En Vivo

Laudrup: "Uno debe adaptarse a los jugadores"

Michael Laudrup
© AFP

La elegancia con la que Michael Laudrup, a sus 50 años, camina por las instalaciones de su club recuerda a la distinción que exhibía como jugador con el Juventus, el Barcelona o el Real Madrid. El legendario mediocampista danés fue fiel al mismo sello en su reconversión a entrenador. Después de dirigir al Brondby danés, el Getafe español y el Swansea City inglés, entre otros, Laudrup acaba de ganar la Stars League qatarí (QSL) en su primera temporada en el Lekhwiya.

El inteligente jugador, que espoleó a Dinamarca hasta los cuartos de final de la Copa Mundial de la FIFA Francia 1998™, charló con www.sc.qa pocos días después de alzar el título de liga sobre la filosofía que ha implantado en su nuevo equipo. Y dejó una confesión. El hombre que jugó el clásico español en los dos bandos considera al Barcelona más favorito en la carrera por el título de Liga.

Sr. Laudrup, felicidades por el título de la Stars League de Qatar ¿Qué sintió al alzar el trofeo?
Una gran satisfacción. Tuvimos que superar muchos obstáculos y, haber ganado esta liga, con una diferencia de puntos enorme, me parece muy notable. Además, seguimos compitiendo en la Liga de Campeones asiática, donde buscamos superar la fase de grupos. El club no ha ganado nunca dos trofeos en una temporada, y podemos hacer historia si conseguimos otro título más, como la Copa de Qatar o la Copa del Emir.

¿Seguirá una temporada más en Qatar?
No es el momento de tomar esa decisión, porque todavía estamos disputando tres competiciones. Cuando termine la temporada, escucharé lo que el club haya planeado para el futuro. También escucharé a los demás clubes interesados en mí y entonces decidiré.

Echemos una mirada al pasado. ¿Cómo valora su paso por el Swansea?
Fue histórico. El club se metió entre los diez primeros de la liga y ganó un trofeo por primera vez en sus cien años de existencia. Dentro de diez años seguirán admirando el trofeo y al equipo que lo conquistó. Espero conseguir eso mismo aquí en Qatar. Un entrenador, un jugador y un club deben querer mejorar siempre y saber qué necesitan para lograrlo. También se precisan medios, claro.

¿Cree que el legado que dejó en el Swansea sigue vivo en la actualidad?
Ha cambiado un poco. Muchos de los jugadores que yo contraté ya no están y el estilo es un poco distinto. Pero el equipo ha hecho una temporada muy buena en la Premier League, y me alegro mucho. Cuando ganamos la Copa, les pedí a los jugadores que disfrutaran del momento porque nunca se sabe cuándo se repetirá: puede que dentro de un año, de cinco o de 20. Sin embargo, el trofeo es tuyo para siempre.

Antes de eso, fue entrenador del Getafe en la liga española. ¿Cómo se compara la calidad técnica de la Premier League y de la primera división de España?
La comparación no es fácil. Son dos ligas fantásticas con grandes jugadores. ¿Cómo es un equipo típico inglés? Hay muchos estilos de juego diferentes, desde el viejo patadón y a correr, hasta el juego trenzado de equipos como el Arsenal o el Manchester City. Puede que haya más diferencias dentro de la Premier League que en la liga española, porque en España todo el mundo quiere jugar con el balón en los pies.

La intensidad en la Premier League es superior que en España, pero actualmente los equipos ingleses pasan por un momento malo en Europa, donde llevan dos años consecutivos sin ningún representante en cuartos de final de la Liga de Campeones. Es una situación muy difícil de aceptar para ellos. Hace años, los ingleses dominaban la competición europea, pero ahora se preguntan qué está pasando. Es cierto que ahí están el Barcelona y el Real Madrid, pero también tenemos al Juventus, al PSG, al Mónaco, al Oporto; o sea, que equipos de ligas inferiores a la suya compiten mejor que ellos.

Como situación difícil podemos calificar, también, la definición de la liga española. Dos de sus antiguos equipos, el Barcelona y el Real Madrid, mantienen una reñida carrera por el título. ¿Cuáles su favorito?
Difícil responder. A ambos les quedan partidos muy complicados. Cuatro puntos era un buen margen, pero ahora se han reducido a dos. Además, lo que suceda en la Liga de Campeones se notará en el campeonato nacional, porque si uno de ellos queda eliminado y el otro pasa de ronda, el que se clasifique tendrá dos partidos más que disputar. Los dos quieren ganarlo todo, están muy preparados y son capaces de conseguirlo. Nos ofrecerán un espectáculo muy bonito. Como espectador, esta es la mejor parte de la temporada. Sigo creyendo que el Barcelona es el gran favorito, porque lleva ventaja. Lógicamente, lo mejor es ir por delante. Sin embargo, un mal partido y perderá el liderato.

Cuando ve los enfrentamientos entre sus dos antiguos equipos, ¿con quién va?
No, con ninguno. Me siento muy orgulloso de haber jugado con los dos. Los cinco años que pasé en Barcelona fueron los mejores de mi vida como jugador, y en Madrid me recibieron con los brazos abiertos como persona. Pero no he nacido allí, yo era extranjero. Estoy muy contento de haber jugado en esos dos grandes y fantásticos clubes.

¿Hay algún jugador allí cuyo juego le recuerde al suyo?
Hay muchos que tienen un estilo parecido. Pero me siento muy orgulloso cuando algún futbolista hace algo especial y la gente dice “se parece a Laudrup”. Han pasado 18 o 19 años desde que me fui de España, y me emociona que la gente se acuerde tanto de mí.

¿Existe una relación directa entre su filosofía como entrenador y su estilo como jugador? ¿Cómo ha adaptado su concepto del fútbol a las diferentes ligas en las que ha trabajado?
Creo que sí tienen mucho que ver. Las grandes ligas europeas se encuentran en otro nivel, pero muchos de los aspectos de mi forma de entrenar aquí son los mismos que puse en práctica en el Swansea o en el Getafe. Un entrenador tiene que adaptarse a los jugadores, a la cultura, a la calidad del club y de sus futbolistas; y, sin embargo, sea donde sea, se pueden aprender cosas básicas. En el Lekhwiya tenemos muchos jugadores de la selección nacional, jugadores que poseen una buena técnica individual. Por eso hacemos hincapié en la posición y en la posesión del balón. Y nos funciona bastante bien.

¿Ha seguido la evolución de los jugadores jóvenes de Qatar, como los que viajarán a Nueva Zelanda para la Copa Mundial Sub-20 de la FIFA?
Por supuesto. Se trata de una generación de futbolistas nueva, surgida después de que Qatar recibiera la organización del Mundial de 2022. A estos jóvenes se les ha entrenado de forma diferente. Juegan muchos partidos contra equipos de Europa y también contra buenos equipos de otros continentes. Son partidos muy útiles y necesarios si quieres competir al máximo nivel, con la vista puesta en un Mundial.

Cuando piensa en Qatar 2022, ¿se ve en el Mundial como seleccionador, de Dinamarca quizás?¿O como aficionado?
¡En 2022 estaré ya muy viejo! Seguro que veré los partidos, pero creo que como espectador. De Qatar 2022 me parece muy positivo que los aficionados no tengan que desplazarse tanto y que se puedan quedar en una misma sede.

Explora este tema

Notas recomendadas