Jugadores legendarios

La historia de Josef Bican

Josef Bican in action
© imago images
  • El austríaco fue un goleador infalible
  • Jugó el Mundial de 1934 con su país
  • Conoce los detalles de su fascinante carrera

¿Conoces a Josef Bican? Si lo viste jugar, o bien eres centenario o lo serás pronto. Si no, tal vez viste su nombre ojeando estadísticas o los libros de historia, porque el vienés es simple y llanamente el máximo goleador de la historia del fútbol con un total estimado de 805 tantos marcados durante su carrera, entre 1931 y 1955. A pesar de ello, su nombre sigue siendo bastante desconocido.

Con motivo del aniversario de su nacimiento, el 25 de septiembre de 1913, FIFA.com traza el retrato de esta leyenda de fascinante destino, que disputó la Copa Mundial de la FIFA 1934 con Austria, su país natal, antes de incorporarse a la selección de Checoslovaquia, su país de adopción.

El fútbol en la sangre

El padre de Josef, František, era futbolista y jugaba en el Hertha de Viena. Fue movilizado para luchar en la I Guerra Mundial, de la que regresó ileso antes de resultar herido… ¡en un partido de fútbol! Sufrió una lesión en el riñón que, posteriormente, causó su muerte. Josef tenía 8 años cuando falleció su padre; un suceso que sumió a la familia en la pobreza.

De hecho, empezó a jugar al fútbol sin calzado, y más tarde afirmaría que seguramente fue eso lo que forjó su excepcional toque de balón. Tras formarse en el mismo club que su padre, inició su carrera en el Rapid de Viena en 1931.

1,52

A Pepi se le atribuyen 805 goles en 530 partidos durante su carrera; es decir, ¡un promedio de 1,52 dianas por encuentro! Es un balance mejor que el de Romario, Lionel Messi o el propio Cristiano Ronaldo. Ni siquiera O Rei Pelé, que reivindica haber metido 1.283 goles, lo hizo mejor. El mítico brasileño incluye en su total los goles marcados en partidos no oficiales, y si hacemos lo mismo con Bican, su cosecha se estima en 1.468 tantos, aunque esas cifras son difíciles de verificar habida cuenta de su antigüedad.

Maravillosa Austria

En 1933, Bican inició su carrera internacional con Austria, que por entonces dominaba en el fútbol europeo. Al año siguiente, disputó la Copa Mundial de la FIFA Italia 1934, donde la Wunderteam se inclinó en semifinales ante el país anfitrión. Bican metió un gol en el campeonato, en octavos de final contra Francia, permitiendo a su selección imponerse en la prórroga (3-2). En total, jugó 19 partidos con la selección austriaca y marcó 14 tantos.

10,8

Bican era famoso por correr los 100 metros en 10.8; es decir, solamente cinco décimas de segundo por encima del récord mundial de la época. Fuese leyenda o realidad, ¡nos quedaremos con que se desplazaba más rápido que los defensas! Sus contemporáneos afirmaban también que se sentía igual de cómodo con la pierna izquierda o la derecha, y que poseía una lectura del juego fuera de lo común.

Checoslovaquia, su nuevo amor

Bican fue traspasado al Slavia de Praga en 1937. Allí entabló un auténtico idilio con el conjunto de la capital checoslovaca, donde militó 11 años y al que posteriormente acabó entrenando. Checoslovaquia se convirtió en su nueva casa. Solicitó la nacionalidad y, tras obtenerla, llegó a jugar con su selección en 14 ocasiones entre 1938 y 1949 (12 goles).

Por desgracia, no pudo participar en el Mundial de 1938 debido a un error administrativo. Sin él, Checoslovaquia llegó a cuartos de final. Cabe precisar que el reglamento de la FIFA de entonces autorizaba a los futbolistas a jugar en varias selecciones nacionales.

Tras haber colgado las botas, Bican se reconvirtió a entrenador y dirigió a diferentes clubes de Checoslovaquia, donde vivió hasta el final de su vida. Falleció en Praga el 12 de diciembre de 2001.

1,95

Con el Slavia de Praga, Bican disputó 274 partidos y marcó… ¡534 goles! Es decir, un promedio increíble de 1,95 tantos por encuentro... Fue el máximo goleador europeo en cinco temporadas consecutivas, en las que se mantuvo en estado de gracia con, por ejemplo, 50 dianas en 1940 y 57 en 1944.

Josef Bican posing with his trophies

Lo que dijeron de Pepi

“Creo que lo más impresionante que había en él eran las cualidades de goleador de las que hizo gala fuese cual fuese el estilo de fútbol o el sistema en el que jugase. En el fútbol, lo más importante es marcar goles, y él cumplió plenamente esa tarea”. Josef Masopust, leyenda del fútbol checoslovaco

“Bican tuvo la tremenda mala suerte de que, en el apogeo de su carrera, no hubo Mundiales, en 1942 ni en 1946, por culpa de la guerra. Si por ejemplo se hubiese celebrado el de 1942, seguramente habría llegado a ser mucho más popular. Tal vez podría haber llegado a ser tan famoso como Pelé”. Radovan Jelinek, historiador del deporte

“Cuando hablo con los jóvenes periodistas, siempre dicen: ‘Señor Bican, ¡era más fácil marcar en su época!’. Entonces yo les pregunto: ‘¿Cómo? Díganme, ¿hay ocasiones actualmente?’ Ellos me responden: ‘Por supuesto, hay muchas’. Y yo les digo: ‘Eso es. Si no hubiese ocasiones hoy, sería difícil. Pero si las hay, quiere decir que marcar un gol es la misma cosa que hace cien años, y será igual dentro de cien años. Siempre será lo mismo’”. El propio Josef Bican, a la televisión checa en 1990

Explora este tema