Estados Unidos

Jimmy Butler: "Neymar es el más grande de todos los tiempos"

Jimmy Butler of the Miami Heat
© imago images
  • El jugador del All-Star de la NBA es un gran aficionado al fútbol
  • Expresa su admiración por Neymar y Paul Pogba
  • Habla del fútbol brasileño, la selección femenina estadounidense y el Liverpool

Kim Kardashian, Kanye West, Jennifer Hudson, Megan Rapinoe, Sue Bird, Lil Wayne, DJ Khaled, Ninja, Ludacris, Queen Latifah, Chris Tucker, Common, Chadwick Boseman, J.Cole, Spike Lee y Chance the Rapper debieron haber pensado que quizás habían confundido el United Center con el Soldier Field.

Estaban en el escenario del 69º Partido de las Estrellas de la NBA, y esperaban ver a los jugadores de los equipos de Lebron y Giannis practicar los pasos atrás para triples, las bandejas y las asistencias en el aire durante el calentamiento. Pero se encontraron a Bam Adebayo, Giannis Antetokounmpo, Jimmy Butler y Joel Embiid haciendo exhibiciones de fútbol y dando toques, todo ello con un balón de más de medio kilo de peso.

Luka Doncic los vio desde el otro lado de la pista y de repente, junto a Nikola Jokic, quiso sorprender a sus rivales de rojo.

¿Y quién llevaba la voz cantante? Butler. Jimmy “Buckets”, que había regresado de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro de 2016 con dos nuevos amores: una medalla de oro de 500 gramos en forma de hoja de laurel y el fútbol.

Momentos antes de salir a la pista en Chicago, para disputar el que Embiid describió como “probablemente el mejor Partido de las Estrellas de todos los tiempos”, el escolta/alero de 30 años del Miami Heat y cinco veces integrante del All-Star de la NBA habló con FIFA.com de la amistad que lo une con Neymar y Paul Pogba, de las luchas que nos esperan para ganar la Liga de Campeones de la UEFA y Catar 2022, la selección femenina estadounidense y lo que significaba para él Kobe Bryant.

¿Cuándo y cómo empezó su relación con el fútbol?

Cuando era niño, mis amigos jugaban al fútbol, pero a mí no me decía gran cosa. Empezó a gustarme desde que fui a Río 2016. Prácticamente podíamos ir a ver lo que quisiésemos, y yo no había visto ningún partido de fútbol de verdad; algo de ligas menores, pero nunca un partido profesional. ¿Y qué mejor sitio para verlo que los Juegos Olímpicos? Así que allá fuimos, y vimos ganar a Neymar y a Brasil. Yo ya sabía que iba a ser una locura, porque era la selección brasileña, que iba a jugar la final en Brasil. Ya contaba con que fuese algo de un nivel totalmente distinto al de un partido de rugby o de baloncesto. Fue un partido de alto nivel, con el público totalmente volcado. Me dio la sensación de que nadie se sentó en ningún momento, todo el mundo se movía constantemente. Eso hizo que este deporte me encantase, y sentí mucha más curiosidad por él. Desde entonces, me encanta el fútbol brasileño y Neymar es uno de mis jugadores preferidos.

¿Cómo se hicieron amigos usted y Neymar?

Conocí a Ney en 2017. Yo siempre llevaba camisetas de Brasil, viajé a París por la semana de la moda. Y lo cierto es que acabamos conectando. Fuimos a cenar, salimos por París y a partir de ahí nuestra relación creció. Ya he ido varias veces a Brasil para visitarlo.

¿Qué le parece Neymar como futbolista?

Creo que es el más grande de todos los tiempos. Es un gran amigo mío, qué voy a decir, pero veo lo que puede hacer dentro de la cancha, cómo consigue que cualquiera sea mejor, que todos sean mejores, así que para elegir al mejor de todos los tiempos yo votaría por él.

Y Kylian Mbappé…

También me parece buenísimo. Reconozco a los jóvenes talentos, porque en mi equipo de Miami hay muchos. Es fantástico verlo jugar con Neymar en el PSG, se complementan muy bien. Ha ganado el Mundial y tiene un gran futuro por delante.

¿Sigue mucho al París Saint-Germain?

Me gusta mucho el PSG, aunque en realidad yo sigo a los jugadores. Neymar está en el PSG, Pogba en el Manchester United —también soy muy amigo suyo—, así que veo sus partidos. Siempre procuro ver los partidos, y si no puedo, miro los resultados. Sigo al Barcelona por Griezmann. Al Manchester City, porque es el equipo preferido de uno de mis mejores amigos. Y casi es obligatorio ver al Liverpool, por el gran fútbol que está haciendo en estos momentos. Así que sigo a muchos equipos distintos.

¿Cree que el PSG puede ganar la Liga de Campeones de la UEFA este año?

Tiene a Neymar. Con Neymar en el equipo, siempre existe la posibilidad. El Liverpool es muy potente, pero creo que cualquiera puede ganarle si tiene el día. Es a doble partido, así que puede darse el caso. Que no se me malinterprete, el Liverpool es buenísimo. Tiene muchos grandes jugadores, que se complementan muy bien, pero nunca voy a dudar de la calidad de Neymar.

Brasil únicamente ha perdido dos de 22 partidos desde Rusia 2018 y el año pasado ganó la Copa América. ¿Cree que puede poner fin a una espera de veinte años y ganar la Copa Mundial de la FIFA™ en Catar 2022?

Espero que lo consiga, claro. Para Brasil sería algo enorme. Sería enorme también para Neymar y para todos los demás jóvenes que tiene. Siento un gran respeto por lo que hace Brasil por el fútbol. Todos sus jugadores tienen una grandísima calidad. Viven el fútbol, lo respiran. Allí, todo es fútbol. Tienen jóvenes buenísimos. Es fantástico ver cómo esos chicos van creciendo y seguir sus carreras, porque antes o después van a coincidir en el mismo equipo, disputando los Juegos Olímpicos o el Mundial.

¿Qué le pareció la campaña de Estados Unidos en la Copa Mundial Femenina de la FIFA™ del año pasado?

Hicieron un torneo increíble, dieron un verdadero espectáculo para los hinchas. Son las mejores, no cabe duda. Es algo que ni se cuestiona. Tienen muchísimas jugadoras de gran talento. Yo ya las había visto jugar antes, es algo estupendo, porque es un equipo que resuelve y emociona. En el fútbol femenino, Estados Unidos será el rival a batir de Tokio 2020.

Por último, ¿puede decirnos lo que representaba para usted Kobe Bryant?

Kobe representaba mucho para todo el mundo. Ser lo mejor que uno pueda ser cada día, en cualquier oficio que uno tenga, consiste en parte en ser el más grande, en competir al nivel más alto, sin conformarse con ninguna otra cosa. Ese era Kobe. Y también hay que fijarse en quién era como padre. Creo que es algo increíble de verdad que pasase tantísimo tiempo entrenando a Gigi, yendo siempre a sus partidos, y estando con Vanessa y con todas sus niñas. Para mí eso es algo importante, porque yo también tengo una hija. Si nos fijamos en lo grande que era en el baloncesto, hay que saber que era igual de grande fuera de la pista, con su familia, que dentro. Era más que un gran jugador de baloncesto. Ha influido en muchísima gente, de muchas formas increíbles.

Explora este tema

Notas recomendadas