República de Corea

Lee Chungyong: "Sentimos conexión con la afición pese a los estadios vacíos"

Ulsan Hyundai winger Lee Chungyong in action
© Others
  • Lee Chungyong regresa a su patria tras una 10 años afuera
  • Su fichaje por el Ulsan fue de los más sonados en la K-League
  • “Los coreanos nos ha ayudado contra el COVID-19”, dice

Tras más de una década lejos de su patria, el Dragón Azul ha vuelto.

Una vez concluida la aventura en el extranjero de Lee Chungyong (‘Chungyong’ en coreano quiere decir literalmente “Dragón azul”), que incluyó casi 200 partidos disputados con el Bolton Wanderers y otras estancias más breves en el Crystal Palace y el Bochum, el hábil extremo ha iniciado otra aventura totalmente diferente.

Aunque está claro que algunos de sus entornos le habrán resultado familiares en su regreso a la República de Corea, jugar con un nuevo club y en una de las primeras ligas en funcionar durante la crisis del COVID-19, en cierto modo, habrá sido como volver a pisar territorio foráneo para el jugador de 31 años.

“Es una sensación especial volver a jugar en mi propio país”, afirma Lee Chungyong a FIFA.com. “Para la *K-League* significa mucho el poder reanudarse mientras la mayoría de las demás ligas del mundo están paralizadas. La situación aquí, que hayamos vuelto a empezar, nos da un sentimiento de orgullo. Los coreanos tenemos un sentimiento de comunidad que nos ha ayudado a unirnos contra esta crisis”.

Lee hace hincapié en señalar que la combinación entre la buena disposición de la población a seguir las directrices gubernamentales y la dedicación del personal sanitario por todo el país ha ocasionado el regreso del fútbol a la nación surcoreana. “Ciertamente, somos afortunados”, subraya.

Ser una de las escasas ligas en funcionamiento conlleva suscitar una atención mundial totalmente novedosa. ¿Y cómo lo llevan él y los demás jugadores?

“Esa atención nos ayuda a concentrarnos más todavía en nuestro fútbol, tanto en los entrenamientos como en los partidos, para que podamos traer alegría a la gente jugando un fútbol de calidad. Queremos mostrar lo mejor que podemos ofrecer”, resalta.

Esa motivación fue evidente en el juego que ofreció el Ulsan en las dos últimas jornadas, con su increíble remontada a domicilio ante el Suwon Bluewings tras ir perdiendo por 2-0 como muestra más destacada.

Pero aparte de ese temprano éxito en el terreno de juego, ¿cómo está viviendo su profesión como jugador durante la crisis del COVID-19?

“Estamos utilizando botellas de agua individuales”, explica Lee. “Marcamos nuestros propios números en los tapones de las botellas, y eso se ha convertido en rutina antes de los entrenamientos y partidos. Hay menos (o ningún) contacto físico directo, incluso cuando celebramos los goles”.

“Y aunque no podemos tener a los aficionados en el estadio todavía, el sonido de los cánticos de los hinchas procedente de los altavoces ha funcionado de forma positiva. No podemos compararlo con el sonido real, pero nos ha recordado a nuestros aficionados, e incluso nos hemos sentido conectados a ellos”, observa.

“Los aficionados del extranjero tal vez no conozcan la liga ni a los jugadores tan bien como los de aquí, pero nuestro fútbol es diferente del de Europa. Puedo asegurar que los jugadores, los equipos y la liga tienen un nivel muy competitivo”.

“Cada equipo luce su propio estilo, lo cual redunda en una dinámica bastante atractiva, por lo que los recién llegados a la K-League descubrirán fácilmente la alegría del fútbol aquí. Además, los clubes de la K-League vienen rindiendo bien en la Liga de Campeones de la AFC cada temporada. Espero que los aficionados al fútbol de todo el mundo tengan la oportunidad de aficionarse a la K-League esta temporada”, concluye Lee.

Foto: cortesía del Ulsan Hyundai

Explora este tema

Notas recomendadas