Jean Louis: "Vamos por el buen camino"

© AFP

Para el seleccionador de Seychelles, Ralph Jean Louis, la batalla que espera a los suyos es tan psicológica como táctica, y requerirá buenas dosis de solidez y sagacidad técnica. Pero asegura que su combinado se encuentra "muy bien encarrilado" en los preparativos de su enfrentamiento con Kenia a principios de la competición preliminar de la Zona Africana para la Copa Mundial de la FIFA Brasil 2014™.

Sin duda, un emparejamiento difícil para esta nación del océano Índico, que no participó en la reciente fase de clasificación para la Copa Africana de Naciones 2012 y, por lo tanto, anda escasa de práctica en competición. Pero no ha estado quieta. En agosto, la selección ganó la medalla de oro de los Juegos de las Islas del Océano Índico, de los que fue anfitriona, una competición que tiene como plato fuerte el torneo de fútbol masculino.

Se trata de un logro realmente notable para este país de menos de 100.000 habitantes (la población más pequeña de cualquier nación africana) y de la segunda vez que Seychelles gana el gran premio de esta competición regional. El ambicioso técnico asegura que los suyos han recibido una importante inyección de moral mientras se preparan para verse las caras con las Estrellas Harambee, situados 43 puestos por encima en la última Clasificación Mundial FIFA/Coca-Cola.

Son altos y fuertes y practican un fútbol muy vertical. A nosotros nos gusta más mover la pelota.

"Los muchachos tienen una gran seguridad en sus fuerzas, están jugando bien y todo el grupo sigue con la moral muy alta", explica Jean Louis. "Ganar los Juegos ha cambiado completamente la mentalidad de mis hombres. Tenemos un buen grupo y confiamos en obtener un buen resultado. Lógicamente, la prioridad es conseguir que el equipo se meta en la fase de grupos. Sería la primera vez que el fútbol de Seychelles pasaría de ronda. Creemos que no es imposible, especialmente después del éxito conquistado en los Juegos de las Islas del Océano Índico".

El técnico asegura que Kenia se convertirá en una prueba muy física y muy dura para un equipo que tan sólo empezó a participar en los clasificatorios para la Copa Mundial durante la edición de 2002. "Son altos y fuertes y practican un fútbol muy vertical. A nosotros nos gusta más mover la pelota. Creo que la diferencia entre los dos países estriba en que su liga es más rápida y veloz que la nuestra, pero en otros aspectos somos iguales", insiste.

Intentando mantener la inercia
Jean Louis dispone únicamente de una semana para poner a punto a su equipo para la eliminatoria a dos partidos contra Kenia, programada para las dos próximas semanas, pero revela que está encantado de que la carrera por el título nacional (concluida el pasado viernes) haya sido tan reñida como para que sus jugadores sigan manteniendo muy alto el listón competitivo. "Es una ventaja, porque hemos disputado partidos de liga al menos dos veces a la semana durante meses y, aparte de pequeños problemas de lesiones aquí y allá, estamos en forma".

Sus filas se verán reforzadas por la presencia de Kevin Betsy, del Wycombe Wanderers inglés, quien a lo largo de más de una década no se decidió a jugar con su país natal, aunque finalmente debutó en su alineación en agosto. "Llegará el próximo lunes para unirse a la concentración de entrenamiento", asegura el seleccionador.

Sin embargo, Seychelles deberá esperar bastante más tiempo la posible llegada del ex internacional sub-21 de Inglaterra Michael Mancienne, el lateral que militó en el Chelsea y actualmente, a sus 23 años, juega en la Bundesliga con el Hamburger SV. Mancienne ha explicado a la Asociación de Fútbol de Seychelles que intentará regresar a la absoluta de Inglaterra (para la que había sido convocado hace algún tiempo), pero que, si no lo consigue antes de los 25, se entregará totalmente a las Seychelles. El padre de Mancienne nació en la isla y jugaba de mediocampista con la selección del país. "Michael ha regalado un montón de equipamiento a la federación, y mantenemos muy buenas relaciones con él", añade Jean-Louis.

Seychelles comenzará su campaña de clasificación para la Copa Mundial en casa, en Roche Caimán, el viernes 11 de noviembre. "Será importante sacar un buen resultado", afirma el técnico, quien se dirigirá a Nairobi con su equipo para disputar la vuelta cuatro días después. El ganador global del choque pasará a la segunda ronda e integrará el Grupo F, donde se medirá con Malaui, Nigeria y con el ganador de la eliminatoria entre Yibuti y Namibia.

Perder el encuentro no forma parte del guión de Jean Louis, aunque el entrenador admite que una abultada derrota supondría un paso atrás muy importante en los progresos que la selección ha alcanzado en los últimos meses. "Sin duda, daría al traste con todo lo bueno que le ha pasado a este equipo últimamente. Crucemos los dedos para que no ocurra".

Notas recomendadas