El Juego Global

Islas Sorlingas: Bienvenidos a la liga más pequeña del mundo

Club pavillion at the Garrison soccer field on St Mary's on the Isles of Scilly
  • En las Islas Sorlingas se juega la liga más pequeña del planeta
  • Han contado con la visita de leyendas como David Beckham o Patrick Vieira
  • Andrew Hicks mete goles al estilo de Cristiano Ronaldo

Fue uno de esos instantes que transcurren como a cámara lenta. El balón rodaba sobre el césped irregular, cruzando el área de castigo. El tiempo pareció detenerse por un momento en el Garrison Field cuando la pelota le llegó al corpulento delantero centro del Garrison Gunners.

Quedaba muy poco para la conclusión del partido, y era una ocasión de oro para marcar el tanto de la victoria. El atacante todavía no había estrenado su casillero goleador en lo que iba de temporada. Ahora, "Big G" solamente tenía que chutar a puerta vacía desde unos pocos metros de distancia. Cuando golpeó el esférico, a su compañero y capitán Andrew Hicks parecía que el corazón se le iba a salir del pecho. ¡Al palo! Hicks, decepcionado, bajó la mirada, pero vio de reojo cómo el balón acabó traspasando la línea de gol. ¡Final! El partido había terminado. Victoria y título para los Gunners.

"Puede que fuera el peor gol que he visto en mi vida, pero nunca he visto a una persona más orgullosa y aliviada que a Garraf 'Big G' Torrens en ese momento. Es lo más bonito que he vivido en un terreno de juego", cuenta con detalle Hicks, todavía emocionado, sobre aquella jugada para que podamos revivirla como si hubiéramos estado allí.

Andrew Hicks scores a goal

Al escuchar a este padre de familia de 42 años, armador de profesión, hablar de fútbol, recordamos la verdadera esencia de este deporte: la pasión que despierta y el sentimiento de unión que genera.

Esta jugada tuvo lugar en el campo de deportes de Saint Mary, que, pese a tener apenas seis kilómetros cuadrados de superficie, es la isla principal de las Islas Sorlingas, un archipiélago situado a unos 50 kilómetros de la costa suroeste de Inglaterra. Cada domingo, a las diez y media de la mañana, se dan cita aquí los dos únicos equipos de la isla, Garrison Gunners y Woolpack Wanderers, que compiten en la única categoría que existe en las Islas Sorlingas, compuestas por más de 140 islas. Bienvenidos a la que es oficialmente la liga más pequeña del mundo. Como miembro de la Federación Inglesa de Fútbol, la competición aparece en el libro Guinness de los récords.

Además del campeonato liguero, en el que ambos equipos se enfrentan 18 veces cada temporada, también hay dos trofeos coperos: Wholesalers y Foredeck Cup. Y el segundo día de Navidad, en el tradicional Boxing Day, se disputa The Old Mens Game. En uno de esos partidos, Hicks vivió uno de sus mejores momentos como futbolista. A pesar de que los veteranos cayeron 7-1 antes los jóvenes, él fue el autor del único gol de su equipo. Y lo describe con orgullo, pero también con una sonrisa cargada de sentido del humor: "Fue de chilena, como la de Cristiano Ronaldo contra el Juventus de Turín en la Liga de Campeones". Eso sí, el promedio goleador de Hicks no tiene nada que envidiar al del astro portugués: en 15 años, y en aproximadamente 150 partidos, Hicks ha marcado nada menos que 160 goles.

Fuera de la cancha, su mejor recuerdo también está estrechamente ligado a un futbolista legendario: Hicks pudo conocer en persona a David Beckham, que viajó a las Islas Sorlingas junto con otras estrellas como Steven Gerrard o Patrick Vieira con motivo de una campaña publicitaria de adidas. "Fue increíble, un sueño hecho realidad", admite.

Y, en consonancia con la liga más pequeña del mundo, una selección de las Islas Sorlingas se enfrenta una vez al año a un equipo de Cornualles con motivo de la Lyonesse Cup, la copa más pequeña del planeta. El trofeo mide apenas seis milímetros y también está registrado en el libro Guinness de los récords. En el Museo del Fútbol Mundial de la FIFA de Zúrich puede admirarse una reproducción del mismo.

The Lyonesse Trophy - The World's Smallest Trophy is shown in the FIFA World Football Museum

Pese al creciente interés mediático y a la visita de algunas figuras legendarias del fútbol, el mayor reto de las Islas Sorlingas continúa siendo encontrar futbolistas suficientes. Porque, debido a la dificultad de los desplazamientos entre islas, no es viable poner en marcha un campeonato liguero con equipos de fuera de la isla principal. Las condiciones meteorológicas, con fuertes tormentas y nieblas frecuentes, imposibilitan unos horarios fiables de salida y de llegada, por lo que hay que sacar a los jugadores de entre los apenas dos mil habitantes de Saint Mary. Es tradición que, antes del inicio de cada temporada, todos se reúnan en el pub Scillonian y nombren a los dos capitanes. A continuación, estos eligen sus respectivas plantillas. De este modo, año tras año, los equipos se entremezclan y seleccionan a sus integrantes en un proceso similar al conocido draft de la NBA.

Siempre en el mismo lugar, a la misma hora y con los mismos equipos. ¿No llega a ser aburrido? "Lo aburrido es estar sin fútbol", señala Hicks, goleador y secretario de la liga, que ha intentado mantenerse alejado del fútbol los últimos cuatro años.

No obstante, este hincha del Arsenal ha regresado a las canchas esta temporada. "Espero que mi mujer no me oiga, pero me he dado cuenta de que el fútbol lo es todo para mí. Me faltaba algo", susurra el ganador de tres premios al máximo artillero del campeonato.

Después de retractarse de su retirada, Hicks ha tomado la decisión de seguir jugando al fútbol de manera indefinida, porque hay otro sueño que quiere cumplir: "Jugaré mientras el cuerpo aguante, y sería maravilloso coincidir algún día con mi hijo en el césped de Garrison Field". Su hijo tiene tres años, así que Hicks tendrá que jugar unos cuantos años más…

Este artículo forma parte de la serie 'El Juego Global', que te cuenta cómo se vive el fútbol en los lugares más remotos y alejados de los focos. La semana que viene viajaremos a Malta.

Explora este tema

Notas recomendadas