Por su genialidad sobre el terreno de juego, Best fue también, según sus muchos admiradores, el jugador más grande que haya vestido jamás la camiseta roja del Manchester United y el más insigne de los que han honrado con su presencia la fase final de la Copa Mundial de la FIFA. Su talento, su atractivo, su buena presencia y su irresistible carisma lo convirtieron en uno de los ídolos de masas del mundo del fútbol en las décadas de 1960 y 1970.

Su decisión de abandonar el Manchester United a la edad de 27 años, después de haber conquistado dos títulos de liga y una Copa de Europa en Old Trafford, puso punto y final a su carrera de jugador de talla mundial en 1974, mientras su estilo de vida díscolo y desenfrenado empezaba a pasarle factura y a agotar la paciencia de compañeros de equipo y entrenadores por igual.

Sin embargo, para quienes lo vieron jugar en sus años de gloria, George Best era el mejor. El hombre que descubrió su talento, Matt Busby, nunca dudó de su magia "Era capaz de usar los dos pies, e incluso a veces parecía que tuviera seis", rememoraba Busby.

FIFA.com ha decidido recordar algunas de las frases geniales que nos dejó aquel guapo caradura, autor de 138 goles en 361 partidos con el Manchester United. También su ingenio contribuyó a hacer de él la leyenda que es hoy en día, varios años después de su muerte en 2005.

Pese a todo, la frase posiblemente más famosa sobre George Best no la pronunció su protagonista. La anécdota que mejor lo define relata los sucesos de aquella noche en la que un camarero llevó una botella de champán a la habitación del hotel en el que Best se alojaba. Cuando llegó, el camarero vio los miles de libras que Best acababa de ganar en el casino repartidos por toda la estancia, donde también se encontraba la Miss Mundo de turno. A la vista de aquella escena, el camarero exclamó la ya legendaria pregunta: "¿Dónde se le torció el camino, señor Best?".

Sin embargo, de todas las palabras sobre George Best habidas y por haber, las más significativas salieron de los labios de su protagonista:

"He gastado un dineral en alcohol, mujeres y coches deportivos. El resto lo he despilfarrado".
Best sobre sus gastos.

Sue Barker: "¿Qué pasó después?"
Best: "Pues a mí no me lo preguntes. ¡No me acuerdo ni siquiera de lo que hice anoche!".
Best durante su participación en el concurso de la BBC A Question of Sport, que presenta Sue Barker.

"Eché a correr. Superé a un jugador y luego a otro. Al final, había dejado atrás a cinco en unos diez metros. No tenía ni idea de cómo lo había hecho y sigo sin tenerla... Cuando lo veo por la tele, me quedo maravillado".
Sobre el gol que muchos consideran el mejor de Best, el que marcó con el Earthquakes de San José contra el Strikers de Fort Lauderdale.

"No sabe darle al balón con la zurda, no sabe rematar de cabeza, no sabe robar balones y no marca muchos goles. Aparte de eso, no está mal".
Best sobre David Beckham.

"Si yo hubiera nacido feo, nadie habría oído hablar de Pelé".
Best sobre cómo las decisiones adoptadas a lo largo de su carrera repercutieron en sus habilidades futbolísticas.

"Nací con un gran talento y, a veces, el talento viene acompañado de una vena destructiva. Exactamente igual que quería pasar por encima de quien se me pusiera delante cuando jugaba, tenía que pasar por encima de quien se me pusiera delante cuando salía a divertirme por ahí".
Best sobre su personalidad.
"Solía perderme un montón: por Miss Canadá, por Miss Reino Unido, por Miss Mundo...".
Best sobre su vida de famoseo.

"Una vez dije le dije a Gazza que su coeficiente intelectual era inferior al número que llevaba en la camiseta, y él va y me pregunta: "¿Y qué es el coeficiente intelectual?".
Best sobre Paul Gascoigne.

"Puede que sea verdad que he sido el primer futbolista con una biografía de estrella del pop. Mi representante tenía razón cuando dijo que se podría grabar mi nombre en peldaños de escaleras y venderlos incluso a los que viven en casitas de una planta".
Best sobre su valor comercial.

"Tendría que ser Superman para haber hecho lo que dicen que he hecho. Me han visto en seis lugares distintos en seis momentos distintos".
Best sobre las acusaciones lanzadas contra su persona.

"Lo único que lamento en no haber jugado diez años más".
Best sobre su temprana retirada del fútbol.

"Para cuando cumplí los 25, me había dado por pensar que el equipo estaba en declive, y el alcohol empezaba a controlarme la vida. Me pasé tres años de juerga cada noche, y además jugarme el dinero se convirtió en mi droga".
Best sobre su declive en el Manchester United.

Revista *Esquire: "¿Le gustaría cambiar algo de lo que ha hecho en la vida?".*
Best: Lancé un penal contra el Chelsea en 1971, y Peter Bonetti lo paró. Ahora me gustaría no haberlo lanzado por aquel lado".
Best sobre el mayor error de su vida.

"Solía soñar que superaba al portero con el balón en los pies, me paraba sobre la línea de meta, me ponía a cuatro patas y metía la pelota de cabeza hasta el fondo de las mallas. Cuando marqué aquel gol contra el Benfica en la final de la Copa de Europa de 1968, estuve a punto de hacerlo. Dejé sentado al guardameta, pero no me atreví a seguir, me acoquiné. ¡Al entrenador le habría dado un infarto allí mismo!".
Graciosillo el señor Best.

"A lo largo de los años han llamado ‘el nuevo George Best' a varios jugadores, pero ésta es la primera vez que puedo tomármelo como un cumplido".
Best sobre Cristiano Ronaldo.

Explora este tema

Notas recomendadas