Clubs

Lealtad y pasión pintadas de Azul

Footballers of Chile's Universidad De Chile celebrate after teammate Juan Manuel Olivera scored against Caracas
© AFP

El protagonismo de la Universidad de Chile en el fútbol de su país es indiscutible. Las estadísticas no mienten: con 16 campeonatos, es el segundo equipo más ganador por detrás de Colo Colo, con quien protagoniza el Superclásico del balompié andino, y por encima de la Universidad Católica, su rival en el Clásico Universitario.

Sin embargo, ninguna cifra alcanza para entender completamente la lealtad que su afición ha desarrollado para con el club. Un club que supo de tiempos felices y tristes, pero que siempre ha dado que hablar en sus 84 años de historia. FIFA.com la repasa a continuación.

Nacimiento del clubNo es descabellado afirmar que la semilla de la Universidad de Chile se plantó en 1902, cuando un grupo de ex estudiantes y universitarios fundaron el Internado FC. En 1927 el club quiere participar de la Liga Central, pero ésta condiciona su aceptación a que se fusionara con otras dos instituciones, Atlético Universitario y Náutico Universitario.

Así, el 27 de mayo año nació el Club Universitario de Deportes, que adoptó como uniforme la camiseta blanca y el pantalón y medias azules del Internado FC. En 1928 heredó del Náutico al chuncho como insignia. El ave, de la familia del búho, simboliza “la sabiduría, el conocimiento y la armonía entre el cuerpo y el espíritu, supremas aspiraciones del deporte bien entendido”.

En 1930 no sólo empezó a usar la casaca azul que lo acompaña hasta el presente, sino que además incorporó el apoyo de las Federaciones Deportivas de la Universidad de Chile y de la Universidad Católica. Recién en 1934, cuando los estudiantes de esta última se alejaron para formar su propio equipo, pasó a llamarse Club Deportivo de la Universidad de Chile.

Mitos y realidades de una pasiónTras militar en la Liga Amateur, el club pidió en 1936 competir en la Liga Profesional, que existía desde 1933. Como la Universidad Católica efectuó el mismo pedido y la Liga no quería dos instituciones universitarias, ambas debieron decidir su suerte ante rivales de Primera. Mientras la Católica perdió 6-2 con Colo Colo, la ‘U’ cayó 2-1 con Audax Italiano por un gol de oro, pese a lo que igual logró su plaza.

Uno de los héroes de aquel partido fue el arquero Eduardo Pulpo Simián, también pieza clave del equipo que en 1940 logró su primer título. “Este triunfo demuestra hasta dónde puede llegar el amor propio para hacer de un grano de arena un edificio”, afirmaban las crónicas de la época.

La historia de la 'U' adquirió lustre a mediados de los ‘50. De la mano de Luis Álamos, , armó un equipazo integrado mayoritariamente por talentosos canteranos como Leonel Sánchez, Carlos Campos, Luis Eyzaguirre y Braulio Musso. Entre 1959 y 1969 la ‘U’ no sólo obtuvo seis campeonatos y dos subcampeonatos, sino que practicó un fútbol excelso que le valió el apodo de Ballet Azul.

“Era un agrado verlos. La forma en la que se entendían y comprometían con el juego lo hacía verdaderamente un espectáculo artístico. Estará por siempre en la gran historia del fútbol chileno”, afirmó el prestigioso periodista deportivo Sergio Brotfeld.

Hitos de esta etapa sobran. De hecho, aquel título de 1959 lo ganó de arremetida, descontando cuatro puntos en las cuatro jornadas finales con triunfos sobre Universidad Católica (3-2) y Colo Colo (2-1), ante quien luego volvió a vencer 2-1 en un desempate. “Jamás olvidaré el gol de tiro libre que marqué desde 40 metros. Fue consagrar el comienzo de un equipo inolvidable”, recordó Sánchez.

La fama de la ‘U’ trascendió fronteras no sólo por disputar en 1960 la primera edición de la actual Copa Libertadores, sino por aportar ocho futbolistas a la selección que terminó tercera en la Copa Mundial de la FIFA Chile 1962, de la cuál Sánchez fue uno de los goleadores. Además, en 1963 superó al famoso Santos de Pelé por 4-3, tras lo cual salió de gira por Europa. Allí logró triunfos importantes, el más resonante ante al Inter de Milán de Helenio Herrera en el estadio San Siro (2-1).

El golpe militar que sacudió a Chile en 1973 provocó una crisis en el club, que en 1978 se transformó en la Corporación de Fútbol Profesional de la Universidad de Chile, una entidad privada que el 1 de septiembre de 1980 se desvinculó de la casa de estudios, conservando el nombre de “Universidad de Chile” y sus emblemas.

Más allá del subcampeonato de 1980, durante el cual se destacó Manuel Pellegrini, tocó fondo al descender en 1989. El mal momento, sin embargo, renovó la fidelidad de su gente con el club, también conocido como Bulla por lo bullangueros –animadores- que son sus seguidores.

Regresó a Primera en 1990 y en 1994, tras 25 años de espera, obtuvo su octava estrella. En ese plantel brilló Marcelo Salas, autor del gol en el clásico ante la Católica que encaminó el título. “Ese fue el más especial que marque en la ‘U’. Fue como dejar atrás el descenso y mirar hacia adelante”, recordó Salas. En los diez años posteriores cosechó otros cuatro campeonatos nacionales con muy buenas campañas, sobresaliendo la de 1999, durante la cual estuvo 33 partidos sin perder e hilvanó 13 victorias consecutivas, marcas aún no superadas.

En 2006, no obstante, sus deudas lo llevaron a la quiebra, y, como parte de la solución, en 2007 pasó a ser gerenciada por Azul Azul, una sociedad privada que todavía hoy conduce a la institución. El rearmado del equipo llevó tiempo, pero fue campeón en 2009 y en 2010 acarició la final de la Copa Libertadores, aunque por tercera vez se quedó en semifinales. Un título internacional era su gran cuenta pendiente hasta que obtuvo brillantemente la Copa Sudamericana 2011.

En la actualidadEl presente le sonríe al *Romántico Viajero *(como reza el título de su himno). Bajo la batuta del técnico argentino Jorge Sampaoli, obtuvo brillantemente el Apertura 2011 tras golear a la Universidad Católica 4-1 en la final de vuelta (0-2 a la ida). En el Clausura 2011, hilvanó el mejor arranque del profesionalismo con nueve triunfos consecutivos, coronándolo con el bicampeonato. Como si fuera poco, gracias a su triunfo de visitante sobre Flamengo (4-0) por la ida de los octavos de final de la Copa Sudamericana, estableció dos nuevas marcas para un conjunto chileno: mayor cantidad de minutos sin recibir goles en el ámbito internacional (450) y mayor goleada en Brasi. Su momento de gloria no cesó en el Apertura 2012, que obtuvo brillantemente para coronar un emotivo tricampeonato .

El estadioUniversidad de Chile juega de local en el Estadio Nacional Julio Martínez Prádanos, más conocido como Estadio Nacional. Ubicado en la zona oeste de Santiago, el recinto, que es propiedad del Gobierno chileno, fue fundado en diciembre de 1938, y resultó sede de diez partidos de la Copa Mundial de la FIFA 1962, entre ellos la final. En la actualidad tiene capacidad para 48,000 espectadores sentados.

Explora este tema

Notas recomendadas